Cansada

Estoy cansada.

Me levanto super temprano y mi día no para incluso hasta mucho después que ustedes ya están dormidos.

Me gusta vivir por ustedes, pero a veces me olvido que yo también tengo sueños y pasatiempos que me gustaría hacer.

El trabajo es intenso y cuando ustedes me hablan mientras estoy en una reunión (que debería ser claro por los grandes audífonos que me pongo) me preguntan cosas, y ahí se quedan mirándome, como esperando o mejor dicho “exigiendo” una inmediata respuesta. Yo los veo de reojo porque no quiero responderles mal, pero ya cuando lo hacen 3 o 4 veces me siento mal. Mal porque no me ven, no pueden entender por más que les he explicado muchas veces en lo que va del día (sin contar los anteriores) que tengo que trabajar y aunque trate de dividirme en dos, no se puede.

Los escucho a lo lejos, mientras avanzo mi día de trabajo, y me acerco a ayudarlos cada vez que puedo. Veo lo que están avanzando en sus clases, y me comienzo a estresar por dentro cuando veo que se han atrasado en alguna tarea (lo que me espera el fin de semana, pienso), pero sigo.

Llega la hora de almuerzo, que quisiera disfrutar cada minuto con ustedes, y Naelle empieza a quejarse de que no quiere comer o quiere dejar la mitad; o Marcel diciendo que se le metió algo verde en su plato. Los minutos vuelan y me toca volver a reunión pero no sin antes pedirle por favor a Naelle que mastique, que no se guarde la comida en el cachete y que por favor no se demore dos horas esta vez.

El tiempo vuela de nuevo y después de las reuniones de la tarde me toca hacerles acordar para hacer ejercicios de escritura. Estar vigilando constantemente que no estén enchufados a la televisión o en aparatos electrónicos me pone los pelos de punta, porque me siento lo que no quiero ser: un sargento. Pero sé que es momento de controlar y ajustar esas pequeñas piezas que aun se están armando en sus cabecitas, aunque tal vez no lo entiendan todavía.

Aquí me preocupo, porque por más que quiera, tampoco puede estar a su lado enseñándoles todo lo que quisiera que aprendan, o que refuercen conmigo. Este año nos toca a nosotros estar en primera línea con el tema de la educación, más si es un año tan importante como el que marca el resto de su vida escolar. Y cómo cuesta….

Llega la hora del baño, y cierro pendientes para al menos ver que se estén bañando correctamente. Independencia, sí, pero con supervisión creo yo. Me siento otra vez a la compu y espero para acompañarlos a comer. Nuevamente la lucha contra el reloj para que Naelle no se demore hasta las 10 de la noche y lavarnos los dientes para estar listos para dormir.

Empieza de nuevo el conflicto. quieren que los acompañe a los dos, llegamos a un acuerdo y dos horas después por fin Naelle se queda dormida. Sí, hasta para dormir se demora. Recién en ese momento que puedo hacer algo para mí me acuerdo de algunas cosas que hay que hacer para el colegio y empieza mi segundo turno de chamba.

No es raro que cuando quiero ver una serie que dejé en pausa desde hace muchos días, sea solo el acelerador para cerrar los ojos y dormir.

Por más que quiera ser la mujer maravilla, no lo soy. Me canso, y también por dentro me siento triste, aunque trate de que ustedes no lo noten, triste porque me frustro, porque no puedo hacer ni ser todo lo que ustedes merecen que sea. Pero sé que ustedes lo saben, y me quieren así. Y yo, por más que esté cansada, tengo siempre grabado en el corazón y en la mente “ojerosa” que ustedes son lo mejor que tengo en la vida.

Y por ustedes, ese cansancio se muda. Promete que no para siempre, pero aquí lo espero para invitarle una taza de café y pasar mejor el rato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s