La semana especial de mi chino

Desde el año pasado celebramos las “Semanas Especiales” de los niños en el nido. Cada niño tiene una semana entera dedicada a ellos y me llena de emoción cuando llegan las semanas de mis chinos. Y como muchos me lo dicen, soy una mamá afanosa que vale por dos. Y de hecho es un poco complicado porque pensar en ideas para pancartas, y actividades diferentes para dos personitas en solo un año, cuesta! Pero lo hago con mucho amor, y con ganas de verlos felices y sintiéndose hiper espaciales. Como son!

Esta semana es la semana de mi chino, y todos los días han girado en torno a él y a su bella y maravillosa vida. Y yo, como su fan #1 no puedo evitar que se me caigan las babas hablando de él. Mi churro, mi niño inteligentísimo que se robó mi corazón y aliento desde que pisó el mundo con sus 2.480 Kg. Mi chino churro potón y cachetón que me saca canas verdes pero es mi maestro principal. El que me enseña lo que nunca creí que podía aprender. Esta es la semana especial de Marcel.

Empezamos el día lunes con el cartel de “Todo sobre….”, es una idea linda que resume la vida de cada niño en fotos y algunas frases. En lo personal siempre quiero hacerlo de algún personaje que les guste y les llame mucho la atención. A Marcel le gustan muchos dibujos pero en especial le llaman la atención los colores y las formas geométricas. Fue así como buscando mil referencias muchas semanas antes, encontré una que adapté para que sea el cartel perfecto para él: un arco iris de fotos. Para hacerlo, solo necesité: cartulinas de colores, silicona líquida, goma en barra, tijera, regla, lápiz, fotos y plumones de colores. Lo demás, es paciencia y mucho buen humor para que cuadren las tiras de color en la cartulina base. A mi chino le encantó y yo fui feliz!

No hay texto alternativo automático disponible.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, interior

El martes fue el día de compartir un juguete con sus amigos. Tiene que ser un juguete especial, que el niño estrella de la semana quiera mucho y le encante jugar con él. Aquí enseñan a los demás a compartir y que es bueno prestar a los amigos sus juguetes. Además, el niño se siente especial porque todos quieren jugar con algo que es especial para él. Nosotros llevamos dos: un perro que da vueltas en el suelo y se ríe (es demasiado gracioso, haré un video para se contagien de su risa) y un carrito con cabeza de tiburón que se mueve al apretar un botón y va adelante y atrás. Es lindo también y a él le encantan.

El miércoles fue el día de llevar sus libros preferidos, y ahora que justo estamos en nuestro momento de “más libros menos tele”, nos cayó genial llevar los preferidos de Marcel. Estos son 4, una maletita de libros de Paw Patrol que Marcel ama que le cuente a la hora de almuerzo. Cada libro es sobre uno de los cachorros de la patrulla y alguna aventura, confieso que ya no los leo porque me los sé de memoria pero ahora variamos un poco las historias. A veces jugamos a que él mismo me diga qué sigue en el cuento, eso es bueno porque ayuda a desarrollar su “pensamiento mágico”.

El día central fue hoy, pero para mí empezó hace días con la planificación. Fuimos al salón de mi chino para hacer una actividad especial con sus amiguitos. A él le encanta la música, el año pasado hicimos maracas y este año tocarían panderetas. Son muy fáciles de hacer pero es un poquito trabajoso para mamá por la parte de hacer los huequitos. Solo necesitas:

  • Platos descartables (un par por pandereta)
  • Perforador de un hueco
  • Hilo de colores
  • Cascabelitos
  • Payares o frejoles
  • Plumones, stickers, témperas para decorar la pandereta

No hay texto alternativo automático disponible.

Hoy llevamos las panderetas casi listas, ellos colocaron los cascabeles y decoraron sus platos con stickers. Estaban felices, y lo mejor es que al final cantamos una canción y todos tocaban sus panderetas. Es una actividad linda, puedes hacerlo con cosas recicladas y además, pasas tiempo con los chicos. Además, hay muchos instrumentos para hacer con este tipo de materiales, podemos hacerlos todos y formar una banda. Lo único malo, es que luego no hay como callarlos con los benditos instrumentos (cosas locas y contradictorias de toda mamá).

Lo difícil vino después cuando tuve que despedirme de ellos y no querían que me vaya. Sufro cada vez que eso pasa, pero es la ley de la vida. Ya no nos pasa cuando los dejo en el nido, porque es la mecánica de siempre, pero ya cuando la mamá va y se queda una hora con ellos jugando, cantando y pasándola lindo, es un poco más difícil.

Felizmente al final la Miss me mandó fotos a mi celular con sus caritas sonrientes diciéndome “ya pasó”. Yo, volví a sonreír y a ver el reloj para esperar la hora de la salida.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, primer plano

Anuncios

Un comentario en “La semana especial de mi chino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s