0

La verdad sobre los Protectores Solares

Desde que los bebés nacieron, cada cita con el pediatra es una intervención como de policía a ladrón. Las preguntas que apunto previamente salen y siguen saliendo una tras otra (sin contar las re preguntas) y mi agenda va quedando chica para todo los apuntes que hago. Y bueno, este año, que fue la primera vez que los llevamos a la playa, el tema central fue: bloqueadores.

El año pasado ellos aún tenían 4 meses en verano, y fue por eso que decidí no llevarlos aún ni exponerlos al sol por tanto tiempo. Y bueno, se dice que en realidad no hay ningún Protector Solar recomendado para niños menores de 6 meses. Pues, la mayoría son para niños por encima de los 3 años, que generalmente son los comerciales (sin mencionar marcas pero en general son todos los que encuentras en los super mercados y no están en vitrinas especiales). Digo la mayoría porque hay por lo menos de dos a tres marcas que han creado productos para niños mayores de 6 meses.

Algunos tal vez crean que el no exponer al sol a los bebés menores de 6 meses sea una exageración, pero hay algunos motivos para esta limitación. La primera es que los bebés no deberían exponerse voluntariamente al sol. Es decir, no es que sean vampiros y si les da el sol se convierten en polvo. Pero su piel es muy sensible a las quemaduras solares y tienen más facilidad para sufrir un golpe de calor. Por eso, la mejor recomendación para niños de menos de 6 meses respecto al sol es evitarlo en la medida de lo posible.

Ahora, eso de no usar protectores solares hasta luego de los 3 años es como que WOW! Pero esta limitación se debe a que la mayoría contiene sustancias como los Parabenos que en grandes cantidades no son recomendables. Y el propio uso de los Protectores Solares implica su uso abundante para que sean efectivos.

¿Cómo elegir un buen Protector Solar?

  • Si no encuentras las especificaciones de uso en cuanto a edades, los Protectores Solares son para niños mayores de 3 años.
  • Ver que sea para mayores de 6 meses.
  • Hay que tener claro que un bebé de menos de 6 meses (cuanto más pequeño más cuidado aún) tiene riesgos importantes de que su piel se queme o sufrir una insolación si se expone de forma continuada al sol sin protección. Por ello, lo único seguro es mantenerlo bajo la sombra durante las horas en que el sol es más intenso (de 10:00 am a 2:00 pm).
  • Cuando es menor de 6 meses y es necesario por alguna urgencia o algo que no se puede evitar, que esté expuesto al sol, se debe reducir esa exposición lo máximo posible, podemos usar un Protector Solar para mayores de 6 meses, pero añadir protección física. Es decir, politos, gorro, sombrillas, etc.
  • Lo recomendable es usar el máximo, que es Factor 50.
  • Cuanto más alto es el factor de protección más tiempo protege, por lo que va a necesitar menos aplicaciones. (a la mayoría de niños les molesta mucho la colocación de protectores, entonces esto es importante para tener en cuenta).
  • Sin embargo, aún siendo de factor 50, es recomendable volver a aplicarlos a las 2 horas si sigue expuesto al sol o si se ha bañado, tras secarlo cuando sale del agua.
  • Evitar que contengan Parabenos. Estos se usan como conservantes. No tienen ninguna función de protección. Pero se conoce que su uso excesivo puede ser perjudicial. Debe cubrirse todo el cuerpo y debe aplicarse varias veces en un mismo día si se expone de forma prolongada al sol. Por eso: si no tiene Parabenos, mejor!
  • Evitar que contenga perfumes. Son innecesarios realmente. Dan buen olor, pero a costa de poder generar alergias en algunos niños, especialmente en los que tengas pieles sensibles.

Los recomendados

Como mencioné desde el principio de este post, algunas marcas ofrecen esta seguridad para poder usas protectores desde los 6 meses. Estos son los productos medicados y probados ya en muchos países. Hablamos de dos marcas: La Roche Posay e Isdin.

Anthelios de La Roche Posay:
Protección UVA/UVB muy alta.
Protección amplia, Ultra* fotoestable gracias al Mexoryl® SX y XL . El estracto de Senna Alata se añade a la acción de los filtros contra el daño celular a largo plazo.
– Fluido, textura fácil de aplicar.
– Multiresistente (agua, arena, transpiración)

Fotoprotector ISDIN:
– Textura de tacto ligero y matificante, sin brillos.
– No reseca la piel.
– Fácil extensibilidad y absorción inmediata.
– Potencia el sistema inmunitario de la piel gracias a su formulación con filtros biológicos: vitamina E y dexpantenol.
– Testeado en piel atópica.
– Muy resistente al agua y a la fricción.
– Tamaño y envase perfecto para llevar en la mochila todo el año.

Ambos productos se venden en FASA y en las cadenas de farmacia que tengan vitrinas adicionales con productos medicados.

A cuidarlos y cuidarnos nosotros mismos del sol que nadie más nos cuidará de él.

Anuncios
3

Campaña contra zancudos y mosquitos

En esta época del año se escuchan muchos casos de picaduras de zancudos y mosquitos. Incluso, ahora hay muchas personas que presentan alergias y con una sola roncha por picadura, parecen mil en todo el cuerpo. Mi bebé es así y por eso tengo extremo cuidado cuando se va a dormir. Sacudo cortinas, muevo las lámparas y paso un trapo por los closets de madera (he descubierto que esos bichejos AMAN camuflarse pro ahí). Además, pongo el Sapolio (tipo VAPE pero más suave) enchufado en su cuarto. Sino, mi bebé al día siguiente amanece con ronchas enormes que hacen que se hinche donde sea que le hayan picado esos malditos.

A raíz de esto, estuve leyendo un poco y encontré muchas recetas de repelentes caseros, tal vez para esas mamis que tienen bebitos aún menores de 6 meses a quienes aún no se les puede poner nada de nada para evitar alergias y absorción de sustancias que pueden ser dañinas para su organismo. Aquí se las muestro a ver si lo intentan:

Repelente de clavo de olor
Dicen que es el más eficaz repelente para los mosquitos. Necesitarás shampú para bebés, 1 litro de agua y 30 unidades de clavo de olor. Realiza una infusión con el clavo y el agua, cuela y vierte en el shampú hasta que se obtenga una mezcla homogénea. Aplica en toda la piel que quede expuesta a los insectos (brazos, rostro y pies).

Repelente de eucalipto
Para esta receta necesitas 250 gramos de hojas de eucalipto y 1 litro de agua. Hierve ambos ingredientes por 45 minutos para que las hojas puedan desprender toda su esencia. Cuando todavía esté caliente, vierte en zonas húmedas de la casa y, sobre todo, en los marcos de las puertas y las ventanas. Así lograrás que los mosquitos no entren.

Repelente de manzanilla
Necesitas 250 gramos de flores de manzanilla y agua (cantidad necesaria). Lava bien la manzanilla y frota en la piel. Repite cada dos horas.

Otras recetas contienen aceites esenciales, que los encuentras en cualquier farmacia holistica, o productos tipo “Just”. Para estos necesitas aceites esenciales de lavanda, almendras y citronela. Incluso, la esencia de albahaca es muy buena como repelente.

Otros tips para repeler mosquitos

  • Coloca varias hojas de menta en el patio, jardín o interior de la casa. Puedes machacarlas con unas gotas de agua para que liberen más olor.
  • Ten siempre una planta de albahaca fresca (puedes cultivarla en una maceta pequeña sin problemas) y colócala en las habitaciones para que no ingresen los mosquitos. Esta planta aromática no es del agrado de los insectos, por eso también se usa en las huertas como “cerco vivo”.
  • Coloca en un recipiente un poco de agua y algunos dientes de ajo cortados. Deja macerar unas horas y vierte en un frasco de colonia tipo spray ya sin nada dentro. Pulveriza en toda la casa, sobre todo, en cortinas y vértices de puertas y ventanas. El azufre del ajo repele los mosquitos, las moscas, las garrapatas y las pulgas.
  • Consume grandes cantidades de vitamina C por día, sobre todo, si estás al aire libre. Es soluble y no se acumula en el cuerpo, por lo que eliminarás más sudor, odiado por los mosquitos.
  • Coloca un vaso con vinagre junto a la ventana. El olor fuerte hará que ningún insecto quiera acercarse, mucho menos ingresar.
  • Come alimentos ricos en vitamina B, como las lentejas, las almendras y los champignones.
  • Utiliza ramilletes de espiga o de albahaca como “espanta mosquitos”.
  • Otros aceites interesantes como repelentes de mosquitos son ricino, romero, pino, verbena, tomillo, clavo de olor, geranio y cedro.

Espero que pongan en práctica alguno de estos tips y que se animen a probar alguna receta de repelentes caseros. Son fáciles, no son caros y creo que nada perdemos intentando.