La peor pesadilla de Naelle: la leche y la comida!

Hace dos días comenzamos la aventura de las papillas, y puedo decir que realmente es mucho más difícil de lo que imaginé. Mis hijos son un poco complicados para comer en general, si con la leche era un suplicio chino, con la comida es peor. Lo bueno es que por lo menos ya están probando otros sabores.

Naelle antes de comer

Naelle antes de comer

Por donde empiezo? Bueno, empezaré por lo más sencillo, para Marcel tomar la leche ahora en verano es bien complicado, él es muy caluroso y si no me pongo frente a un ventilador sonamos. Pero como todo se trata de ir conociéndonos y entendiéndonos todo se lleva mejor con tiempo y paciencia. Si es que le toca tomar leche y justo a esa misma hora el señor tiene sueño: HUYAN! Es un loco en potencia cuando se le cruza hambre y sueño. Ahí aplico la del chupón el balanceo y tarareo de canciones de cuna dando saltitos en la cama y palmoteos en el pompis y ya está. Cae como mosquita pero con sus renegadas revienta tímpano de cuando en cuando. Solo así consigo que se seque sus 6 o 7 onzas de leche sin problema.

La más difícil de la vida es mi Naelle. Creo que esta bebita nunca jamás en la vida tiene hambre. Es más, una noche pasaron 9 horas y no pedía nada de leche, tuve que darle dormida y aún así no se acabó su biberón. Confieso que este tema es mi principal estrés. Más aún porque ella es la más chiquita, y este último mes solo subió 200 gramos. Qué fea sensación la que siento cuando la pongo en la balanza y veo que los numeritos no suben tanto como lo espero. Por Dios que soy neuro mamá cuando se trata del peso y de la hora de la comida. Antes de este fin de semana cuando solo tomaban leche y yo luchaba en cada toma para que se termine su biberón (5 onzas) fallidamente porque siempre, siempre quedaba media onza o una onza completa. Y por lo menos 1 hora en cada biberón. Es realmente estresante. Pero esta bebita no quiere por nada del mundo, cierra la boca, levanta la lengua para trabar la tetina del biberón, escupe por un lado lo que va succionando y por último se guarda todo en el cachete y lo expulsa cuando le saco el biberón. Es de terror! Pensé que las papillas serían mi salvación para poder estar más tranquila por ese lado, pero no. Es también complicada para comer. No llora ni se queja, pero juega con la comida en su boca. Lo contrario que Marcel, él se incomoda en la silla, y reniega pataleando sin querer comer. Pero siempre, al final encontramos la forma de hacerlo abrir la boca. Con ella es diferente y yo siento que moriré de infarto cerebral.

Yo necesito que coman, sobre todo ella. Y he hecho de todo: intentar darle leche más seguido en menor cantidad (nulo), dejar pasar un poquito más de tiempo para que le de hambre (nulo), ponerle nestum en todos los biberones para que sepa más rico (nulo), cambio de leche (nulo), dibujos, juguetitos, canciones y todo para nada.

Hemos empezado ya con la siguiente rutina que espero funcione:

– 6:00 am leche: Empiezo con Marcel y termino con Naelle. Esta es la leche más pesada de todas y hasta hoy no sé porqué.
– Juegan y duermen
-10:00 am: Jugo de Papaya o Granadilla
– Juegan, los baño y dermen
– 12:00 m: Papilla (estamos empezando con vegetales amarillos y tres días de cada uno solo y luego ya empezamos a combinarlos entre sí, papa amarilla, camote, yuca, zanahoria y zapallo. De postre perita o plátano de la isla.
– 3:00 pm: Leche
– 6:00 pm: Papilla de Nestum con leche
– 9:00 pm: Última leche del día (se las doy a las 11 mas o menos para que aguanten más.

Vamos recién dos días y creo que han comido más de lo que pensé, y aunque la leche es un calvario y castigo cada vez que trato de darles, tengo que sacar fuerzas y paciencia de todas parte para aguantar y cumplir mi principal labor: ser mamá!

Primera papilla!

Primera papilla!

Soy una mamá estresada, lo confieso. Me gustaría ser más relajada y si no comen, pues pensar que a la siguiente comerán más. Pero no puedo. No puedo pensar que no se están alimentando bien y estar tranquila. Que una bebita de 6 meses ya debería estar tomando más de 4 onzas, que debería tener hambre si es que ya pasaron 4 horas desde su última comida… que debería pesar más de lo que pesa ahora. No debería ser así porque le transmito esa tensión a ella, lo sé, pero qué puedo hacer? Dejar que pase un día entero y si no me pide comida no le doy? Soy una mamá primeriza y estresada, lo sé.

Anuncios

7 comentarios en “La peor pesadilla de Naelle: la leche y la comida!

  1. Marite¡ te cuento quiza te relajes un poco y veas que no eres la única¡¡ Marcelita, mi bebe de 5 meses y 21 dias también esta tomando solo 4 onz y con las justas, últimamente no kiere su leche, y el ultimo mes subio 185gr¡¡¡ y no creció ni un centímetro¡ casi me muerooo xq no kiere mucha lecheee como antes, llego a tomar hasta 6 onz¡¡ yo se que tus pekes necesitan mas xq nacieron con menos peso..pero realmente tienes q relajarte xq ellos sienten todo tu estres¡¡ Ahora empece con las papillas, para que reemplacen lo que ya no toma en leche, come todo hasta ahora¡¡ el problema es la lecheeee¡¡ ya no la acepta tanto y hace lo mismo que Naelle, pone la lengua, la bota por otro lado..etc…y es una chambaza estar todo el día pendientes de sus horarios para comidas y tomas…pero es la mejor chamba no?? disfrutarlos y tenerlos es lo máximo…creo que compartiendo nuestras experiencias veremos que no estamos tan mal…un beso¡¡¡ Diana

    Me gusta

    • Diana gracias! Sí de verdad que es un chambon. Nunca imaginé que fuera a ser tanto así. Es que tienen días más difíciles que todos. Y es cierto lo de la comida pero también son menos biberones de leche. Ay ojala q todo vaya acomodándose no?
      Un beso para ti y Marcelita!

      Me gusta

  2. =) Igual me costo horrores!!! te digo que hasta el noveno mes Ariadne recien comia medio normal, las papillas solo las queria si le daba a ella cuchara y demas, solo asi comia la mitad y la otra mitad se las embarraba por todos lados… y bueno de a poco, ahora igual es de ideas para comer, el Dr me dijo: 20 cucharadas en cada comida esta bien si es sopita y de ahi merienda a media mañana (2 huevos diarios si o si). y asi! de a poco se acostumbro. Besote Marite, tu puedes!!!

    Me gusta

  3. Ahora viene lo bueno, porque desde que empiezan a comer, la tarea de lavar la ropa es de todos los días, en verano como si nada, en invierno la tendrás más difícil porque la ropa no va a secar.

    Si puedes compra una secadora de ropa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s