0

Virus de invierno

La semana pasada no pudimos escribir y me sentí vacía. Soy de esas personas que tiene “sus días y horarios” para todo: día de posteo, día de sorteos, día de memes, día de películas, y ni qué decir con los horarios fijos de los chicos (hora de comer, de dormir, de lavarse las manos y los dientes, y mucho más). Con eso no digo que soy una persona cuadriculada ni parametrada, porque si algún día eso varía, sé que el mundo no se acaba, solo siento que no cumplí con mi rutina para ser un poco más feliz (o menos loca si lo quieren ver así).

Pero las razones por las que no pude postear nada fueron duras. Estuvimos con un fuerte virus en casa que aún deja sentir algunos rezagos en lo que sucumbimos ante él. Puede que el clima no esté ayudando a que pasemos un invierno feliz y libre de contagios, y es que uno nunca sabe cuándo saldrá sol y cuándo de pronto empiece a llover. Vivimos en un tiempo y espacio que solo se entiende con los locos y los precavidos que llevan ropa para todo (delgada, gruesa, mudas extras, etc). Y aunque se recomiende vestir en capas para ir des-abrigando o abrigando de cuando en cuando, eso enferma por los cambios bruscos de temperatura corporal.

Resultado de imagen para remedios caseros para bajar la fiebre

Esta vez, el que cayó primero fue Marcel, mi chino con fiebre rebelde. Siempre que le da fiebre es elevada y difícil de bajar. Yo me pongo muy nerviosa cuando de fiebre se trata y aunque me lo han dicho de mil maneras, no entiendo que la fiebre es un buen indicador de que el cuerpo está combatiendo un mal. Para mí, es fiebre y punto.

Muchas veces, incluso muchos doctores me han dicho que cuando hay fiebre solo se debe controlar pero sin perder la calma. Les he preguntado hasta por la famosa meningitis y me responden sabiamente que “la fiebre no DA meningitis, sino la fiebre es uno de los síntomas que da la meningitis”. Entonces no porque el niño tenga fiebrones de 39.5 quiera decir que se vaya a dar esa enfermedad tan temida. ¿Debí quedarme tranquila? Sí, es correcto, pero mi loca y cansada cabeza nunca descansa. Entonces, era motivo de preocuparse que con antalgina la fiebre no le bajara en 2 o 3 horas.

Utilicé mucho lo medios físicos y naturales para tratar de bajar la fiebre, pero se nos hacía difícil. Marcel temblaba de frío antes de que le fuera a subir la fiebre, lloraba cuando lo metíamos al agus y yo sufría de solo verlo. Lo abrazaba fuere pidiéndole que esté tranquilo para que todo pasara, le pedía a Dios que me dieran a mí esos horribles escalofríos pero que lo liberaran a él. Mientras pedía también que no vaya a caer mi china. Y a pesar que les parezca tonto tengo FE en que en algunos resfrios, gripes o virus, no se llegarán a contagiar los dos. ¿Ilusa? No, positiva y mamá que sufre doble cada vez que un virus toca la puerta.

Yo no soy muy fan de las medicinas, pero como mi trauma es la fiebre, aplico Panadol, Doloral e incluso Antalgina si la fiebre no baja y sigue subiendo. Lo que sí hago, es que cada vez que les doy uno de esos remedios trato que sean cada 6 horas y si durante ese tiempo siguen con la fiebre, aplico los medios físicos y naturales como los siguientes:

1- Poner ropa ligera aunque haya frío, siempre cuidando y evitando las corrientes de aire. El material justo para esto es, preferiblemente el algodón. Si es un bebé, el pañal ya será suficiente.

2- Los espacios deben estar abiertos, iluminados y ventilados. No es recomendable estar en una madriguera ni hibernar. Es mejor que entre la luz del día y las ventanas estén abiertas para que el aire circule, eso sí, cuida siempre que no entren corrientes de aire que pongan en peor estado al pequeño.

3- Meterlos al agua. Si tienes tina es mejor aún porque sumerges todo el cuerpo a la vez. La temperatura debe ser tibia, no fría ni caliente porque esto podría aumentar aún más la fiebre. Mantenlo ahí por unos 15 o 20 minutos. Mientras más aguante, mejor.

4- Aplicar compresas frías con un paño húmedo, limpio y fresco, sobre la frente, la parte posterior del cuello y las muñecas del niño. Eso le hará sentir más aliviado. La temperatura del paño debe ser más fría de lo que está su cuerpo, su se lo pones más calentito se sentirá mejor pero retendrá la fiebre.

5- Ofrecer una dieta líquida al niño para compensar las pérdidas generadas por el sudor y evitar la deshidratación. Es aconsejable que el niño tome agua mineral, jugos de fruta, gelatinas y sopitas ligeras. El suero también es indicado principalmente para los bebés.

6- Evitar que el niño se mueva. Un niño con fiebre debe descansar para ayudar a que la temperatura de su cuerpo baje. Aunque un buen indicador es el estado de ánimo, mientras esté activo y con ganas de jugar MEJOR!

7- Preparar una infusión de girasol hecha con los pétalos secos de esta flor. Dejarlas en reposo por 10 minutos en agua hirviendo, luego filtrar y añadir miel o azúcar. El niño debe beber de 2 a 3 cucharadas, a cada 8 horas. Me encanta esto porque es super natural, lo probé esta vez y nos fue bien.

8- Rodajas de papa cruda en la planta de los pies. Cuando estén calientes, deben ser cambiadas (igual que los pañitos). Algunos también recomiendan ponerlas detrás de las rodillas y de los codos.

9- Preparar té de pasas. Coloca 1 taza de pasas y 7 de agua a hervir en una ollita. Cuando hierva, cocinar a fuego lento hasta que el líquido se reduzca a un tercio. Apagar el fuego, dejar enfriar y beber media taza varias veces al día.

10- Yo uso siempre los productos Just, y en este caso la crema y esencia de menta ayuda mucho a bajar la fiebre. Además, la crema de lavanda los ayuda a mantenerse tranquilos y relajados. Me encantan además porque huelen buenazo.

Resultado de imagen para remedios caseros para bajar la fiebre

Ahora, los mejores termómetros son los de mercurio clásicos. Son lo más exactos y no son difíciles de usar. Tengo también los digitales, los de chupón, los que laser, todos! Pero nunca me han funcionado tan bien como los clásicos. Solo hay que tener cuidado con romperlos porque es un poco peligroso que estén expuestos a los niños. Además, muy difíciles de limpiar. Por si te pasa solo tienes que ventilar el lugar, usar guantes desechables, recoger las bolitas de mercurio con papel o cinta adhesiva, no uses productos de limpieza, y bótalo en un taper con tapa.

Bueno, yo igual llamé a mi pediatra unas 5 veces al día y además tuve 3 opiniones distintas porque la fiebre persistió más de 3 días. Y siempre he escuchado que cuando es más de 3 días ya se debe dar antibiótico porque puede haber infección, pero todos los doctores opinaban que solo era un fuerte resfrío con bronco espasmos. A tomar remedios para la tos y tratar que ese moco salga lo más pronto posible con vaporizaciones por ejemplo. Por eso me acompañó a la ducha todos los días y así respiraba puro vapor. Ideal tener un vaporizador, averiguaré precios y lugares de venta. En nuestro clima tan húmedo, es una buena idea tenerlo en casa.

Luego de mi chino me empezó a mí la fiebre, luego mi mamá y al final mi china. Aún seguimos luchando por salir de esta, felizmente Papá Lalo solo cayó con algo de resfrío, pero igual seguimos y ya casi pasamos la semana y media.

Paciencia nomás, es lo que nos toca vivir. Y justo a puertas delas vacaciones de medio año.

¿Ya tienen planes?

0

Los niños de 35 meses

Como ya se sabe, mis hijos no son más unos bebés. Y aunque me cueste aún reconocerlo ellos cada vez irán creciendo más y más, y tengo que asimilarlo de una vez por todas. Ya no puedo cargarlos y hacerlos dormir cantándoles “arrorro”, tampoco puedo convencerlos tan fácilmente de que hagan algo cuando simplemente no quieren, ellos mismos van tomando sus propias decisiones y es parte de la vida. Por ende, tengo que ir haciéndome esa idea aunque me cueste. Se vuelven grandes y pronto se irán de mi lado y ya no escucharé esa pregunta tan tierna (que a veces desespera) hasta cuando me voy al baño: ¿y la mamá?.

Julio es el último mes con 2 años, llegamos al final de la recta de los “terribles dos” y creo que no fueron tan terribles después de todo. Mas bien, los que se perfilan como los realmente terroríficos, son los 3 años. Y parece que es algo típico en el crecimiento de todo niño, conforme van creciendo van midiendo hasta dónde pueden llegar y empiezan los retos. Este es el verdadero “crecimiento” de un casi adolescente. Bueno, un poco exagerada tal vez, pero no imagino cómo serán cuando tengan 10 o 13 años, agárrense que se ahí sí que se vivirá lo bueno.

Resultado de imagen para 35

Pero, como aún estamos dentro de los dos años, hay cosas comunes que los niños hacen a los 35 meses (a solo un mes de los 3 años), y como siempre, hablaremos un poco de eso. Si es que tu niño aún no hace o no se comporta como lo mencionamos aquí, es porque su tiempo es distinto y todo se respeta. Aprendamos a entender el ritmo de nuestros hijos y a respetarlos con amor.

Motricidad
Físicamente se le ve un niño más proporcionado y estilizado, pareciéndose al cuerpo del adulto pero en pequeño. Por ejemplo, en nuestro caso, mi chino camina EXACTAMENTE igual a su papá, y mi china es un poco más lady como mamá. Tienen una energía inagotable, por eso es importante que tenga un espacio para descargarla, lo cual mejorará su fuerza y coordinación. Ayúdale a correr, saltar, trepar, colgarse con ayuda para evitar caídas. Esos juegos mejoran coordinación y también tono muscular.

Lenguaje
Es la actividad simbólica más importante en los niños de esta edad. Recuerda que pueden omitir artículos y preposiciones al hablar y que muchas veces suelen elaborar más extensamente el predicado que el sujeto. No debes inquietarte si su lenguaje es del tipo “telegráfico”. Tengo de los dos tipos en casa: Naelle habla con artículos y con la propiedad de un niño ya mayor, pero Marcel aún habla a veces en tercera persona, lo corrijo pero bonito, con cariño para que poco a poco aprenda cómo hablar mejor. Enséñale palabras nuevas con dibujos para que asocie, además conecta con artículos como “de”, “con”, “el/la” para que solos lo adquieran como algo natural.

Juegos
Es muy frecuente que tu hijo comience a jugar haciendo imitaciones de los mayores (llevar un maletín o cartera) o hablar gesticulando igual que alguno de los padres. Suele ser muy divertido observar a los niños realizando alguna presentación con títeres. Es hora de dejar fluir el pensamiento mágico en ellos, déjalo que invente historias, que hable con personajes ficticios, que le ponga nombre a sus juguetes y simule una clase en el nido. Eso ayuda y MUCHO! Será un hombre/mujer muy creativo gracias a que lo dejaste volar de niño.

Conducta
En esta etapa predomina el egocentrismo y la dificultad para tener en cuenta el punto de vista del otro. Presta atención a las “rabietas” ya que muchas veces genera que muchos padres encuentren dificultades para poner límites. No sobornes con recompensas si se porta bien o mal, no prometas cosas que no vas a cumplir, y no castigues si luego te arrepentirás. Ellos empiezan a manejar la situación de manera más “consciente” y ya entienden qué pueden obtener a cambio si hacen “tal” o “cual” cosa. Paciencia, ellos no pueden ganarte y dominar la situación. El compartir con amigos también es algo importante en esta etapa, ellos deben aprender que es bueno tener juguetes y prestárselos a los amigos / o hermanos. Si es hijo único tienes un poco más de trabajo, y si son hermanos, el trabajo viene como de árbitro en cada pelea. Felizmente, todo pasa.

Sexualidad
Cerca de los tres años y acompañando el control de esfínteres, los niños comienzan a afianzar su sexualidad. De esta forma les parecerá curioso que los niños orinen de pie y las niñas sentadas. Recuerda que es normal que a través del juego “de la mamá y el papá” los niños exploren su cuerpo y descubran aspectos de su sexualidad. Si lo ves tocándose no le grites ni le digas que no se hace, más bien explícale y cuéntale que esas cosas no se deben hacer en público porque solo él o ella misma y mamá y papá pueden verlo así, enséñale los límites desde ahora para que sepa que su cuerpo es lo más sagrado y privado que cada uno tiene.

Así pues, cada vez más cerca a los 3 años vamos avanzando con pequeños GRANDES pasos por el camino correcto. Ellos aprendiendo a vivir más independientes y la mamá aprendiendo a soltarlos cada vez más. Estoy segura que eso cuesta más que a ellos mismo el crecer libres.

Felices 35 meses mis chinos bellos, sigan enseñándome tantas cosas lindas y recuerden que si nos caemos siempre estaremos juntos para levantarnos otra vez y seguir caminando.

0

Nos ponemos en ModoCumple

Estamos a solo un mes de los 3 años y ya nos empezamos a poner en #ModoCumple. De hecho he empezado tarde este año pero tiene justificación. Hemos pasado por algunos cambios radicales en nuestra vida mellicera y todo es perdonado. Sin embargo, el tiempo es más corto y debemos apurarnos para no morir de estrés en poco tiempo.

Cada año me ha gustado celebrarlo bonito. Algo sencillo pero con mucho amor para mis chukis y este tiene que ser más especial aún. Ellos a esta edad ya se dan cuenta que es su cumpleaños, e incluso esperan el momento del Happy Birthday desde muchos meses atrás. No por nada en cada cumpleaños al que vamos quieren ser ellos los que soplen las velas. Felizmente, en los de los tíos a veces cantamos dos veces, para el cumpleañero y otra para los chukis.

El año número uno lo hicimos de la Gallina Pintadita. Salió bello y todo fue decorado con cosas que yo misma imprimí de internet y cortamos entre todos. Es que en el 2015 no estaba TAN de moda como ahora que en todas las piñaterías encontramos cosas de la famosa gallina: vasos, platos, globos, y hasta sorpresas personalizadas.

El segundo año fue con Plim Plim, el payasito que al menos a mis hijos les encanta. Muy colorido y con canciones lindas (con algunas de ellas mis hijos han aprendido varias cosas como lavarse los dientes, a decir por favor y gracias, y a reírse de algunas travesuras inocentes). Es lindo cuando un dibujo tiene mensajes así.

Y este año, el número 3, el dibujo que se llevó los honores de acompañarnos en el cumpleaños es uno que a todos los niños alguna vez los ha hecho matar de risa. Recuerdo una vez que estábamos con los chinos viendo tele (papá, mamá y mellis) y pesqué a #PapáLalo viendo el dibujo con una sonrisa sin despegar la mirada. Estaba PE GA DA ZO!!! A mí me gusta pero personalmente me parece un poco malcriada la niña, pero tiene un lado tierno increíble. Y también, algunas veces enseña (enseña también travesuras pero luego con un mensaje positivo). Los ganadores son: Masha y el Oso.

Resultado de imagen para masha y el oso

Naelle hace meses viene diciéndole a todos que su cumpleaños será de Masha y que Marcel será el oso. Es lindo que a los dos les guste tanto un personaje, sino estaríamos fritos. Porque siendo hombre y mujer es un poco complicado evaluar porque hay colores muy predominantes en algunos dibujos como Peppa que es casi todo rosado (y no son fan de Peppa porque esa sí que es una malcriada, pero igual mis hijos la aman); está La Doctora Juguetes (que es morado corazón); está Pocoyo (que es celeste por donde se mire salvo algunos amiguitos pero no son los principales); y muchos más. Pero también están los personajes para ambos como Mickey y Minnie; Backjardigans; Paw Patrol; La Granja; y así tenemos para todos los gustos. Pero ya eligieron mis jefes, y ellos son los que mandan.

Entonces, se viene un mes bien cargado de detalles por preparar a contra reloj pero estoy segura que la vamos a pasar lindo y el resultado será hermoso. Es un estrés rico, diferente y con ese sabor dulce que solo los hijos nos pueden dar.

Entonces, arrancamos los preparativos: quedan 30 días!

Felices 2 años y 11 meses mis chinos bellos! Los amo con TODO el corazón y más!

3

Música desde la panza

La música siempre ha jugado un papel importante en mi vida y en la de mis hijos. Desde niña, me gustaba coleccionar todos tipo de música y hasta incluso, inventamos una radio con mis amigas. Quien no ha jugado a la radio alguna vez en su chuquititud, está en nada! Bueno, coleccionaba cassettes en su momento, CDs luego y ahora como todo es digital, tengo una larga lista en Spotify en miles de carpetas dependiendo de lo que quiera escuchar. Tengo hasta la carpeta especial de los mellis para cuando vamos en carro y me piden desde Doki, hasta incluso algunas canciones del grupo Zen, al que amo.

El #Papádedobleyema es melomano también. Incluso, tiene una peculiar afinidad y fijación por los instrumentos musicales. En la casa tenemos dos amplis, gitarra eléctrica, bajo, acústica y hasta un ukelele que usa Marcel cuando su papá juega con él a “la banda musical”. Naelle y yo tocamos cualquier otro instrumento o tomamos fotos (mi hobbie).

Y como me gusta tanto la música, cuando salí embarazada no dudé ni un segundo y todos los días de día y de noche les ponía canciones a mis peques. Algunos dicen que los bebés no escuchan nada cuando están en el vientre, pero yo prefería pensar que sí y era un momento único de conexión con mis bebés. Elegía distintos tipos de música para que ellos sepan diferencias cuando era de día o de noche.

Los sonidos de frecuencias bajas se escuchan mejor en la matriz debido a que éstos son más audibles, se escuchan mejor. Pero la más importante a la hora de elegir, es que a la madre le guste la música que escuche y sobre todo que esta se escuche a repetición para que el bebe poco a poco comience a reconocerla y a resultarle familiar y de este modo pasa a ser un estímulo calmante para el bebé. No importa si la música elegida es ruidosa y rápida o suave y lenta. Lo importante es la repetición de la misma.

Dicen que los beneficios son muchos, pero buscando encontré algunos que vale la pena tener en cuenta. En algunos estudios se ve que en la mayoría de los casos de bebés que han escuchado música desde el vientre, se han observado mejoras en los siguientes aspectos:

  • Los bebés nacen más relajados, con los ojos y manos abiertas, y lloran menos.
  • Duermen y se alimentan mejor.
  • Son capaces de concentrar su atención durante más tiempo y aprender más rápidamente.
  • Sus habilidades para el lenguaje, la música y la creatividad son superiores.
  • Son más curiosos y captan y procesan la información más rápidamente.
  • Demuestran una mayor inteligencia en su edad escolar.

La manera en como los padres interactúan con su hijo desde antes de nacer tiene un impacto directo en el desarrollo posterior del niño. Un niño puede confiar en sí mismo porque se sabe amado desde el momento en que fue concebido. Esto puede ser transmitido fácilmente cuando el útero se convierte en un cálido y enriquecedor ambiente

Yo, incluso recuerdo exactamente el día que encontré NUESTRA canción. Estaba bajando música desde una aplicación en la tablet y puse “Sleepy Baby” y me salieron algunas bellas, pero una en especial que me hizo llorar de emoción. La bajé y desde ese día se las ponía todas las noches con audífonos a la panza.

Por situaciones tecnológicas de una mamá olvidadiza, perdí la canción. Pero hace unos meses la encontré de nuevo y el sentimiento fue el mismo. Llegué a la casa y la puse en la noche. La paz con la que dormimos ese día fue espectacular. Fuimos felices y dormimos tranquilos.

Ahora se ha descubierto que los bebés, durante el primer año posterior a su nacimiento, pueden acordarse y tener preferencia por la música que oyeron cuando estaban en el vientre materno. Los bebés probablemente desarrollan una sensación de “familiaridad” con la música que oyen durante su gestación. En tres meses los bebés comienzan a responder activamente a la música, vía el movimiento o vocalizando sonidos. Por nueve meses reaccionan a la música familiar y por 18 meses responden de una manera coordinada.

Les regalo la canción, por si alguna mamá embarazada, o con bebés pequeños quiere intentarlo:

Por último, les dejo algunas sugerencias con respecto a la música y los bebés, que puedes poner en práctica:

  • A determinada hora del día para todas las actividades y pon música tranquila, échate en tu cama o en un mueble cómodo y relájate. De esta manera te será más fácil conectarte con tu bebé.
  • Cántale “a la panza” de manera rutinaria las mismas canciones. Al nacer, si le cantas la misma canción puedes tranquilizarlo de manera más fácil.
  • Pon en el ambiente la música que más te guste y trata de escuchar en general las mismas melodías. Verás como tu bebe la reconoce ya desde su primer día de nacido.

Vive con música en tu vida, dicen que así uno se la pasa mejor.