0

Garbanzos con carne picada

Cuando era niña odiaba todas las menestras y casi todas las legumbres. Siempre me decían que cuando tuviera hijos eso tendría que cambiar porque alimentan y son alimentos sanos que contribuyen al desarrollo de un niño en buen estado de salud. Hoy no como todo lo que prometí, pero al menos los garbanzos están en mi lista de alimentos no tan deliciosos pero ricos al final.

Mis hijos aún no los han probado, pero sus almuerzos son variados: trigo, quinua, arbejas, lentejitas bebe, con verduritas picadas y una proteína. Siempre acompañado de un carbohidrato y su fruta de postre.

Hoy les traigo una receta rica y fácil de preparar, como para un domingo que a veces no se tiene ni tiempo ni ganas de hacer cosas muy elaboradas: garbanzos con carne!

Ingredientes :
– 30 gramos de Garbanzos hervidos
– 20 gramos de carne molida
– 50 gramos de Coliflor
– 1 diente de Ajo
– 1 cucharadita de Aceite de oliva
– 1 pizca de Orégano

Preparación :
1. Picar el ajo finamente. Rallar la coliflor o picarla en la picadora.
2. En una sartén grande y un poco honda, dorar el ajo con el aceite.
3. Agregar la coliflor y saltearla hasta que quede tierna.
4. Añadir entonces la carne picada, chacándola con el reverso de un tenedor para que quede suelta.
5. Una vez dorada, añadir los garbanzos bien escurridos y por último el orégano.

Valor nutricional (por ración):
– Valor energético: 126,51 Kcal.
– Proteínas: 7,77 g.
– Hidratos de carbono: 7,64 g.
– Grasas: 7,13 g.

Sugerencias y consejos:
– Se puede sustituir la coliflor por zapallo rallado o tomate fresco cortado a dados. Otra opción rica y saludable es la acelga. Queda buenazo!
– Se puede usar los garbanzos que ya vienen hervidos en lata, pero antes de añadirlos se deberían de enjuagar. Si por el contrario se usan secos, se deben de poner en remojo 12 horas antes y hervirlos. De preferencia usa los secos.
– Si se quisiera preparar esta receta en forma de crema o puré, los garbanzos se deberían de pasar por un prensapapas, con lo que se hacen los purés, para poder eliminar las pieles y que la crema tuviera una textura fina y homogénea.

64-garbanzos-con-carne-picada

Finalmente, esta es una receta que no toma ni media hora en preparar, es rica, nutritiva y a la vez los bebes pueden jugar con los garbanzos y experimentar nuevas sensaciones. Recuerda que lo importante es divertirse a la hora de comer para que este sea un momento agradable para ti y para él.

¿Te animas por los garbanzos?

0

Pijamas mojadas

¿Les ha pasado que sus bebés amanecen con todo el pijamita mojado? A mí me parte el alma cuando voy a darle su primera leche del día a las 5:30 am y siento todo su interior y pijamita mojados. Voy corriendo a sacar ropa seca del cajón y lo cambio en un segundo. Más me ha pasado con el hombrecito. La mujercita muy pocas veces pero también me lo ha hecho.

Con mucha pena lo cambio y empiezo a pensar qué puedo hacer para que no le pase esto. Bueno, no hay mucho innovador que podamos hacer porque esto siempre nos va a pasar, así que en la maleta nunca debe faltar una muda de ropita extra siempre que salgamos aún así sea a dar una vuelta. Debe ser muy incómodo andar con la ropa mojada no?

Bueno, hay algunas cosas que hice y que podemos hacer para que esto pase con menos frecuencia y tal vez en algunos casos, evitar que suceda:

  1. Revisa bien si el pañal que está usando ya no le queda chico: muchas veces por más que los indicadores de kilos aún no indiquen que deben cambiar de talla, es probable que ya lo necesite. Empieza poniéndole una talla más por las noches (que es donde se mojan más) pero ajústalo super bien a la cintura, eso evita desbordes.
  2. Restringe el consumo de líquidos a partir de la tarde: si tu bebe toma mucha aguita como los míos, que les encanta el agua, es recomendable que a partir de un momento de la tarde empiecen a bajar el consumo hasta que los bañes y les pongas su pijama listos para dormir.
  3. Último cambio del día, último biberón del día: si tu bebé toma su última leche cuando ya está dormidito, un cambio de pañal aunque tenga poca pilita cargada es recomendable. No es necesario limpiarlo con pañitos ni ponerle crema, eso podría despertarlo. De preferencia, como ya está más grandecito, cámbialo luego de la leche.
  4. El doble pañal siempre funciona: aunque sea una salida rústica, arcaica o como lo quieran llamar un doble pañal siempre ayuda. Existen varias formas de colocarlo, uno encima de otro, uno cruzado a la altura de la pancita aunque no llegue a cerrar todo o en la espalda. Esto depende de la forma en que tu bebé suela mojarse más. El mío por ejemplo lo hace de panza.
  5. Ajustar bien los cinturones: las banditas elásticas deben estar bien ajustadas. Si el pañal empieza a quedar apretado es mejor cambiar de talla, sino ambos extremos de pega pega deben por lo menos cruzar sus extremos para asegurar el ajuste.
  6. Alitas protectoras bien colocadas: cuando se pone el pañal siempre hay que chequear que la parte de “calzoncito” esté bien puesta y con las alitas hacia afuera. Si no nos aseguramos esto puede que la pilita se desborde y es ahí donde todo se moja.
  7. Hacia abajo los hombrecitos: el pene del hombrecito debe ir siempre hacia abajo. Asegúrate siempre que esté bien puesto el pañal porque si se para un lado, o lo peor, se va hacia arriba cuando apuradas colocamos un pañal el resultado es de terror. La ropa se moja en un segundo.
  8. Cada bebé tiene su marca: siempre he escuchado que “los mejores son los huggies rojos”, pero a mí me pasó que con esos mi Marcel se mojaba enterito, hoy usa pampers y santo remedio. Creo que cada bebé tiene su propio estilo, y por qué no? su propio pañal.

En conclusión, todo bebé se moja la ropita de vez en cuando. Creo que eso nos va entrenando como mamá para cuando pasen a mojar las sábanas y la cama enterita. A ver si ahí es tan sencillo como cambiarse de ropa.

Generalmente, he escuchado más casos de hombrecitos con este problema. Será que son más pilones? Tengo de los dos y es cierto, mi china no se moja tanto como mi gordo, pero ahí vamos. Siempre tratando de hacerlo mejor como mamá primeriza, aprendiz y mellicera.

0

Bebés milagro: Bebés prematuros

Hace mucho tiempo quería hablar sobre este tema, pero se me hacía difícil. Un bebé prematuro nace antes de cumplir las 37 semanas de gestación y sus órganos puede que no estén formados por completo. La fragilidad de los bebés prematuros les hace correr riesgos que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), podrían evitarse con intervenciones actuales, eficaces y poco costosas en algunos lugares del mundo. Mis bebés nacieron a las 34 semanas, tal vez por eso me tomó tanto tiempo asimilarlo y no fallecer en la lucha por sacarlos de ahí. No fue fácil pero lo logramos con mucha fe, paciencia y aunque a veces sea un estrés con pies, mucho buen humor.

CAUSAS DE LA PREMATURIDAD
Según muchos expertos en el tema, existen numerosas causas de prematuridad pero en la mayoría de los casos suele darse por una infección provocada por la rotura de la placenta antes de tiempo, aunque también una de las causas más frecuentes son los partos múltiples, y hoy en día este tipo de embarazos es más frecuente ya que son provocados por técnicas de reproducción asistida por los numerosos y cada vez más ascendentes casos de infertilidad.

Al incremento progresivo de la reproducción asistida hay que añadir el aumento de la edad de las mamás y los embarazos gemelares, justamente por la edad avanzada en la que son concebidos. Ya que, como se ha observado en muchos estudios, a más edad, más posibilidades de tener embarazos gemelares.

Puede deberse también a infecciones y enfermedades crónicas, como la diabetes y la hipertensión o la influencia genética; Sin embargo, muchas veces no se identifica la causa.

CLASIFICACIÓN O GRADO DE PREMATURIDAD
Se considera prematuro un bebé nacido vivo antes de que se hayan cumplido 37 semanas de gestación. Los niños prematuros se dividen en subcategorías en función de la edad gestacional:

– Prematuros extremos ( – Muy prematuros (28 a – Prematuros moderados a tardíos (32 a

El parto inducido y el parto por cesárea no deben planificarse antes de que se hayan cumplido 39 semanas de gestación, salvo que esté indicado por razones médicas.

PROBLEMAS A LOS QUE SE ENFRENTA UN BEBÉ PREMATURO
Podría hablar mil horas de los problemas y males, y secuelas que puede dejar la prematuridad, pero no. Lo que más importa es salir de ella y pensar positivo. Mes a mes es una lucha y cada gramo importa. Cada centímetro suma y cada cosa que hagas como padre lo vale todo. No importa si tu bebé nació con menos de un kilo incluso, como el caso de una muy buena amiga mía (y maestra mellicera) cuyas bebitas son simplemente 2 milagros de vida: Brisa y Paula que ahora tienen más de 2 años y nacieron tan solo de 29 semanas con menos de un kilo cada una. Ejemplo de lucha en todo sentido.

Creo que no vale la pena hablar de los problemas a los que se enfrenta un prematuro, porque simplemente lo que debemos hacer es llenarnos de buenos pensamientos y pensar que serán niños absolutamente normales y sanos en solo unos meses que agarren peso, y puedan adaptarse al mundo. Mejor podemos hablar sobre cómo prevenir este tipo de partos, aunque solo el de arriba sepa qué pasará con cada uno de nosotros aquí abajo.

MANERAS DE PREVENIR LA PREMATURIDAD
– Estar con buena salud antes de quedar emabarazada.
– Recibir cuidados prenatales lo más temprano posible en el embarazo.
– Continuar el cuidado prenatal hasta que el bebé nazca.
– Recibir cuidados prenatales oportunos y buenos reduce la posibilidad de un parto prematuro.

El parto prematuro se puede algunas veces tratar o retardar por medio de un medicamento que bloquea las contracciones uterinas; sin embargo, los intentos por retardarlo muchas veces no son efectivos.

La betametasona (un medicamento esteroide) administrado a madres en parto prematuro puede reducir la gravedad de algunas de las complicaciones de la prematuridad.

EJEMPLO DE VIDA Y DE LUCHA
Finalmente, no hay nada que valga más la pena de ver cómo la balanza se inclina a tu favor con los gramos y centímetros que el doctor suma a la cartilla de crecimiento de tu bebé. Y no hay nada más satisfactorio que escuchar de tu médico “felicitaciones, estos bebés parecen haber nacido a las 40 semanas y no se enteraron que en algún momento fueron prematuros”. Y eso solo se logra con fe, y mucha fuerza. No te digo que sea fácil y que todos los días te levantarás con una sonrisa en la cara, pero cada biberón vacío, cada talla de pañal extra y cada ropa que dejan de usar porque les queda chica, es motivo de fiesta durante los primeros meses de vida de un bebé prematuro.

Sino, dejen que el video que les muestro a continuación hable por sí solo.
Ejemplo de vida, ejemplo de mamá luchadora y ejemplo de bebé milagro…

0

Un millón unidos por Valeria

Cada vez se dan a conocer más casos que hacen que mi corazón se haga chiquito y la piel se me ponga chinita. No es justo que angelitos que recién inician su paso en la tierra sufran tanto. Pero así es la vida, Dios nos pone pruebas que nosotros debemos superar de una u otra forma. Admiro la fortaleza y valentía de estos padres que no se rinden. Cómo rendirse??? Es una hija de la que hablamos, pero qué gran empuje, aguante y fuerza tienen. No hay duda que cuando de un hijo se trata uno lo puede todo. Incluso, llegar a un millón de dólares no suena tan loco cuando vemos a dos padres de este nivel. Me uno a ese millón de corazones juntos por Valeria.

Les cuento un poco sobre ella…

Valeria Rincón, hija de Italo Rincon y Melissa Arrunategui nació hace 3 meses aproximadamente con una malformación en el intestino delgado. A su corta edad ya le han extraído el 90% del intestino, y se está alimentando con suero y con una onza de leche diaria cada 2 horas. La única solución a su mal: fabricación de intestino delgado artificial que sea implantado de tal manera que funcione como uno real. Esta difícil operación no se hace en Perú y le han comunicado a sus papás que debe ser en el extranjero y el costo asciende 1´000,000 (un millón) de dólares. Ellos no están en las posibilidades de poder pagar ese monto, fuera de ello, en medicamentos diarios, antibióticos y suplementos vitamínicos se gastan un aproximado de 1500 soles. DIARIOS! Todo para mantenerla con vida y en posibilidades de ser operada en unos 5  meses aproximadamente. Ella sigue internada en el hospital donde nació, y es por esto que un grupo de buenos amigos empezó a solicitar ayuda de mil maneras. 

La ayuda puede llegar de mil maneras, por ahora se está haciendo una cadena de retos para ayudar y cada uno debe filmarse y retar a tres personas para que hagan lo mismo. 

Todo, absolutamente todo suma. Por eso les dejo los datos de las cuentas a las que se están haciendo las donaciones:
– Número de cuenta Banco de la Nación: 04014806690 a nombre de Italo Rincon Panaifo
– Ahorro Soles BCP: a nombre de Melissa Arrunategui 19123766985053 CCI: 00219112376698505356

Por favor leamos un poco más de esta historia en Un millón de razones por Valeria en Facebook y apoyemos de una y mil maneras. Todo es posible cuando se unen millones de corazones y Valeria lo necesita!

6

Un aniversario cortito

Qué difícil es salir de “paseo” sin dejar tu cerebro en casa con los bebes. Pero, si queremos mantener la relación de pareja en un buen nivel, debemos hacerlo aunque nos cueste, y aunque solo sea por un ratito. No importa el tiempo, sino importa la calidad del tiempo juntos. Aprovecharlo al máximo es el punto aquí.

Hace una semana cumplimos 4 años de matrimonio y quisimos hacer algo especial, como todos los años lo hemos venido haciendo. Primero planeamos un viaje afuera del Perú: vimos pasajes y cosas que hacer con nuestros puntos (el ahorro por delante) pero luego nos dimos cuenta que era un poco loca la idea y además, debíamos estar aquí por la confirma de las sobrinas. Luego ería un viaje al interior del país: ninguno conoce Arequipa así que era una muy buena opción. Finalmente nos decidimos por irnos más cerca a solo unas horas de Lima y por solo 24 horas. Algo, es algo al menos.

Encontramos la fórmula perfecta para el cuidado de los bebes en nuestra ausencia: mi mamá, su nana y la chica que ayuda a la nana. Total, sería igual que un día normal de trabajo solo que por la noche no los veríamos. Pero como nada sale como uno lo espera, esa semana todo se complicó…

El viaje esperado sería un día miércoles para regresar jueves (feriado) por la tarde. Pero el domingo de esa misma semana mi china cayó con fiebre y el lunes el doctor nos dijo que era garganta. Le dimos sus remedios y ya el miércoles amaneció sin fiebre. Tampoco había hecho fiebre la noche anterior así que decidimos ir. A pesar que teníamos todo pagado y separado en el fondo ambos pensamos que si seguía mal, era imposible irnos. Pero a las 2:00 pm emprendimos camino cuando los dejamos ya almorzados y casi dormidos en la siesta de la tarde. Me fui, y confieso que me sentí por un minuto la peor mamá del mundo, pero no tenía porqué sentirlo. Acaso no merezco un descanso aunque sea solo por unas horas? Acaso no es que suplico al cielo una sola noche para DORMIR de corrido? Acaso no pido siempre un poco más de tiempo para NOSOTROS juntos? Para ser los dos por un momento? Y no es que no quiera la vida que tengo ahora, la amo y la volvería a vivir una y mil veces. Pero por fin entendí que extrañar un poco y buscar maneras de ser mamá y esposa a la vez, no está mal. Yo trabajo, me saco la mugre para llegar a tiempo y jugar con los bebes, darles de comer y bañarlos para que cuando llegue su papá estemos un rato juntos los cuatro para dormirlos y por fin conversar los dos. No es fácil… a veces cuando tengo ayuda, esa ayuda es con uno de los dos, y yo me encargo del otro. Por eso no queda mucho tiempo para mí, para nosotros. Y sería mala mamá si busco ese momentos? Para nada, es algo necesario.

Pero bueno, pasamos algunas horas juntos, recordando, riéndonos, diciéndonos mil cosas que antes, sea por falta de tiempo o hasta ganas incluso, no nos decíamos. Y prometimos no olvidarnos de eso, de lo que somos en realidad. Una pareja.

Prometimos al día siguiente pasarla lindo por algunas horas más y volver a la casa para seguirla pasando lindo con los bebes. Sin embargo ese mágico pensamiento desapareció a las 9:30 am cuando recibimos un mensaje de mi mamá que nos decía que a Naelle le habían salido unos puntitos rojos en el cuerpo. Ya había llamado al doctor y este le había indicado que no era eruptiva ni nada, sino que seguro era una reacción al virus que le había dado unos días antes. A veces reacciona el cuerpo así para liberar toxinas. Pero en resumen, todo estaba bien y bajo control. Y a pesar que solo se lo dijo a Lalo por celular, era imposible que yo no viera su cara de descuadre y le arranchara el celular para ver que había pasado. Todo se derrumbó de un solo soplido. Yo no quería decir nada, pero él solito se subió al carro y con voz de resignación me dijo “vamos”.

Los hombres son un poco más prácticos en ese sentido. Tal vez él se hubiera quedado tranquilo cuando nos dijeron que “todo estaba bien”, pero yo no soy así. Estaría pensando en ella cada segundo y el día no sería el mismo. Una situación como esa nos removió un poco el mundo que acabábamos de prometer hacía solo unas horas. Nada podrá ser como antes porque ahora tenemos dos razones y motivos por las cuales dar todo y seguir el camino correcto. Ya no estamos solos y ellos son los dos deseos que pedimos con tanta ilusión. Nadie dijo que sería fácil tener hijos, y menos con dos. Pero es nuestro “hoy” y cada vez que pensamos en ello, la sonrisa se dibuja de una manera increíble y se nota que es una mera proyección del corazón.

Volvimos un poco frustrados pero al final del día contentos de que la bebe no tuviera nada. Yo vivo traumada con las fiebres repentinas porque casi siempre, y cuando no están acompañadas de dolores de pancita, resfríos y demás, son por una posterior eruptiva. Ya me ha pasado y tiemblo de pensar que es muy probable que pase de nuevo.

De camino compramos dos globos enormes de Minion y de Minnie para ellos. Nos vieron y felices corrieron hacia nosotros para agarrar sus globos y empezar la juerga familiar. Hoy somos cuatro, pero siempre estaremos los dos el uno para el otro a pesar de todo. No descuidemos la relación de pareja porque al final como siempre se ha sabido: los hijos son prestados.

Que vengan muchos aniversarios más….

FB_IMG_1431354044234

0

Los 14 meses

Hace unos días mis bebés cumplieron 14 meses. Pienso en todo lo que hemos avanzado juntos y simplemente se me eriza la piel. Ahora, ya caminando y con más palabras agregadas a si aún pequeño vocabulario, cada vez nos entendemos mejor y seguimos aprendiendo a crecer juntos y de la manera más linda. La complicidad entre ellos se hace más fuerte y la curiosidad por conocer el mundo crece más y más.

Como siempre, vengo con mis “características” de acuerdo al tiempo de nuestros bebés pero recuerden que cada bebé tiene su propio tiempo. Es un mundo único, individual y mágico.

Motricidad:
Tu hijo explora permanentemente. Su mundo se extiende a todo lo que se encuentre a menos de un metro del piso.  Por eso es muy importante que todo lo que esté a su alcance sea seguro (cuidado con enchufes, puertas, cajones, ventanas, etc).  Su paso ya es más seguro y camina cada vez más rápido. A veces parece que quisiera correr, pero es mejor que primero asiente bien sus pies y tenga mayor equilibrio. Para correr, primero hay que caminar.

Lenguaje:
Ha incorporado más palabras y copia sonidos. Juega con ellos a reconocer los animales imitando el sonido, como el “mu” de la vaca, y el “miau” del gato, o el de objetos como el tren y el carro. Tu hijo probablemente ha aprendido a decir “adiós” o hace el gesto con la mano o manda besitos volados. Ojo que sus movimientos no necesariamente tienen que ser como los hacemos nosotros. El “chau” de mi chino por ejemplo es haciendo la mano hacia arriba y hacia abajo una y otra vez. Cada bebé tiene su propio lenguaje. Solo hay que entenderlos.

Juegos:
Puede resultar insistente con las cosas que quiere y lo manifestará de todas las formas posibles. Es práctico colocar todos sus juguetes en contenedores plásticos o de cartón para que los saque y los vuelva a guardar. Muchas veces jugará con el contenedor o la caja más que con los juguetes o le llamen la atención las tapas de las ollas más que sus propios juguetes. Como siempre, interesándolo por otro objeto, lograrás eliminar de su campo visual el objeto que quieres retirar. Puede que aquí empieces a batallar con los temidos “berrinches” pero poco a poco le agarras el truco y vas corrigiendo esa conducta. Yo, tengo una cartera llena de juguetes chicos e inofensivos, además quiero llenar una caja con cosas que llamen su atención y sean totalmente adecuadas para ellos: pomos vacíos, cajas de cartón, cintas de colores, cosas que puedan interesarle y distraerlo un buen rato.

Conducta:
El niño no tiene idea de peligro, por lo tanto, es tu responsabilidad absoluta que no se encuentre rodeado de objetos con los que puede lastimarse o con los que no puede jugar. El niño aprende jugando, por eso es tan importante que juegues con él y le permitas jugar aún a la hora de comer o de bañarse. Por eso jugará con la comida o con los objetos del baño. Todo llevará más tiempo pero serán experiencias saludables para él.
La conciencia de “sí mismo” es lo que comenzará a experimentar a partir de ahora. Por esta razón ya puede reconocerse en el espejo sin pensar que el de enfrente es otro niño. También comenzará a reafirmar los NO, para demostrar que sus necesidades y deseos son distintos de los de los demás. En la mayoría de los casos primero llega el NO, luego viene el SÍ. Es muy gracioso jugar con ellos y estas palabras.

Alimentación:
A la hora de comer, utilizará sus manos más que la cuchara, pero siempre debes insistir con que la tome en sus manos y la lleve a la boca. Cocina alimentos simples, que pruebe la misma comida que el resto de la familia. También enséñale a sorber de los vasitos diseñados para niños. Sé ordenada en su alimentación en cuanto a tiempos. Respeta las 5 comidas (entre papillas y leches) e intenta que no coma entre ellas. En lo particular a partir del año ya pueden comer lo que se come en casa, pero en mi caso para que estén super bien alimentados aún les hago sus comidas trituradas en base a verduras y pollo o carne.

Sueño:
Quizás todavía no duerme toda la noche o sea difícil llevarlo a dormir. Recuerda seguir rutinas de lectura o cuentos, puedes turnarte con el papá para que sea una responsabilidad compartida y un momento “especial” para el niño a solas con sus padres. El momento de dormir debe ser algo bonito y no estresante, y puede llegar a caer en eso cuando el bebé tiene mucho sueño y lucha contra él. A veces pueden pasar hasta 60 minutos y no para de revolcarse en la cama de un lado a otro. Paciencia y buen humor, no hay de otra.

Control médico:
Probablemente tu pediatra te ha citado a control cada 3-4 meses y te debe haber informado sobre las vacunas que tu hijo debe recibir entre los 12 y 18 meses. Ahora las visitas serán más espaciadas pero nunca está demás tener el teléfono del Doc en tu celular y hasta incluso escribirle por Whatsapp cualquier duda o inquietud.

Y ahora, estamos listos para llegar a los 15 meses y más!
Sigamos creciendo!!!

4

Cuando llega la fiebre

Empezamos los 14 meses un poco de malas. Mi china cayó con fiebre el día domingo y la verdad es que en ese momento no entendía qué era lo que tenía. La mayoría de veces la fiebre llega antes y luego se ve por qué hizo esa reacción. Puede ser una eruptiva, infección (a alguna parte del cuerpo), resfrío, o las malditas amigdalitis que hasta ahora nos han atacado varias veces.

Primero aplicamos el clásico panadol, pero ya en la noche cuando subió a más de 39° le dimos Repriman. Siempre es bueno tener en el botiquin no solo panadol sino también esas gotitas que son para cuando la fiebre sube demasiado. Solo se da en casos de que la fiebre sea más de 38.5° y ya se le haya dado panadol unas 4 horas antes mínimo.

El lunes, no pudimos contener el trauma de papás primerizos aunque ya tengamos más de 1 año con esa insignia y aprendiendo día a día, y la llevamos al doctor. De paso a su hermano también que muy probable es que estos días esté por ese camino (esperemos que no). El resultado: infección a la garganta. Pero yo hasta el día de hoy, ya el tercero con fiebre, me traumo de pensar que puede ser una de esas eruptivas del demonio que no avisan hasta que aparecen de la nada.

Pero bueno, vamos a lo nuestro. Qué hacer cuando un bebe está con fiebre y estamos en casa sin poder llevarlos a un médico?

  • Quitarle un poco de ropita para que el calor pueda dispersarse: la ropa tiene la facultad de “coger” el calor corporal y mantenerlo, evitando también que el aire del exterior toque nuestra piel y nos enfríe. Cuando un bebe tiene fiebre lo ideal es que no haya ropa para evitar todo ello. Cuanto más fresquitos estén mejor, así que cuanta menos ropa lleven mejor.
  • Evitar lugares calientes: si es invierno y estamos en casa con la calefacción puesta puede ser interesante  bajar la temperatura de la casa. En verano debemos tener en cuenta lo mismo, que estén en una habitación ventilada, pero sin que estén en corrientes de aire.
  • Bañar al bebé un buen rato con agua tibia (NO CALIENTE): otra solución para robar calor al cuerpo es ponerlo en contacto con agua que esté a menor temperatura. El cambio debe ser gradual, evitando baños fríos (hay gente que hace eso, a mí me da mucha pena y miedo también), porque puede ir mal. Lo ideal es calentar el agua como siempre (34-36ºC) y dejar que pase el tiempo para que el agua vaya bajando de temperatura (jugando con él, explicándole cosas, etc.).
  • Utilizar compresas frías: esto es muy típico y muy de las películas. Podemos coger un paño o toalla pequeña y mojarla con agua fría. Se aplican en la frente, en la nuca y las muñecas y se van cambiando a medida que dejan de hacer efecto (se vuelve a mojar). A medida que la circulación sanguínea va pasando por sus manos y brazos el cuerpo va bajando un poco la temperatura (que sería un recurso para no pasarse todo el día completamente metido en agua).
  • Hacer una dieta líquida para que vaya rehidratándose: si el niño está sudando a causa de la fiebre es aconsejable que le vayamos hidratando. Algunos niños tampoco quieren comer mucho si tienen fiebre, algunos incluso vomitan, y pueden aceptar mejor una dieta líquida, que nos ayudará a rehidratarlos. Se aconsejan juguitos, agua o caldos y, en caso de los bebés, suero oral o leche.
  • Intentar que el niño esté tranquilo: si el niño tiene fiebre elevada lo más probable es que no tenga ganas ni de pestañear. Si en cambio no tiene mucha fiebre sí puede ser que aún tenga fuerzas para moverse (y moverse mucho) y son muchos los niños que, aún con fiebre, no paran. No es que haya que atarles a la silla para que no se muevan, pero se aconseja tratar de hacer con los niños actividades más tranquilas que no les haga aumentar la temperatura corporal ni sudar.
  • Darle infusión de girasol: una de las propiedades del girasol es la de ayudar a bajar la fiebre. Se utilizan pétalos secos de la flor de girasol y se hace una infusión con ellos. Para ello se hierve agua, se ponen los pétalos dentro y se deja reposar 10 minutos. Se filtra la mezcla y se le añade azúcar o miel, algo que le dé un poco de sabor dulce. Se le dan un par o tres de cucharadas cada 8 horas.
  • Enfriar al bebe desde los pies: esto se haría robando el calor desde abajo, desde las plantas de los pies. Mucha gente aprovecha el verano para caminar descalza y, en contacto con el suelo frío (depende del suelo que tengas), el calor parece que disminuye un poco. Además de hacerle caminar descalzo o de meterle los pies un rato en una tina con agua templada tirando a fría, podemos ponerle rodajas de papa cruda en la planta de los pies. Cuando se calienten las cambiamos por otras que deberán seguir robando calor de sus pies.

Con todo esto, espero que mi chinita se cure pronto. Además que el doctor ya nos dio los medicamentos adecuados. No soy muy partidaria de las medicinas, pero cuando se trata de aliviar el dolor o molestia de mis hijos, doy hasta la vida misma. Y yo, seguiré pidiendo cada noche que me pasen todo a mi pero que ellos estén bien. Que a mí me duela, y a ellos no. Yo soy más grande y puedo soportar todo por ellos.

Hoy, llegaré a la casa a abrazarla y poner mi frente sobre la de ella y repetir una vez más lo que siempre les digo cuando “nos enfermamos”… pásame todo tu dolor chinita.