3

Compartiendo lo bueno: Concurso Huggies

Esto de los concursos, me encanta! Además que me gusta compartir lo bueno, me parece increíble llegar a conocer tanta gente linda que comparte la misma pasión, entrega y adoración por sus hijos, que yo. Ayer lancé un concurso de Huggies, para probar los nuevos pañales NaturalCare, pensé que algunas mamis me comentarían, pero nunca pensé que en menos de un día llegaría a tener más 150 participantes que no solo seguían los pasos para poder probar estos nuevos pañales, sino que también compartían las fotos de sus príncipes y princesas y escribían cosas lindas sobre ellos y sobre ellas mismas como mamás. Qué lindo sentimiento. Podría pasarme horas leyendo y respondiendo cada comentario como les escribí ayer, pero el tiempo es tan cruel que no perdona.

Es la tercera vez que hago un concurso en mi blog, y eso que ya tengo más de un año. Pero me ha gustado tanto que voy a buscar más oportunidades como esta porque lo bueno se comparte y la mejor manera de hacerlo es así.

Pero bueno, un concurso cortito pero cargado de energía. Estoy sorteando un paquete de #NuevosHuggies con autoajuste para niños y uno para niñas. Solo se tiene que dar like a mi Fanpage y al de Huggies Perú; compartir la publicación que tengo en mi muro sobre el concurso; comentar debajo si tienes niño o niña; y etiquetar a tres o más mamis que quieran concursar.

Imprimir

Así de rápido y sencillo. El día viernes, utilizando una herramienta online para sorteos, elegiremos a las dos afortunadas ganadoras. Las primeras veces usé a mis mellis como “jurado” pero hoy sería un poco más difícil porque tengo mucho más participantes que antes. Y eso me encanta!

Prometo no perder esta linda forma de conocer gente, y compartir lo bueno. Confieso que es algo que he descubierto que me encanta hacer y creo que es una muy buena práctica.

A participar mamis y papis! Queda poco tiempo!

5

Chupete, chupetin, chupetón

Es muy frecuente el preguntarnos si es bueno o malo el chupón. Y la verdad que no hay una respuesta única porque existe muchos, pero muchos puntos de vista. Pediatras lo recomiendan y pediatras no lo recomiendan, mamás lo usan y mamás prefieren el dedo pulgar, bebes los aceptan y bebés los rechazan asqueados. Son muy variadas las opiniones acerca de este tema y es por eso que cada una tiene que hacer su propia historia y luego contar su propia idea y experiencia.

Era la tercera semana de los bebes cuando empezaba su negación a la leche y preferían dormir. Al echarlos en sus cunitas no podían hacerlo y renegaban como cascarrabias. Yo tenía en el cajón donde guardo las tetinas de los biberones, muchos chupones de todo tipo, algunos regalados y otros comprados. Pero habían unos que siempre me llamaron la atención por su forma, textura y simple diseño. La pensé mucho, incluso le consulté al pediatra si él recomendaba o tenía alguna posición en contra del chupón. Su respuesta fue clara y directa: “siempre y cuando no tengan TODO el día el chupón en la boca, está bien”. Y luego pasó a aclararme muchos mitos, verdades sobre usar chupón.

– Es falso que provoque gases: el reflejo de succión en un chupón es solo eso, un reflejo. No succionan aire, solo imitan la succión y “mastican” la silicona.
– Es falso que hace crecer dientes chuecos: si el chupón es retirado antes del año si es posible (algunos lo pasan hasta máximo dos años), no pasa nada, luego puede que sí. A esta edad el niño ya no necesita solo succionar para alimentarse y el uso del chupón va en contra del desarrollo dentario. Sin embargo, sí se asocia con tener frecuentemente la boquita entre abierta, pero lo bueno es que esto mejora cuando se retira el chupón.
– Tiene un efecto tranquilizador: en algunos momentos que el bebe llora sin razón o tiene cólicos, el hecho de succionar lo relaja y descarga tensiones. Generalmente los bebes muy pequeños no tienen aún elementos motores para descargar energías y por eso el chupón ayuda con su efecto tranquilizador. Muy buen punto para los bebitos que sufren de cólico de lactante, embarazos múltiples o post partos complicados (por la posible depresión de la mami).
– El gran amigo pulgar no se deforma: el dedito gordo es la otra opción al uso del chupón, pero esto lamentablemente es asociado a más casos de deformaciones dentarias y del propio dedito. Ahora, es un método que muchos prefieren enseñar porque el dedo no se cae durante la noche y es regulada por el mismo niño cuando quiere o no chupar, pero a la vez es difícil al momento de querer “retirar” el hábito.
– Estimula reflejo de succión: este es un buen punto para bebitos prematuros. A veces el reflejo no está muy bien establecido por el tiempo en el que llegaron al mundo y el chupón estimula este reflejo y se logra una succión ordenada y con ritmo.

Lo que es yo y mis bebes, encontramos la solución para calmarnos al momento de los caóticos llantos en coro y para relajarnos antes de dormir. Felizmente el chupón cae cuando están dormiditos y no se molestan ni despiertan para buscarlo. Usamos el Avent Soothie Pacifier, que es un chupón enteramente de silicona, por eso es más fácil de lavar y esterilizar siempre, se dobla y se acomoda en cualquier guarda chupón, tiene un huequito para que cuando estén más grandes puedan meter su dedito y pensar que se chupan el dedo y no el chupón. Además, tiene dos huequitos para colgar ya sea un prende chupón o una simple pita. Muy sencillo.

Por eso, tengo dos chupones para ustedes! Tal vez les sea de ayuda como lo fue para mí! Lo único malo es que aún no los he encontrado aquí en Lima, me los trajo mi hermana cuando viajó y encargué algunos más para tener de repuesto.

El concurso

Sólo tienen que darle like al Fanpage de Mama de doble yema en facebook, comentar la entrada diciendo si están a favor o en contra del chupón, etiquetar a dos nuevas mamis y compartir este post en sus cuentas!

El día de mañana será el anuncio de la ganadora!

avent-chupones-soothie-bebes-de-0-3-meses-y-mas-de-3-meses-2097-MLV3831911649_022013-F

+++

El uso del chupón, depende de una misma. Si piensan que le hará daño a sus bebes son libres de no ver si quiera el chupón, y si quieren intentarlo le darían también a su bebe el poder de decisión. Tal vez ellos mismos lo escupen cada vez que intentas darle a probar. Todo depende!