La resolución del año 2016

Desde que los bebes nacieron, me recomendaron tener horarios para todo. Para la hora de la leche, para las siestas, para el baño y para irnos a la cama a dormir. Es difícil hacerse una rutina, pero estoy convencida que ayuda tanto a los padres como a los mismos niños a saber que todo en esta vida sigue un orden. No es que sea malo no tener horarios, pero es mucho más beneficioso para todos que así sea.

Resultado de imagen para reloj bebe

Tampoco es bueno ceñirse abrupta e inamovible mente a un horario, porque puede que hayan excepciones a la regla y que un día de paseo almuercen a la 1:00 pm en lugar de las 12:00 del mediodía. Pero siempre alrededor de esa hora. Es mejor tener esa flexibilidad para no estresarnos ni morir en el intento de hacer todo perfecto. Porque si de algo me he dado cuenta, es que la perfección no existe.

Uno de los problemas que mi nerviosa forma de aprender a ser mamá me trajo, fue la Navidad. Recuerdo que la primera vez que la pasamos juntos, ellos solo tenían 4 meses, yo no quería sacarlos de la casa por muchos motivos. Y por mi tranquilidad, la pasamos ahí. El segundo año, ya tenían un año, pero el tema de la logística de llevarlos a otro lugar de noche se me seguía haciendo complicado. Muy a parte de todo lo que tendría que llevar, estaba el tema de dónde iban a dormir. Pues ni hablar aguantarían hasta tan tarde. Y este año, la verdad que me pasa lo mismo. Ellos a las 9:30 pm están a punto de dormir. Me piden su leche y empiezan el ritual de revolcarse en la cama hasta quedarse dormidos. Privarlos de eso ahora, no me gusta mucho. Es por eso que una vez más hemos decidido pasarla en la casa con la familia.

Tal vez muchos piensen que es una exageración, que si ya tienen 2 años no pasa nada. Y es verdad, no pasa nada. Pero yo conozco a mi gente, si ellos se quedaran dormidos en otro lugar que no es su casa, en el carro de camino a la casa se despertarán y no dormirán en muchas horas más. Además, sacarlos a esa hora, con el cuerpo caliente y con un poco de moquitos, no me parece recomendable. Y como siempre digo, es un tanto diferente encargarte de uno solo que verlos a los dos y tratar de tenerlos a los dos cómodos y tranquilos.

Por eso, este año mi resolución de Navidad no serán regalos, perfumes, ropa ni nada material. Será encontrar la fórmula perfecta para seguir siendo atenta y cercana a mis hijos, pero ahora sin hacerme tantas bolas mentales por todo. Es un poco difícil sobre todo con el carácter que tengo , pero estoy segura que saldremos adelante en esto y en los demás problemas que nos tenga deparado nuestro destino.

Sé que es difícil cambiar, sobre todo cuando hemos crecido en un ambiente de sobre protección extremo. Pero desde que me enteré que la sobre protección es un tipo de maltrato, me decidí a serlo cada vez menos. Será duro el camino, pero a veces para crecer es necesario soltar un poco. Tener mucha paciencia pero soltar un poco al final.

Resultado de imagen para feliz navidad bebe

Y mi mejor consejo es: primero empieza por ti, mamá. Si tú no estás bien, ellos tampoco lo estarán. Así que empieza por ti, eso influirá directamente en ellos, te lo prometo.

Y tú… sabes cuál será tu resolución del año?

Feliz Navidad para todos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s