Un aniversario cortito

Qué difícil es salir de “paseo” sin dejar tu cerebro en casa con los bebes. Pero, si queremos mantener la relación de pareja en un buen nivel, debemos hacerlo aunque nos cueste, y aunque solo sea por un ratito. No importa el tiempo, sino importa la calidad del tiempo juntos. Aprovecharlo al máximo es el punto aquí.

Hace una semana cumplimos 4 años de matrimonio y quisimos hacer algo especial, como todos los años lo hemos venido haciendo. Primero planeamos un viaje afuera del Perú: vimos pasajes y cosas que hacer con nuestros puntos (el ahorro por delante) pero luego nos dimos cuenta que era un poco loca la idea y además, debíamos estar aquí por la confirma de las sobrinas. Luego ería un viaje al interior del país: ninguno conoce Arequipa así que era una muy buena opción. Finalmente nos decidimos por irnos más cerca a solo unas horas de Lima y por solo 24 horas. Algo, es algo al menos.

Encontramos la fórmula perfecta para el cuidado de los bebes en nuestra ausencia: mi mamá, su nana y la chica que ayuda a la nana. Total, sería igual que un día normal de trabajo solo que por la noche no los veríamos. Pero como nada sale como uno lo espera, esa semana todo se complicó…

El viaje esperado sería un día miércoles para regresar jueves (feriado) por la tarde. Pero el domingo de esa misma semana mi china cayó con fiebre y el lunes el doctor nos dijo que era garganta. Le dimos sus remedios y ya el miércoles amaneció sin fiebre. Tampoco había hecho fiebre la noche anterior así que decidimos ir. A pesar que teníamos todo pagado y separado en el fondo ambos pensamos que si seguía mal, era imposible irnos. Pero a las 2:00 pm emprendimos camino cuando los dejamos ya almorzados y casi dormidos en la siesta de la tarde. Me fui, y confieso que me sentí por un minuto la peor mamá del mundo, pero no tenía porqué sentirlo. Acaso no merezco un descanso aunque sea solo por unas horas? Acaso no es que suplico al cielo una sola noche para DORMIR de corrido? Acaso no pido siempre un poco más de tiempo para NOSOTROS juntos? Para ser los dos por un momento? Y no es que no quiera la vida que tengo ahora, la amo y la volvería a vivir una y mil veces. Pero por fin entendí que extrañar un poco y buscar maneras de ser mamá y esposa a la vez, no está mal. Yo trabajo, me saco la mugre para llegar a tiempo y jugar con los bebes, darles de comer y bañarlos para que cuando llegue su papá estemos un rato juntos los cuatro para dormirlos y por fin conversar los dos. No es fácil… a veces cuando tengo ayuda, esa ayuda es con uno de los dos, y yo me encargo del otro. Por eso no queda mucho tiempo para mí, para nosotros. Y sería mala mamá si busco ese momentos? Para nada, es algo necesario.

Pero bueno, pasamos algunas horas juntos, recordando, riéndonos, diciéndonos mil cosas que antes, sea por falta de tiempo o hasta ganas incluso, no nos decíamos. Y prometimos no olvidarnos de eso, de lo que somos en realidad. Una pareja.

Prometimos al día siguiente pasarla lindo por algunas horas más y volver a la casa para seguirla pasando lindo con los bebes. Sin embargo ese mágico pensamiento desapareció a las 9:30 am cuando recibimos un mensaje de mi mamá que nos decía que a Naelle le habían salido unos puntitos rojos en el cuerpo. Ya había llamado al doctor y este le había indicado que no era eruptiva ni nada, sino que seguro era una reacción al virus que le había dado unos días antes. A veces reacciona el cuerpo así para liberar toxinas. Pero en resumen, todo estaba bien y bajo control. Y a pesar que solo se lo dijo a Lalo por celular, era imposible que yo no viera su cara de descuadre y le arranchara el celular para ver que había pasado. Todo se derrumbó de un solo soplido. Yo no quería decir nada, pero él solito se subió al carro y con voz de resignación me dijo “vamos”.

Los hombres son un poco más prácticos en ese sentido. Tal vez él se hubiera quedado tranquilo cuando nos dijeron que “todo estaba bien”, pero yo no soy así. Estaría pensando en ella cada segundo y el día no sería el mismo. Una situación como esa nos removió un poco el mundo que acabábamos de prometer hacía solo unas horas. Nada podrá ser como antes porque ahora tenemos dos razones y motivos por las cuales dar todo y seguir el camino correcto. Ya no estamos solos y ellos son los dos deseos que pedimos con tanta ilusión. Nadie dijo que sería fácil tener hijos, y menos con dos. Pero es nuestro “hoy” y cada vez que pensamos en ello, la sonrisa se dibuja de una manera increíble y se nota que es una mera proyección del corazón.

Volvimos un poco frustrados pero al final del día contentos de que la bebe no tuviera nada. Yo vivo traumada con las fiebres repentinas porque casi siempre, y cuando no están acompañadas de dolores de pancita, resfríos y demás, son por una posterior eruptiva. Ya me ha pasado y tiemblo de pensar que es muy probable que pase de nuevo.

De camino compramos dos globos enormes de Minion y de Minnie para ellos. Nos vieron y felices corrieron hacia nosotros para agarrar sus globos y empezar la juerga familiar. Hoy somos cuatro, pero siempre estaremos los dos el uno para el otro a pesar de todo. No descuidemos la relación de pareja porque al final como siempre se ha sabido: los hijos son prestados.

Que vengan muchos aniversarios más….

FB_IMG_1431354044234

Anuncios

6 comentarios en “Un aniversario cortito

  1. Mi querida Marite, hasta ahora no se porque no nos damos un tiempo para vernos y charlar…..una vez mas super conectada con lo que cuentas….seguro que no me vas a creer que puedan haber tantas coincidencias. Mi esposo y yo ese mismo fin de semana hicimos un viaje a Argentina,salimos jueves en la noche y llegamos domingo en la mañana, osea tres interminables noches sin los chinis. Esto fue un premio que me gane por una campaña en mi trabajo y era una excelente oportunidad de “renovar votos matrimoniales” jajaj asi le decia a mi esposo para convencerlo porque al inicio no queria ir. Mi madre en un instante me dijo ” te vas con tu esposo, ni te preocupes de los chicos” asi que movi las cosas para que la “logistica” cuadre y los chinis no se den cuenta que papa y mama no estaban. Lo que mas me preocupaba era la noche, por que la Cata se despierta minimo 2 y aprox 4 veces en el transcurso de la noche pidiendo arrullo solo de mama. Mis padres se mudaron a mi depa por esos dias. Asi que contrate una nana exclusivo para la noche, y otra para el dia. Organice visitas de la familia durante los dias para que los chicos esten distraidos poque les encanta la visita. Me lleve mi tablet y baje el whatsapp, conectada las 24 horas. En conclusion, todo perfect. Mi china, solo se desperto en las noches una vez para tomar su leche y seguir durmiendo placidamente, dejame decirte que hasta ahora lo esta haciendo asi, en 3 noches se acostumbro a dormir de corrido……hasta ahora no lo creo, a veces me levanto y voy a verla porque no lo puedo creer. El estar conectados viendo fotos y videos todo el tiempo nos ayudo a estar separados de ellos, todo el tiempo los veiamos felices. Y bueno, nosotros aprovechamos el viaje, tomamos aire puro, comimos y bebimos rico, y record de records, dormimos 8. 1/2 horas seguidas cosa que en 11 meses no lo hemos podido hacer. Los chicos crecen tan rapido y cada vez quieren ser mas independientes, hay que dejarlos ser, y lo que dices es verdad, nuestros hijos son solo prestaditos. Un abrazo. Y esta pendiente el cafe.

    Me gusta

    • Clau, vi tus fotos en Argentina y moría de emoción! Qué lindo que pudieron escaparse. Es básico poder contar con tiempo para los dos. Que sea una promesa dedicarse el uno al otro (íntegros) al menos una vez al mes… Un beso grande!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s