La semana de Naelle

Esta semana fue la semana especial de Naelle en el nido. Es una semana en la que cada día un niño del salón lleva algo suyo para mostrárselo a todos. Desde que empezamos clases estuve pensando qué hacer para que sea realmente especial (aunque ellos no lo recuerden aún), pues es mi primera vez como mamá que vuelve a las aulas para hacer cosas lindas y divertidas.

El primer día fue una pancarta especial con sus fotos. Momentos más importantes que van marcando sus días hasta hoy. Decidí hacerlo con estrellas, que a ella le encantan y además llenarlo de papeles de colores bonitos y formas variadas. Las fotos serían básicamente de sus primeras veces en las principales cosas de la vida: primera foto, primera papilla, primera vez en la playa, primer añito, etc. El resultado fue lindo, me quedó muy bonita y sobre todo la sentí especial. Era la vida de mi china en un pedazo de papel.

f90bf5bd-de12-4774-bfe5-ffd9d7ccd6f2

Luego vino el día en el que los niños van al nido con tres de sus juguetes favoritos. Eso sí que fue difícil porque a mi china le gustan casi todos sus juguetes: armados, desarmados, por partes, todos juntos, mezclados y demás. Decidí que sería la oportunidad de sacar a Peppa y a George de la casa y llevarlos a conocer el nido, además de su cochecito para muñecas (en el que lleva a Peppa o a Minnie) y su tren Thomas que bota burbujas mientras da vueltas y vueltas. Todo un show cuando lo prendemos.

El tercer día le toca visitar el nido a los cuentos preferidos de Naelle. También fue algo difícil de elegir porque solo debemos llevar tres. Como mis chinos tienen una mamá que AMA leer, cada vez que veo un cuento lindo, con colores llamativos, figuras bonitas y por ahora de hojas gruesas, los quiero todos para ellos. Los más bonitos son los de formato chico, perfectos para las  manitos de los bebés. Llevé uno de animales, otro de la granja y otro de unas ventanitas que se levantan para descubrir lo que hay dentro de la casa. Lugares buenísimos para encontrar estos libros: Tai Loy, Wong, Crisol y Tottus. No hay pierde en estos sitios para salir con un nuevo cuento bajo el brazo.

El último día es el más especial de todos: visita de los papis al nido para hacer una actividad con todo el salón. Hace bastante tiempo venimos preparando este día con mucho cuidado y cariño para que los niños pasen un momento agradable y Naelle sepa que todo gracias a ella. De todas maneras me preocupaba un poco el tema de estar ahí y que Marcel no me quiera soltar, pero gracias a Dios lo pudimos manejar perfecto.

Pensé en jugar con pinturas, con colores y con texturas, luego lo descarté porque es algo que hacen siempre ellos en su día a día en el nido. Luego pensé en hacer algo comestible, como galletas o algo parecido, pero hace poco una mami que hace postres buenazos (Ursula Cuba para contratos y pedidos), preparó y decoró Cupcakes bellos con los chicos. Después fui descartando otras ideas por uno que otro motivo y entonces se me ocurrió jugar con algo diferente y que a Naelle le encanta: el mar. Busqué ideas bonitas y encontré una buena y fácil: el mar en una botella.

Aquí les paso el dato para que puedan hacerlo con sus peques en casa, es divertido y además ayuda a que los niños se distraigan en otras actividades. Es como el frasco de la calma.

Solo necesitan lo siguiente:
– Una botella de plástico
– Agua
– Colorante vegetal azul
– Aceite de bebé
– Arena, conchitas, pescaditos y cualquier cosa que les recuerde al mar

Primero se coloca el agua en la botella, casi unos 3/4 de agua dejando un espacio vacío. Luego se le pone una gotita de colorante vegetal azul, pueden ser dos si se quiere más azulita el agua, pero con una es suficiente. Luego se ponen todos los sólidos como conchitas, arena pepitas de mar o hasta piedritas para peceras. Finalmente se coloca el aceite de bebé hasta casi el pico de la botella. Se cierra bien y si es posible se sella con silicona caliente para evitar que se salga la tapita y listo. Tenemos el mar dentro de una botella.

Experimento infantil: Cómo hacer un mar dentro de una botella:

Los niños quedaron fascinados porque cada uno se acercaba a poner sus conchitas en la botella y empezaba a jugar con ella. Lo mejor es que cada uno se llevó la suya a su casa al final del día.

Así termina la semana especial de Naelle, ahora nos toca empezar a pensar en lo que haremos con Marcel para sus días especiales. Felizmente mi cabeza viaja a mil por hora, sino mis hijos llevarían todo repetido durante toda su vida escolar. Gran prueba que se nos viene!

Anuncios

2 comentarios en “La semana de Naelle

  1. Genial. Me has hecho acordar a mi hijo. Tiene un montón de cuentos pero ya cuando ha crecido todo es hombre araña. Colecciones de marvel y todos lso cuentos son de spiderman, venom, hulk, electro, spiderman negro, azul, rojo, 2021, etc. Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s