De la tos y otras hierbas más

¿Es que acaso no vamos a tener meses seguidos de paz? Creo que lo típico, como ya me lo habían adelantado, es que cuando los bebes entran al nido empiezan las enfermedades. Si bien mis bebes se han resfriado desde muy chiquitos, ahora es mucho más seguido. Empecé a conocerlos y el más enfermizo es Marcel, pero cuando mi Naelle se enferma, es con ganas. La fiebre le baja más lento a él, y a ella la tos. En esas estamos ahora. Ella con tos, de esas secas que perturban de solo escucharla, y él parece que lesionado del pie izquierdo de tanto corretear el fin de semana y una mala caída que tuvo bajando de un tobogán.

Lo que más me duele es verlos al llegar de noche. Parece que toda la angustia del día se desata cuando piso la puerta de la casa y los veo. Solo quiero detener el tiempo y juntar sus cabecitas a la mía pidiendo a la fuerza más potente de la vida que me pasen TODO mal a mí pero que salga de sus pequeños cuerpitos.

Ayer, luego de salir del doctor, en lugar de quedarme tranquila y esperar que las medicinas hagan efecto, fue al revés. Me sentí peor de estresada esperando que durante mi ausencia se les de correctamente cada uno de sus jarabes. Qué cruel es estar lejos de ellos cuando más necesitan de su mamá. Un teléfono se convierte en nuestro mejor amigo pero el enemigo de quienes los están cuidando. Porque, siendo totalmente honestos, debe ser totalmente desesperante tener un teléfono que suena y suena todo el día con la misma pregunta: ¿todo bien?

En fin, para hacer más llevadero el tema me puse a investigar remedios caseros para la tos y encontré bastante información interesante que comparto con todas las neuromamas como yo.

– Aceite de Oliva: Aplicarle una compresa en el pecho del bebe, empapada de una mezcla de aceite de oliva, alcanfor y vinagre; dejarla toda la noche.
– Ajo: Se aplica en forma de zumo (triturar varios dientes de ajo y exprimir el jugo en una cuchara) // Pelar una cabeza de ajos, revolverla con miel y molerla; se toma una cucharada de la mezcla cada hora.
– Alfalfa: Para fortalecer los pulmones, se muelen las semillas de alfalfa y se agregan una cucharadita a los alimentos cuando ya están servidos a diario.
– Avena: Poner a hervir 4 cucharadas de semillas de avena en dos litros de agua hasta que el agua se evapore hasta la mitad. Darle de tomar un par de tacitas al día repartidos en varias tomas.
– Berro: Darle de tomar lentamente antes de acostarse un vaso caliente de la mezcla de 100 gramos de jugo de berros (extraído por machacar sus hojas) con un vaso de leche y miel de abeja al gusto.
– Cebolla: Darle de tomar una cucharada cada hora de jarabe de cebolla (se rallan la cebolla y se agrega miel y se deja reposar toda la noche).
– Col: Poner a hervir una hoja de col en un vaso de leche durante 15 minutos. Darle de tomar repartido a lo largo de las comidas del día. Esta misma preparación resulta útil en los resfriados, gripe, etc. // Jarabe de col: Licuar las hojas de una col y añadir 2-3 cucharadas de miel. Cocer a fuego lento durante 20 -30 minutos, al tiempo que mezclamos los ingredientes. Guardar en recipiente hermético. Darle de tomar una cuchara 2-3 veces al día si persiste la tos o solo cuando aparezca.
– Compresas Calientes: Sobre el pecho con un paño, después con los paños fríos se deja ½ minuto. Repetir el ciclo por 3 veces, hacer en la mañana y otra en la noche.
– Eucalipto: Los baños de inmersión en agua caliente con extractos vegetales de eucalipto favorecen la descongestión.
– Higo: Hacer una infusión en un vaso de agua polvo de higo tostado como café y tomar 4 tazas al día. // Cocción de ¼ de litro de leche hervida con 12 higos secos durante 15 minutos. Darle el líquido resultante una vez filtrado y endulzado.
– Jugo: Preparar jugo mezclado con naranja, lima, limón, zanahoria y berros.
– Limón: Darle de tomar zumo de limón, diluido con agua en partes iguales, añadiéndole unas gotas de aceite de oliva. Mezclar y darle 2 veces al día.
– Líquido: Dar mucho líquido para que las secreciones se ablanden.
– Manzana: Preparar infusión 15 gramos de flores secas de manzana por litro de agua. Darle de tomar dos tacitas al día de a pocos.
– Rábano: Darle de tomar una cucharada cada hora de jarabe de rábano (se rallan el rábano y se agrega miel y se deja reposar toda la noche).
– Sauco: Administrar una cucharadita de infusiones de sauco. Tienen notables efectos antiinflamatorios y sedantes.
– Tomillo: Administrar 2-3 cucharaditas al día para desarrollar un efecto contra los gérmenes y para relajar los pulmones; además son tonificantes. Los baños de inmersión en agua caliente con extractos vegetales de tomillo favorecen la descongestión. Agregar a la tina sus juegos para que sea mas divertido el baño.
– Uña de gato: Poner en decocción ½ cucharada de uña de gato en ½ litro de agua. Tomar la siguiente dosis: 0-3 meses: 1-2 gotas; 3-6 meses: 2-5-gotas; 6-12 meses: 10 gotas; 1-2 años: 1 cucharadita.

Ayer apliqué la de Tomillo (pero con aceite de Just) y dormimos, un poco mejor. Voy a ver cuál de estos preparados hago hoy para ver cómo nos va. Todo sea porque mi china duerma bien y se empiece a sentir mejor.

Qué difícil es verlos enfermos. Que pase rápido esta mala racha por favor.

Anuncios

3 comentarios en “De la tos y otras hierbas más

  1. Mamuska hace unos brebajes para todo tipo de enfermedad, pero mi esposa es reacia a dárselos a Elmito.

    Nuevamente gracias por el dato, necesitábamos un doctor de ese tipo, mi esposa quedó encantada y Elmito congenió rápido.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s