Cada uno con su tema

Hoy tenía ganas de escribir un post distinto. Uno de esos que guardaré en un sobre y se los regalaré en un día especial. Uno de esos que salen del corazón, sin filtro y con la emoción a flor de piel que se hacen realidad a través de letras, palabras y conjunto de oraciones que fueron creadas a través de los ojos de una mamá enamorada mientras veía cómo se quedaban dormidos sus hijitos.

Puede que ahora no entiendan lo que daría por ellos, y tal vez me escuchen con atención cuando les digo “te amo”, pero no llegan a entender aún en verdadero significado del amor y lo que me hacen sentir cada minuto de mis días cuando pienso en ellos.

Me cuesta creer que ahora tengo que hacer más que un esfuerzo para cargarlos. Están creciendo y debo confesar que eso me aterra. Pienso, me proyecto y cuando empiezo a sufrir trato de cambiarme el chip y disfrutar el hoy. El hoy que vivimos y me hace tan feliz a pesar de terminar mis días con as piernas molidas y la espalda partida. Una palabra nueva, una mueca distinta y todo lo que hagan en sus días será motivo de celebración, todo menos las pataletas obvio.

20160130_173923

Por esto y más, quiero decirles algunas cositas para que sepan lo que vivimos juntos ahora:

Empezamos contigo mi china. Un cascabel (como te dice la miss del nido). Todo el día de aquí para allá, corriendo con tus patas flacas y tu sonrisa de oreja oreja y ojos chinitos. Aprendiste a correr cuando recién te soltaste de mi mano para caminar. Cómo te gusta la calle! Llego del trabajo o ves que alguien llega a la casa y los recibes con un “vamo calle”. Claro, antes mueves tu manito en dirección a ellos diciendo “holaaaa”. Pero lo más bonito es cuando en la mañana al despertarte y ver a tu hermano le dices “hola manoooo”. Pobre de que no te demos tu “tete” a la hora que la pides. No sé cómo haremos pero tenemos que cambiar esos berrinches, con patadas incluidas cuando simplemente quieres tu leche por la mañana. Lo mismo es en la noche, cuando ya te duermes, tenemos que esperar un poco para que aguantes en la noche y darte tu leche antes de que te despiertes, sino, sálvese quien pueda! Aún sufrimos algunas noches. Tal vez tienes unas cuantas pesadillas, o un zancudito pasa por tu orejita y te despiertas, pero al toque corremos para ponerte tu chupón “popón” y tu trapito “pito” que sin ellos, simplemente no podrías conciliar el sueño. Tratamos de no hacer bulla cuando ya estás en tu camita, porque si nos escuchas hablar o ver algo en la tele te despiertas como recién saliendo de una “siesta” y dices “aveeeer”. Respondes con fuertes “no” cuando no quieres algo y recién has entendido el significado de un “sí” porque veo que lo usas con más frecuencia también. Ahora, la verdadera hora del terror es a la hora del almuerzo. Qué niña realmente, no te gusta nada de nada. Llegué a filmarte en un video para que  me creas y sepas TODO lo que pasamos a la hora del almuerzo y la comida. Se te da por “pollo” y comes solo unos cuantos pedacitos, se te da por arroshhhh y comes poquitas cucharaditas, amas el huevo revuelto como tu hermano, pero no solo de huevo se vive hijita. Si pudieras alimentarte de agua serías la más feliz de la tierra. Cuándo comerás rico? Ese día créeme que haremos una fiesta! Otra cosa que te encanta es cantar “estrellita”, me pides que te cante y tu la continúas “onde tash”, es lo máximo verte cantar y sonreír cuando la cantamos juntas. Me pides tus videos preferidos con el dedito y luego cambias de canal tu sola. Mi chiquita mandona. Últimamente te dan rabietas al momento de salir de la tina, entiendo que hace un calor horrendo, pero no se pueden hacer esas pataletas y menos cuando estás en el agua china. Basta con que me veas alistar tu toalla y empiezan los gritos, manotazos y caras largas. Saliendo a cambiarte pides tu popon y tu pito, al toque empiezas a cerrar tus ojitos para activarte nuevamente luego del pañal. Tu papá te toca guitarra y tú quieres hacer lo mismo, luego de pelear con él por un rato finalmente te duermes, hemos hallado la técnica perfecta. Tienes una energía envidiable y matadora mi china. Espero la conserves hasta grande, sino serás una vieja sin fuerzas como yo. A veces me provoca pedirte que ya no crezcas, pero es imposible, y la ley de la vida no perdona. Solo me queda vivir al máximo cada minuto que Dios me de a tu lado. Sigamos creciendo que me enamoras cada día más.

20160131_173558

En cuanto a mi chino hermoso amor de mi vida. Cómo explicar que soy adicta a tus pezuñas y deditos gorditos redonditos como de chanchito. Son tan perfectos que solo con verlos me provoca estrujarlos y llevarlos en mi cartera. Empiezas el día con una sonrisa y mi nombre bajito “mma mmma” y no hago más que ir corriendo y levantarte. Sudas mucho en la noche a pesar que te prendo el ventilador en el cuarto y no te tapo con nada. Eres una termita hermosa. Y aunque a veces reniegas en la madrugada y hablas dormido, me haces levantarme de un salto de la cama para correr a ver que te pasa, siempre te duermes de nuevo. Amas que te pase a mi cama para dormir juntos, y aunque tu papá me diga que no lo haga, sé que a él también le encanta. Cuando nos vamos a jugar y quieres que haga algo por ti, me pides la mano y me llevas hasta donde quieres que vaya (por ejemplo a recoger una pelota debajo de la mesa), me señalas con el dedo y me pides que cuente: unooo, doooo, teeeee. Cuentas incluso hasta 10 cuando te dan ganas de hacerlo. Todos se sorprenden de eso porque cuentas hasta las letras de los carteles del parque. Y sino puedes me pones el dedo a mí en el cartel para que te ayude. Me enamoro cada día cuando me cuentas cómo hace el pato, el perro, el gallo y la oveja. Luego decimos BRAVO y aplaudimos juntos. Incluso a veces juntas mis manos para que yo aplauda más fuerte. Lo que no me gusta es que siempre empujes a tu hermana cuando quiere hacerte cariño: ella feliz se acerca a decir “mano mano” y quiere hacerte cariño pero tú la haces a un lado. Igual te ríes de todas sus payasadas pero no te gusta que te abrace. A mí te me trepas como mono: me pisas como si fuera un tapete y escalas hasta mi cabeza cuando quieres. Estoy segura que así serás más adelante con tu hermana. Creo que lo que no te gusta es cuando grita, te desespera y tal vez te preocupa. Hace unos días no quieres ni probar la comida que te hacemos en la casa, juro que he llegado a las lágrimas cuando ni tú ni tu hermana quieren comer. Luego de eso te ofrezco Yogur y qué tal bocaza me abres, con un huevo revuelto es la solución. Lo mismo que a tu hermana: solo de huevo no se vive pues chino. Me acuerdo cuando tomabas solo 3 onzas de leche máximo, ahora son 10 las que tomas en cada biberón y es increíble. Creí que ese momento jamás llegaría, y cuando compré el biberón de 11 onzas me sentí realizada (aunque suene loco). Hace dos días me di cuenta que ya no quieres tu biberón, ahora la tacita de jugo es lo que tu quieres. No entendía porqué ya no querías jugo hasta que me di cuenta que estás creciendo. Mi chino del alma se hace más grande y más fuerte cada vez. Yo, desde mi lugar te observo y te acompaño a cada paso que das, y así será toda la vida. Pero un día llegarás a visitarme y serás tú el que me diga para ir a pasear al parque y yo no haré más sonreír y ser feliz. Contaré las horas que me faltan para vernos así como tú las cuentas hoy con tu hermana para que yo llegue del trabajo. Tu no tienes un trapito como tu hermana sino tienes mis manos, las agarras, acaricias y pellizcas cada dedo antes de dormir y cuando estas en el coche. Es tu vicio además del chupón. Llega la hora del baño y nos miramos al espejo para hacer muecas y travesuras con el agua. Amo tus carcajadas y cuando te revuelcas en la cama antes de dormirte. Caes indefenso como una mosquita cuando ya no das más. Te llevo a tu cuna y con un beso en la frente te digo: te amo hijito, sueña con los angelitos. Y así es hasta el día siguiente que volvemos a empezar una nueva aventura.

20160131_173229

Es increíble cómo dos personitas que salieron de mí, a la vez, sean tan distintas dentro de todo. Cada uno es un mundo, un universo único y perfecto que gracias a Dios veo evolucionar cada día. Los mellizos tienen una conexión única, pero a la vez, son individuales y tienen personalidades bien marcadas y definidas desde el día número 1 en que llegan a la tierra. Solo espero que llegue el día de leer esto juntos y reírnos recordando todo lo que vivimos.

Sigamos creciendo y aprendiendo juntos bebés.

IMG-20160119-WA0030

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s