Llegaron los 18 meses

Hoy cumplen 18 meses y simplemente siento como si cumplieran 18 años. Los veo tan grandes, tan inteligentes y tan independientes (a veces) que hasta imagino cómo será cuando se vayan al colegio. Cada vez me asombro más de cómo me entienden, de cómo jugamos y cómo hablamos en nuestro propio lenguaje.

Cada bebé tiene su tiempo, como lo hemos dicho antes, pero hay algunas características que son comunes a esta edad. Aquí el detalle como cada mes doble yemero.

Motricidad
A esta edad, el pequeño ya intentará correr, pero es posible que se tropiece en el intento. Puede subir escaleras, pero cuidado, seguramente necesita ayuda para bajarlas. También intenta saltar con los dos pies, pero aún le cuesta. Patea la pelota pero no puede arrojarla con tanta facilidad. Puede hacerlo pero de manera brusca. Trepar es una actividad que le agrada, por eso cuidado con las caídas y con los objetos peligrosos. Tu hijo nunca debe estar en la cocina mientras el horno esté encendido o existan ollas con agua hirviendo. Recuerda que los accidentes suceden en un segundo de distracción. Jugar con vasos de agua pasando el agua de un vaso a otro le resultará entretenido a la hora del baño. Ésto es una señal del comienzo del control de esfínteres ya que comienza a diferenciar lo que está dentro y lo que está afuera.

Lenguaje
Cada vez agrega más sonidos y palabras a su vocabulario. Quizás comience a articular frases simples para pedir las cosas que desee. “Quiero agua mamá” por ejemplo. Pídele algún objeto y cuando te lo entregue di “Gracias”. Debes también  hacer el ejercicio a la inversa entregándole los objetos a él para que diga “Gracias”. Ayúdalo diciendo: qué se dice? Para que él mismo responda.

Juegos
Colocar aros de mayor a menor tamaño sobre una base, apilar cubos, colorear una figura simple, aunque sea un garabato, resultará interesante para el niño como agrupar por color, o elegir figuras entre un grupo pidiendo que te las alcance. Moldear con masa, con formas de plástico, siempre que lo haga contigo o con alguien presente, le encantará. Yo muero por jugar con plastilina, pero aún no me animo por el miedo a todo lo que acaba siempre en su boca. Ya llegará el momento.

Conducta
Tu aprobación ante el buen comportamiento lo estimulará. Si nota tu expresión severa al portarse mal comenzará a distinguir lo que está mal. Si se enoja o tiene rabietas por que has dicho NO o lo has reprendido, mantén tu posición, pues si nota que de esa manera consigue lo que quiere repetirá esa conducta. También puede ser probable que tu hijo comience a morderte a ti o a otros. Recuerda que las mordidas suelen ser manifestaciones de amor y no de agresión y es importante que así se lo tome. En vez de retarlo enséñale en ese mismo momento cómo demostrar su afecto mediante un beso, una caricia o un abrazo. Nunca debes pegarle o morderlo para enseñarle lo que se siente ya que además de ser una agresión, pensará que si tu lo haces él podrá seguir haciéndolo. Recuerda, tu eres el modelo a seguir. Las pataletas ahora son más constantes, y como tienen fuerza ahora es más difícil controlarlos y calmarlos. Espero que pase pronto esta etapa porque es feo.

Alimentación
Puede que tengas suerte y tu hijo maneja la cuchara y el tenedor perfectamente. Los míos por ejemplo si tienen una cuchara en mano todo termina en el suelo. Pero en este momento podrás darte cuenta si es diestro o zurdo. Nunca intentes cambiar esto. No permitas que coma fuera del horario correspondiente y evita las golosinas. Luego del baño, y antes de dormir puedes comenzar como un juego a enseñarle a lavar sus dientes, haciendo que te imite frente al espejo. Lo que ingresa como juego terminará siendo otro hábito nocturno.

Sueño
Probablemente tu hijo ya duerme toda la noche. Pero también puede ocurrir que se deslice desde su cama y aparezca en tu cuarto. Debes preguntarle que le ocurre, acompañarlo a su cama, confortarlo y decirle que puede regresar cuando quiera a tu cuarto pero que esa es su cama y debe dormir allí. Hazlo tantas veces como sea necesario, de lo contrario siempre le parecerá más atractivo establecerse en tu cama.

Control médico
Es muy importante la visita al pediatra al año y medio para corroborar el incremento de peso y altura. También se le efectuarán algunos exámenes de audición y vista para descubrir precozmente alguna alteración en la evolución de tu hijo.

Seguimos en esta aventura que realmente es hermosa, pero agotadora. Doblemente agotadora en mi caso. Y bueno, tengo muchas cosas que contar y decir, pero el tiempo a veces no me ayuda. Por eso, a buscar huequitos para robarle minutos al día y continuar. De eso se trata no? De aprender a vivir contra el tiempo sin quitarnos la sonrisa de la cara.

Sigamos creciendo hijitos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s