0

El mes de los milagros

Una vez más quiero hablarte a ti, futura mamá.

Quisiera decirte tantas cosas que tal vez te cuesten escuchar al principio pero te prometo que al final entenderás.

Imagen relacionada

Hoy en la mañana me desperté pensando en ti. Me lavé la cara y pensé en lo que debes estar sintiendo ahora mismo. Esas ganas infinitas de ver las dos rayitas en la prueba instantánea, ese deseo profundo de ver un número mayor a 5 en la hoja de resultados del examen de sangre que te hiciste ayer por la tarde. Pensé en abrazarte y decirte que lo vuelvas a intentar sin perder la fe. Pero entiendo tus ganas de no escucharlo justo ahora.

Sé que las caídas duelen, pero también sé que el corazón de una futura madre lo puede todo. Ese amor infinito por alguien que aún ni siquiera es real, lo puede todo. Y es realmente increíble cómo ese mismo amor y deseo, cuando se plasman en la realidad, parece ser “fuera de este mundo”. Es ese poder el que te anima a levantarte una vez más y seguir caminando. Intentándolo una y otra vez, aunque duela el alma.

Y ¿sabes qué es lo “lindo” dentro de esto que parece una maldita pesadilla sin fin? Que cuando se cumpla tu deseo, sea como sea, será el más lindo y mágico del mundo. De tu mundo. Ese mundo que construiste muchísimo tiempo antes de que esa personita llegara a tu vida.

Hoy pedí por ti, porque no se te acaben las fuerzas y por fin se sequen tus lágrimas. Pedí porque volvieras pronto a sonreír y decir “ya pasó”. Pedí para que el mundo gire un poco más rápido por unas horas y se te haga más fácil pasar la página. Pedí porque vuelvas a ser la misma luchadora del mes pasado. Pedí porque no exista más deseo en tu corazón que intentarlo una vez más teniendo en cuenta que esto puede volver a pasar, pero sin perder las esperanzas.

Pensé en todas esas mamás que no tienen más espacio para otro deseo que ser madres. En la constante lucha con el tiempo que las acecha sin saber que todo está en su mente. Pensé en lo fácil que sería si todas por fin se dieran cuenta que solo basta con querer serlo con el corazón. La forma y el método dejémoslo al viento, es él quien se encargará de mostrarnos el camino después. Aquí solo hay espacio para deseos profundos, esos que se sienten más cerca si se piden con los ojos cerrados.

Hoy pensé en ti, y te mandé las mejores y más potentes vibraciones que existen en mi mundo. Pensé en decirte que no eres la única que pasa por esta pena, que hay muchas como tú pero que la buena noticia es que esa pena luego se ve recompensada por una alegría mayor. Nadie espera en vano, y nadie carga una cruz que no puede soportar.

Una madre es madre desde el corazón. Una madre  es madre sea como sea el medio y la forma. Solo se trata de no perder la fe y seguir buscando entre sueños y realidades lo que puede ser un castillo perfecto. Obvio que, teniendo muy en cuenta que pueden haber días grises pero siempre comprendiendo que estos días grises existen solo para conocer todos los colores que puede tener un arco iris.

Esta angustia pasará, y sabes por qué? Porque este es el mes de los milagros. Repítelo una y otra vez, es el mes en donde los milagros son el titular de tus días. Es tu mes, el mes en donde por fin lo que tanto sueñas, se cumplirá. No bajes los brazos, no pierdas la fe y sácale bandera blanca a los sueños sin cumplir. Este es el mes de los milagros.

Resultado de imagen para el mes de los milagros

Anuncios
3

Etapas de crecimiento: los terroristas 3

Cuando algunas mamis me preguntan si a los 3 años la cosa se hace “menos difícil”, no sé muy bien cómo enfocar mi respuesta. No es que quiera desanimarlas y decirles que todo se complica, pero sí les quiero ser sincera con todo el corazón. “La cosa no se hace más ni menos difícil, es que cada etapa tiene sus cositas”. Esa es la verdad.

Si bien los primeros meses de vida, el asunto está en agarrar el truco con los horarios y vivir en paralelo tu vida, los días parecen no ser muy diferentes entre ellos: leche, caca, pañales, y siestas. Uno que otro llanto por ahí pero así se pasan por lo menos los primeros 4 meses. Luego, la introducción de la comida. Después llega la etapa del gateo y de la sentadera como porfiados que se caen hacia los lados, luego entramos a los básicos 1, en donde la mayoría se suelta a caminar, hace sus primeros berrinches, y aprende sus primeras palabras pero agárrate con lo de la caminadera porque simplemente se creen chaskis y van por el mundo sin medir los peligros. Pasamos por los terribles 2, que ahora entiendo que se les dice “terribles” porque el niño se cree adulto y empieza a refutar, cuestionar, renegar y trata de hacer valer sus opiniones y gustos a como dé lugar. Está aprendiendo el límite de sus acciones y se sabe YA una personita individual con TODAS las letras. Y ahora en mi caso estamos en los “terroristas 3”, que les digo terroristas porque realmente lo son.

En mi mundo mellicero estamos por esa parte de la vida de los niños en la que solo quieren jugar y hacer lo que se les venga en gana. Aquí ponen a prueba los límites de la paciencia humana para no sucumbir ante ellos y sus “ordenes” de enanos de la vida. Nunca pensé que el mundo se podía acabar a un ser humano simplemente porque le di su comida en el plato de Peppa cuando ellos querían el de Paw Patrol. O nunca imaginé que podía arruinarle el día entero si es que el huevo revuelto salía un poco más amarillo que de costumbre. Historias realmente de terror cobran vida en los terroristas 3.

Pero también es una etapa muy rica. Ellos están aprendiendo todo sobre el mundo y la gente que lo rodea. Se empiezan a cuestionar cosas más profundas y parecen tener hambre de saber. Aquí los papás tenemos todo un reto porque es ahora donde se empieza a formar sólidamente su personalidad. Ellos ya saben que son seres humanos independientes de sus padres, pero es por eso que tenemos que tener más control aún, sobre todo si se trata de algún tipo de peligro que los aceche.

Sin ir muy lejos, ahora ellos saben que pueden correr a la velocidad que ellos mismos se propongan, y sus habilidades motoras lo permitan, meterse por rincones que tal vez imaginen como pasillos secretos, pueden crear y dejar volar su imaginación sin límites. Así como también, conocen la fuerza que tienen y es ahora que nos toca enseñarles cosas tan simples y básicas como: no tirar las cosas, no pegar por ningún motivo, no empujar, no jalar. Y en mi caso, como tengo dos, es una escuelita 24 horas. Entre los dos, se pelean y se aman al segundo entonces hay que tener mucho, pero MUCHISIMO ojo con eso. Sino, nos pasa lo que nos pasó ayer y casi muero de un infarto a las 9 pm.

Antes de dormir, se les ocurrió la brillante idea de curar “al trencito”, y mi china últimamente, ahí flacucha como se le ve, está agarrando una fuerza que nadie entiende, le pidió a su hermano jugar al tren y dar vueltas al rededor de la mesa. Al principio todo bien, pero bastó con que él mirara a otro lado para que ella tratara de enderezar al tren del cuello de su pijama y él, a pesar que estaba riéndose, se tambaleó, y como por azares del destino, se cruzó el perro y Marcel se tropezó cayendo justo de cara a la pata de la silla de madera. Se agarró la carita con un grito y enseguida vino el llanto desconsolado. Corrí como un cuete y lo cargué para examinarle la cara, no dejaba de llorar y juro que vi el preciso instante que una parte de su cachetito (felizmente debajo del ojo y no en él) se fue poniendo moradito y se hinchó un poco. Vi la evolución y yo solo quería salir corriendo a la clínica.

Felizmente papá Lalo estaba, y me pidió al toque que sacara hielo de la heladera y esperamos primero a que se calme un poco, y con algunos jueguitos hicimos que se ponga el hielo por algunos segundos, para descansar un tiempo y otra vez poner el hielo. Es bueno siempre tener una bolsa de gel de agua para cualquier emergencia. Las venden en farmacias.

Luego le puse “hirudoid”, un clásico en cremas que es necesario tener en el botiquín de la casa. Creo que es una crema milagrosa porque lo que tenía moradito mi chino, que pintaba para ponerse verde al día siguiente, realmente no escaló tanto y aunque aún sigue un poco hinchado y de color más oscurito que su piel, no es nada enorme ni que se note a distancia. Gracias a Dios las medidas que tomamos fueron las correctas. Pero es así como pasan los accidentes, por eso tenemos que ponerle 100 ojos a los peques a TODA edad.

En conclusión, cada edad es un mundo de retos, historias y aprendizajes que nos hacen entender un poco más cómo es la vida. Nosotros también pasamos por cada una de esas etapas, nuestras mamás podrán dar fe de ello. Entonces, a lo hecho pecho, apechuguemos y sigamos adelante que salimos de los terroristas 3 y qué viene después… ¿tal vez los terremotos 4? No lo sabemos, pero vamos por más, así es más divertido ¿no?

0

Estimulación sensorial

Regresar a mi antigua modalidad de “Mamá de oficina” me tiene un poco loca. Sí, un poco más de lo que ya estoy. Esto de estar presente sin estarlo físicamente es un don de mamá, sin duda, pero cansa. Y es un cansancio físico y mental porque el cerebro no para ni de noche. Al menos yo antes de dormir hago un listado en mi cabeza de lo que tengo que hacer al día siguiente y cómo me ordenaré para salir en punto de San Isidro y llegar para la hora de comer y estar por fin al lado de mis dos motores.

Digo que me tienen medio loca porque pienso en ellos todo el día y en qué estarán haciendo sobre todo ahora que están de vacaciones. Me parte el alma no estar con ellos haciendo mil cosas divertidas juntos, pero el fin de semana nos desquitamos. Además, es por eso que también salgo casi disparada para no agarrar el tráfico horrendo que ataca a las 5:46, si sales con un minuto de diferencia fuiste, así de simple. Llego a darles de comer, contar cuentos mientras comen, bañarlos, y como mañana no hay nido, a jugar. Es lo mínimo que puedo hacer. Mi corazón los extraña a cada minuto.

Entonces como los fines de semana son especiales, y ahora aún más, buscamos planes lindos y divertidos para hacer los 4. Por ejemplo, el sábado pasado estuvimos en un taller sensorial que organiza “Five Senses Store” en diferentes nidos de distintos distritos. Hoy en día veo muchos casos de niños con disfunción sensorial, tengo uno de ellos y un día cotidiano puede resultar una montaña rusa de emociones. Pero cuánto se aprende… se aprende muchísimo y con amor.

Bueno, este tipo de talleres, y productos sensoriales buscan estimular los sentidos integrándolos de una manera libre, espontánea y super divertida. Se sabe que si se desarrolla el área sensorial en los peques, los otros aprendizajes vienen por sí solos.

Además, es lindo que mamá y papá generen ese vínculo al pasarla bien con sus peques (pero como un peque más) ensuciándose las manos y la cara, un poco tal vez la ropa, y verlo como algo divertido y cero problema. La ropa se lava, y las manos también.

Ese día hicimos dos trabajos: un acuario y pinturas con hielo de colores.

Te dejo los datos para que intentes hacerlo en casa:

Acuario en una botella:

  • Botellón con tapa
  • Piedritas de colores
  • Lentejuelas de colores
  • Escarcha
  • Alguitas marinas
  • Animalitos del mar
  • Glicerina
  • Agua

La idea es que el niño deposite cada implemento con sus propias manitos y los papás ayuden con el agua y la glicerina para que espese un poco el agüita y el peque se divierta moviendo la botella y viendo todo girar.

Pintura helada:

  • Hielo con colorante
  • Cartulina
  • Crema de afeitar

Los niños eligen el color que quieran de hielo y empiezan a decorar su cartulina para luego usar sus manitos para poner encima crema de afeitar y jugar a mezclar las texturas. ¡Eso es estimulación divertida!

Así nos divertimos el fin de semana que pasó y este tipo de cosas podemos hacerlas también en casa. Y ahora, falta poco para el fin de semana y nuevos planes nos esperan.

5

Disfraces novedosos para mellizos

Entramos a octubre y eso quiere decir que es momento de pensar en disfraces para celebrar Halloween! En lo personal, me encanta pensar en miles de opciones pero al final son tan lindas todas que no puedo decidir por una tan fácilmente.

¿Se han puesto a pensar en las opciones para mellizos? Pueden ser disfraces unisex, para hombres, mujeres y para parejas. Les paso algunas ideas para ver qué opinan. Si tienen más, sería ideal ir completando esta recopilación de ideas.

Comenzando por los disfraces para los peques recontra peques (recién nacidos). Aquí es indispensable pensar en la comodidad de los niños. Tiene que ser un traje que sea de un material de algodón, sin cierres ni botones incómodos, que sea fácil de poner y sacar y, dependiendo del clima, que abrigue a los peques. Hay de todo nivel de “dificultad”. Lo mejor es no complicarnos la vida en ello.

  • Sal y pimienta (uno con ropa blanca y otro con ropa negra, una etiqueta y ya está):

Resultado de imagen para BEBES disfraces SALT PEPPER

  • Ketchup y mostaza (lo mismo con otros colores):

Resultado de imagen para BEBES disfraces SALT PEPPER

  • Sushi babies:

Resultado de imagen para BEBES disfraces SALT PEPPER

  • Bebés rockeros:

Resultado de imagen para BEBES disfraces rockeros

  • Copy Paste

Imagen relacionada

Además tenemos a las parejas famosas del mundo mágico de los dibujos, las películas clásicas, parejas de famosos, y hasta incluso personajes de la mundo de la música. Aquí podemos jugar desde los más famosos, hasta algunos inéditos.

  • Mickey y Minnie
  • Jack y Rose (Titanic)
  • Thing1, Thing2
  • Vilma y Pedro
  • Leia y Chewbacca
  • Jack y Sally
  • Chucky y la novia de Chucky (qué miedo)
  • La chili y el chavito
  • Olivia Newton John y John Travolta (Grease)
  • Campanita y Peter Pan
  • Popeye y Oliva

Resultado de imagen para BEBES disfraces mellizos

Resultado de imagen para john travolta y olivia disfraces bebes

Buscando ideas esta me encantó para mellizos hombres o gemelitos: Clark Kent y Super Man: Bellos!
halloween-twins-costumes-4

Otra buena idea, novedosa, es vestirlos de cartero y paquete o encomienda. Me parece tan tierna y creativa esta idea. Solo habría que ver cual de los dos quiere ser el paquete.

halloween-twins-costumes-18

Algún día prometo que convenceré a Marcel para ponerse un disfraz un poco extraño pero en conjunto se ve realmente bello: una abejita y su panal.

Resultado de imagen para BEBES disfraces mellizos

Uno que me encantó, y hasta puede ser para una pareja de adultos, es el disfraz de la galletita y la leche. Lindo!

Resultado de imagen para BEBES disfraces mellizos

Y la imaginación de mamá es tan grande que seguro puede inventarse y crear muchos disfraces lindos, creativos, tiernos y super fáciles de conseguir. Incluso puede jugar con parejas interesantes, no famosas como:

  • El enfermo y la enfermera
  • La momia y la egipcia
  • La princesa y el sapo
  • La pastorcita y la ovejita
  • La profesora y el alumno
  • La monja y el cura
  • La pareja de viejitos
  • El policía y la presa

Uy, hay miles de ideas, pero lo más lindo de todo es que si le ponemos punche, corazón, y tiempo, podemos inventar cosas lindas para nuestros peques. Claro que ellos mismos deben ayudarnos, porque sino, no se puede.

¿Ya tienes disfraz para tus peques?

0

Recordando

Esta es una semana de inicios, celebraciones, recuerdos y cambios. Ayer empecé una nueva etapa en mi vida, profesional y personal. Profesional porque es momento de seguir trabajando para mis hijos, y personal porque toca enfrentar miedos, luchas internas y fantasmas perseguidores que muchas veces me roban el sueño. Alejarme de mis mellis no es nada fácil, aunque creo que yo sufro más que ellos porque se quedan felices llenos de amor de abuela. Es duro, pero toca vivirlo.

Mañana se cumplen 9 años que mi papá partió, y me sigue pareciendo increíble. A veces pienso que se fue de viaje, o que está escondido porque tiene una misión ultra secreta. Son cosas que a veces deambulan por mi cabeza y a pesar que en el fondo SÉ la verdad, me cuesta asimilarlo aún. Parece que solo hubieran pasado algunos meses, cuando han pasado ya años.

Quiero compartir hoy un post que escribí en mi “otro blog” cuando decidí empezar la aventura de recordar a mi papá para que nadie lo olvide. Porque como muchos dicen: las personas mueren, cuando las dejan de recordar. Y eso jamás pasará con él.

Hoy lo leo de nuevo y me doy una palmada en la espalda porque hemos crecido. Hemos avanzado y tal cual lo digo: salimos adelante. De alguna manera, hoy sabemos cómo vivir con ese vacío que dejó al irse. Confieso que aún duele un poco leerlo y recordar, pero sin duda, es lindo saber que existe y siempre existió un héroe al que a mí me gustaba decirle papá.

Para empezar…

Hablar de mi papá podría tomarme varias horas y no terminar de contar ni la cuarta parte de su vida.
Pensé que sería fácil resumir todo lo que él es, fue y seguirá significando en la vida de todos y cada uno de los que tuvimos algún tipo de contacto con él, pero me equivoqué. Resumir la vida del mejor hombre que conocí en la vida es muy difícil.
Cómo puedo empezar a hablar de mi papá? Sería bueno comenzar diciendo que es un súper papá, y digo súper porque siempre era el que todo lo podía y el que todo lo sabía. Y pobre de aquel que fuera en contra de lo que pensaba. Las vería verdes con todas las cosas que trataría de decir para que le den la razón.
Imaginarnos como estará él ahora, es sencillo, tranquilo sin la bulla de las calles, los ruidos de los carros, el tráfico, las preocupaciones por los resfríos de sus hijos y nietos, sin cada 13 de septiembres (día de su cumpleaños) que implicaba que gastemos en regalos, como odiaba que gastáramos en él, prefería mil veces que nos compremos cosas nosotros antes que comprarle cosas a él. Nunca olvidaremos las exhibiciones de camisas, zapatos, perfumes y casacas que nos hacía antes de cada cumpleaños, navidad y día del padre, solo para mostrarnos que tenía bastante ropa y no necesitaba nada más.
Pensar y acordarnos de eso es muy fácil, pero es más que difícil imaginarnos la vida sin él. Sin ese papá que todo podía, sin ese súper papá que sacaba fuerzas de donde nadie entiende para ayudar a todo el que podía. Ese papá que podía aparecer debajo de las piedras si es que lo necesitábamos. Ese papá que llamaba si era posible 40 veces al día a ver si estábamos bien. Ese papá que corregía de forma sutil y siempre con justicia. Ese papá gracioso, risueño y a veces renegón que aconsejaba sin cansarse. Cada conversación con él, era una moraleja. Qué difícil será todo sin él. Sin esa piedra angular que formó una familia bella, unida y fuerte. Sin esa protección sobrenatural, sin ese modelo a seguir. Sin la razón para que mi mamá sonría y tenga ganas de levantarse cada día. No es fácil, pero él desde arriba sabe que podremos salir adelante, guiados por una gran mujer: mi mamá, quien con la ayuda de todos sus hijos y nietos se repondrá y verá la vida de una forma distinta, y vivirá día a día con un recuerdo que la mantendrá con vida. Mi papá.
No será fácil, pero saldremos adelante.
No será fácil, pero recordaremos todos los momentos agradables y que nos marcaron de por vida.
Pensaremos y mantendremos vivos los sábados. Los sábados familiares donde todos, hasta Bruno, mi perro, se sentaban a la mesa a comer. El único día realmente en familia, en donde no faltan las risas, las peleas tontas y las anécdotas de mi papá, que aunque a veces repetidas a todos capturaban. Seguirá siendo todo igual papi, siempre nos reuniremos los sábados y dejaremos una silla para ti, para que nos escuches desde donde estés. Siempre será así.
No será nada fácil irnos a trabajar sin escuchar sus consejos. Creo que no nos olvidaremos nunca de ellos. Son útiles, y aunque a veces podía parecer que creíamos que no lo eran, lo son y ahora todos nos damos cuenta de eso.
Cómo olvidar lo que todos los días nos decía antes de salir de la casa por las mañana, frases famosas como: cuidado con el tráfico, si vez un carro más grande siempre ponte detrás de él, cuidado con los borrachos que vienen embalados así sean las 7 de la mañana, si es que te quieren robar bájate y vete corriendo no importa que se lleven el carro… tiene seguro… y podría hacer un libro de recomendaciones para manejar si sigo contando.
No será fácil no escuchar más el sonido de las fichas del rummy cuando en la sala de mi casa se juntaba todos los fines de semana con mi mamá y mis tíos a jugar con apuestas. Aunque últimamente ya eran cartas, “el rummy pasó de moda” me decía.
Cómo olvidar tus historias. Siempre a todos encantabas cuando contabas de tus viajes, de tus vuelos, de tus travesuras de chico y de grande… de tus logros, de tus penas y alegrías. De tus sueños…
Nada será fácil, pero con todos estos recuerdos y más podremos vivir contigo presente, día a día, hasta que algún día todos nos volvamos a encontrar… Y seremos felices nuevamente.
Podemos tener mil dudas en la cabeza, miles de preguntas tal vez, pero estamos viviendo como él lo hubiera querido, respetando su deseo. Esa pasión por volar nadie se la podía quitar, ni mi mamá quien tantas veces insistió en que dejara de hacerlo. Pero él, fiel a su convicción nunca dejaba de volar, era su escape de todo, su forma de liberarse, de desconectarse del mundo, de sentirse vivo.
Papi sé que debes estar un poco preocupado por nosotros, frustrado de vernos tristes si tu estás contento, dolido porque día a día lamentamos tu partida tan repentina. Lamentablemente no puedo prometerte no estar triste, pero puedo prometerte otras cosas:
Te prometo que saldré adelante a pesar de todo lo malo.
Te prometo aplicar todos los valores que me enseñaste durante 24 años.
Te prometo no dejar nunca a mi mami y en todo momento estar ahí para ella igual que mis hermanos.
Te prometo siempre ser responsable, decir la verdad por sobre todas las cosas y ser honesta con los demás y conmigo misma.
Te prometo que siempre mantendré tu tarro lleno de gomitas y caramelos.
Te prometo que serás mi héroe.
Te prometo que seré como tú y volaré siempre alto…
0

Día mundial del Alzheimer (21 de Septiembre)

¿Sabías que hoy es el día mundial del alzheimer? Nadie está libre de esta enfermedad, y creo que es básico estar informados de los síntomas, daños que causa, tratamientos para mejorar calidad de vida y además, prevención de este mal.

Resultado de imagen para día mundial del alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad progresiva que afecta a la memoria y otras importantes funciones mentales. Las conexiones de las células cerebrales y las propias células se degeneran y mueren, lo que finalmente termina con la memoria y otras funciones mentales importantes. Los síntomas principales son la pérdida de la memoria y la confusión. No hay cura, pero los medicamentos y las estrategias de control pueden mejorar los síntomas temporalmente.

A pesar que sea una enfermedad que, en la mayoría de casos, ataca a los adultos mayores de 60 años, es importante tener en cuenta los 10 signos de alarma que la Alzheimer’s Association ha definido recientemente:

  1. Cambios de memoria que afectan la vida cotidiana: olvidar información recién aprendida, depender de ayudas para hacer cosas que antes hacía solo.
  2. Dificultad para planificar y resolver problemas.
  3. Dificultad para desempeñar tareas habituales en la casa, en el trabajo o en los tiempos libres.
  4. Desorientación en tiempo y lugar.
  5. Dificultad para comprender imágenes visuales o relacionar objetos en el entorno.
  6. Problemas nuevos en el lenguaje oral y escrito.
  7. Colocar objetos fuera de su lugar habitual y ser incapaces de recuperarlos.
  8. Disminución o falta de juicio para tomar decisiones.
  9. Pérdida de iniciativa a la hora de trabajar o en actividades sociales.
  10. Cambios de humor o cambios en la personalidad.

Resultado de imagen para 10 señales del alzheimer

Realmente que si vemos estos 10 signos todos podemos asustarnos, porque al menos yo, creo que tengo más de uno. Pero como aún no tengo la edad para padecer este mal, puedo hacer cosas para prevenirlo. Aquí algunos detalles:

  1. Cuidar el corazón: las enfermedades cardiovasculares son factores de riesgo. Por eso es recomendable caminar, consumir alimentos altos en omega3 y tener una dieta balanceada.
  2. Eliminar el tabaco: eso sí, cero cigarro si quieres prevenir la demencia. Las personas que fuman tiene un 45% más alto de probabilidades de sufrirlo.
  3. Hacer ejercicio físico: mentenerte activo ayuda mucho. No solo estéticamente sino que aquí entra el famoso dicho “mente sana, en cuerpo sano”.
  4. Hacer ejercicio cerebral: leer, aprender idiomas, calcular números, jugar memoria, hacer crucigramas o sudokus. Todo ayuda
  5. Socializar: si no eres una persona extrovertida no hay problema. Visita amigos, familiares y participa de reuniones en grupo de vez en cuando para compartir con ellos. Conversar con otras personas activa y alerta el cerebro.
  6. Proteger tu cabeza: usa cascos si es que hacer algún deporte, o evita las caídas y golpes de cabeza.
  7. Alimentarse bien: introduce a tu dieta alimentos como manzanas, zanahorias, legumbres, fresas, uvas, tomates, pescado, entre otros.

Este año, la frase de la campaña del día mundial del Alzheimer es muy profunda. Es corta, sencilla, pero con mucho significado. Ponla en tu muro de Facebook para que muchos se identifiquen, tomen conciencia y si tienen algún familiar con este mal, lo ayuden. Y es que #SigoSiendoYo es tan profundo que se entiende con solo leerlo. Las personas que tienen este mal, están ahí, en algún lugar de ese mar de pensamientos, están. Esperando que sus seres queridos los ayuden de vez en cuando a recordar cosas lindas que vivieron en algún momento de su vida.

#SigoSiendoYo la misma que sonríe cuando le dicen algo lindo.

3

Con el corazón arrugadito

Hace unas semanas escribí sobre lo feliz que me hacía estar con mis hijos las 24 horas. Era un trabajo incluso más arduo y difícil que el de oficina, pero era gratificante al 100%. No había noche que agradeciera por ese día dedicado íntegramente a ellos. Estoy segura que estos meses hemos crecido los tres: ellos como seres humanos individuales, y yo como mamá.

Aún recuerdo el día que regresé a trabajar cuando solo tenían 7 meses. Una suerte también considerando que muchas mamás deben retomar sus labores a los 3 meses de post natal, o a veces antes. Pero sufrí mucho. Tal vez un poco más que ellos, pero recuerdo el dolor profundo en el corazón al cerrar la puerta sin poder volver sobre mis pasos porque, si regresaba nunca más volvía a salir y había un horario que cumplir. Los meses pasaron, y los tres nos fuimos adecuando a la rutina de “mamá de oficina”, y esperábamos el final del día para gritar: holaaaaaaa! y abrazarnos, jugar, comer, bañarnos y dormir juntos. Una rutina que agota también, pero como siempre digo, las mamás tenemos ese SUPER PODER que nunca se gasta.

Luego me tocó el proceso de “cese laboral” en mi trabajo. Ellos con casi 3 años hacían fiesta cada vez que al despertar se daban cuenta que la mamá sería quien los cambiaría y dejaría en la puerta del nido. Y lo mejor venía a la hora de salida: mamá también en la puerta esperándolos arrodillada en el piso para recibir sus abrazos llenos de felicidad. En la tarde era una fiesta: en casa o en el parque hacíamos de cada día, uno especial. Aprendí a dejar las preocupaciones en la mesa de noche (para retomarlas antes de dormir), pues las cuentas no perdonan y los años tampoco. Se viene el colegio y entonces el sueldo a fin de mes, se extraña. A pesar de intentarlo, no podemos solo con un esfuerzo (papá), es necesario que mamá también lo haga. Por eso que en estos meses no paré de buscar, hasta que la semana pasada me dieron la noticia: empiezas en una semana, felicidades.

En principio solo quería llorar de emoción, por fin estaría tranquila con las cuentas y mis hijos tendrían todo lo que necesitaban. Pero el dolor vino después. Esos días ENTEROS al lado de mis mejores maestros se estaban acabando. El talonario de días felices tenía las hojas contadas y recién caía en cuenta. Lloré, y sigo llorando hasta ahora porque no entiendo los giros de la vida. Giros, porque son vueltas por las que siempre debemos pasar, es así porque simplemente es así.

De hecho, estoy mega agradecida por cada cosa que me pasa. Sea triste o feliz, le doy gracias y entiendo una vez más ese dicho de “Dios aprieta pero no ahorca” y si me apretaba al lado de mis hijos, qué mejor situación! Pude verlos reír, en actuaciones libres de permisos, cuidar un resfrío o un simple dolor de garganta, calmar varios llantos, aguantar berrinches “graciosos”, correr felices, abrigarlos, secar sus lágrimas, hacer galletas, pasear horas, ir a lugares divertidos, dejarlos y recogerlos del nido (eso es un lujo de verdad), acompañarlos, hacerlos dormir, velar sus sueños de tarde, besarlos al despertar con ellos diciéndome “hola mamá”, verlos jugar, ordenar sus cuartos, secarles el sudor, curarles una herida, ayudarlos a levantarse luego de sus caídas de scooter, ver televisión acurrucados y abrigaditos, prepararles su leche de la tarde, comprarles antojitos en la tienda, llevar a mi chino a sus clases, pude gozarlos sin parar. Pude conciliar peleas de hermanos, me volví loca y perdí algunos pelos de vez en cuando, pero siempre feliz de estar con ellos día a día.

La imagen puede contener: una persona, bebé y primer plano

Volveremos a los mensajes por wapp con fotitos sinfin durante un largo día de trabajo fuera de casa, a las llamadas por teléfono para preguntar si ya comieron, si hicieron caca (color, consistencia, frecuencia y demás), si hicieron pataleta, si preguntaron por mí, si están felices, o si están de mal humor, si durmieron la siesta, si tomaron su leche… para simplemente escuchar que están bien y que el mundo sigue de pie conmigo lejos de ellos.

Cómo cuesta, cómo duele. Lo pienso y no me la creo aún, han sido los mejores meses de mi vida pero ahora me toca seguir adelante, por ellos y para ellos. Tal vez puedan sentirse un poquito tristes (nunca tanto como yo), pero estoy segura que algún día entenderán que todo es por ellos. Para darles todo lo que merecen y si puedo un poquito más.

Hoy, con mis hijos más grandes, sigo sintiendo ese vacío, mezclado con temor, tristeza y molestia que sentí cuando regresé a trabajar cuando solo tenían 7 meses.

La imagen puede contener: una persona, sonriendo, primer plano y exterior

La imagen puede contener: una persona, sonriendo, árbol, exterior y primer plano

Los amo… y gracias a la vida por tremenda bendición. No me quejo, es solo un reniego chiquito en una cuesta hacia arriba.