0

Engreídos nivel super saiyajing 5

Como ya había comentado hace unos días, mis horarios han dado un giro de 180° y aún estoy tratando de acomodarme a eso. Empiezo igual de temprano que cuando estaba trabajando, incluso ahora un poco antes, y arranco primero con los peques: al baño, a lavarnos los dientes, a cambiarnos y a alistar mochilas para el nido; luego me meto a la ducha en (LITERAL) 5 minutos y listo; bajamos juntos para que tomen desayuno y salimos al nido. Amo esa rutina y disfruto de cada minuto de ella.

Luego arranco a hacer los pendientes que marco en mi agenda el día anterior, a veces en casa, o sino fuera de ella. Y obviamente, un tiempo destinado a buscar chamba pero como muchos sabes y ya me lo dijeron, en este momento “la calle está dura”, pero ahí le vamos. Con fe y sin perder el ritmo. Espero a que sea la hora para recogerlos del nido y nuevamente mi corazón vuelve a su lugar. Empezamos la tarde juntos con el almuerzo y la siesta, para luego jugar y seguir hasta el fin del día.

Todo parece color de rosa, pero en la vida real, si todo fuera filmado por una cámara escondida sería demasiado gracioso. Es cierto que pasar más tiempo con mis hijos es mi pasión y lo mejor que me puede haber sucedido, pero ellos también se aprovechan de la situación, y se vuelven chukis nivel super saiyajin X. Para extorsionadores, llámenlos por favor. Han aprendido una de “trucos” y farsas que hasta me hacen soltar la carcajada de vez en cuando.

Por eso ahora, cuando tengo algo que hacer en la tarde, me escapo cuando están dormidos, o hasta incluso me escondo detrás de un mueble (como lo hice hoy) cuando pasan de la cocina a su cuarto para hacer la siesta. Hay días más sencillos que suben echando un vistazo rápido y si no me ven, bien. Pero cuando me ven en algún punto empieza el show: mamaaaaaaaaaaaaaaa, mi mamá!!!!, mamitaaaaa. Yo muero de la pena y a veces caigo y cuando voy a verlos me esperan sin una sola lágrima y con la sonrisa enorme en la cara. A veces cuando no hago caso han llegado incluso a gritar: señora marite!

Salimos a jugar el mayor tiempo posible y yo soy una mamá/niña, porque me tiro al suelo con ellos, corro, me escondo y les hago cariño cada segundo que puedo. Los corrijo, eso sí, pero solo escucho a Naelle decir “perdón mamá” y ya estoy llorando con ella. O me molesto y le digo “basta Marcel” y me mira con puchero y luego de un waaaa deja salir mil lagrimones de sus ojos grandotes y también lloro con él. Sí, soy una mamá sensible y ahora que estoy con ellos 24 horas del día, lo soy aún más.

Entonces le pregunté a una amiga mía, que es psicóloga, qué podía hacer para tratar de controlar esta situación que parece haber cruzado un poco la línea de los límites de los niños engreídos con padres débiles que no pueden verlos llorar por mucho tiempo, y me dijo lo siguiente:

Un niño se siente protegido en un grado mayor cuando está con su madre, y las madres que trabajan a veces sienten una especie de “culpa” por las horas lejos de ellos, entonces empieza la sobre estimulación con regalos y presentes que llenen ese vacío que algunos padres sienten que hacen vivir a sus hijos. OJO: ellos sienten, pero no es siempre verdad. Entonces caemos en la sobre protección y exceso de control sobre ellos. Depende de los padres que esto cambie. Si quieres empezar a trabajar en ello, puedes poner en práctica lo siguiente:

  • Dejar que se enfrente a las dificultades, a adaptarse a un entorno que cambia constantemente y a desarrollar sus habilidades por sí solo.
  • Dejarle respirar, no estar permanentemente controlándolo o atosigándolo con preguntas o preocupaciones por su bienestar y salud.
  • Favorecer que aprenda a pensar por sí solo, a asumir nuevos retos –en el deporte, por ejemplo–, a tomar la iniciativa y a adoptar sus primeras decisiones. Hazle sugerencias, pide su opinión, que te diga qué prefiere.
  • Fomentar que juegue o realice actividades con otros niños, sin la presencia constante de los adultos.
  • No darle todo lo que pida o lo que los padres creen que necesita. Enséñale que las cosas cuestan esfuerzo, cuéntale con experiencias lo que has aprendido en tu vida.
  • Estar a su lado cuando lo necesite, pero para apoyarle, no para solucionar sus problemas y realizar sus tareas. Esto cuesta, pero todo se puede lograr.
  • Permitir que pase algún tiempo con otras personas para establecer lazos afectivos con abuelos y tíos e “independizarse” un poco de sus padres.
  • Tratarle de acuerdo a su edad. Permítele que coma solo o se vista cuando ya sea capaz de hacerlo; va a ser trabajoso lo que tengas que limpiar luego, pero debe aprender a ir creciendo.
  • Además, la ley número 1: NO SOBORNAR! No es bueno dar cosas a cambio de un buen comportamiento, y menos premiar por algo a diario con cosas materiales.

Y entonces estos puntos debo empezar a poner en práctica para que todo vaya mejor y sobre todo, para que ellos puedan crecer lo más derecho posible. A veces a nosotros nos cuesta más que a ellos mismos, pero lo importante es reconocerlo y empezar por el principio. Nunca es tarde para aprender y en esto de la maternidad, uno aprende hasta que los bebes se vuelven adultos de 20 años, mi mamá me dijo, y yo le creo.

0

Algo de catarsis

Como comenté en algunos post’s pasados, mayo fue un mes difícil. Ahora estoy un poco más tranquila y en junio empezaron a suceder cosas lindas como por ejemplo la llegada de mi sobrino, el hijo de mi hermano que acaba de nacer hace solo 3 días y nos llena de emoción y felicidad. Pero de pronto vuelvo a la realidad y es inevitable no sentir esa “preocupación” que me acompaña a diario a pesar que siempre la quiera apartar.

En ese mes del hablo, me quedé sin trabajo. Un fuerte reducción de personal, baja producción y casi nulo movimiento en el mercado, llevaron a que los “altísimos funcionarios” (por favor énfasis en las comillas) de la empresa en la que trabajaba, tomaran la decisión de hacer a un lado a gente que realmente reflotó la empresa hace unos años. No me refiero a mí, sino a otras personas que fueron mis mentores en muchos sentidos profesionales. En fin, y como todo cae en cadena, con ellos salimos más de 15 personas en una sola semana. Pero los tragos amargos hay que pasarlos rápido aunque dejen es sabor en la boca por algún tiempo. Y ahora aquí estoy, tratando de verle el lado positivo a todo: ESTAR MÁS TIEMPO CON MIS HIJOS.

Increíblemente, fue todo lo contrario a lo que pensé, entre llevadas al nido, mis cosas en la mañana, recogidas, llevadas a las terapias y más, se me pasa el día en un abrir y cerrar de ojos. Tengo la agenda más llena que nunca y con los mejores planes de la vida. Obvio, con espacios para buscar trabajo y tratar de recolocarme, pero no será fácil y eso lo tengo claro. Las cosas no están como esperaba que estén y eso me lleva otra vez a pensar que cuando uno necesita un trabajo no hay, y cuando se tiene uno y se está feliz en él, aparecen oportunidades. Es la clásica. Esperemos que nos pase algo parecido en esta oportunidad cuando encuentre al menos un “mientras tanto”.

La verdad es que ahora me despierto feliz de atender a mis hijos desde que abren los ojos. Es lindo verlos despertar cada mañana y ya no solo los fines de semana. Sí que cansa, pero es un trabajo gratificante, un trabajo para ellos y por ellos. Y por más que me haya pasado la mayor parte de su vida en un oficina durante el día, estoy segura que ellos están disfrutando este tiempo tanto como yo. Y juro, que si antes no me alcanzaba el tiempo, ahora curiosamente, me alcanza menos. Mi agenda es un espanto, no hay ni un hueco libre y todos los días siguen saliendo cosas.

Bueno, mientras sean cosas positiva, bienvenido sea!!!

…y ese fue mi post de hoy… algo diferente a los demás, pero siempre con un mensaje de fondo. Aprovecha el tiempo que tienes con tus hijos, cada minuto vale la pena a pesar de los jalones de pelo, de las pataletas, de los berrinches en el parque, las lágrimas que tú misma puedes secar, los almuerzos que preparar y dar en la boca si quieres, las siestas, las tardes de travesuras, todo. Todo vale la pena por ellos.

La imagen puede contener: una persona, sonriendo, sentada y niño(a)

3

La época de los mocos

El clima definitivamente ya cambió, pero en nuestra ciudad, ese mismo clima es el más loco de todo el planeta. Ayer, en medio de muchos días de frío, salió un sol hermoso pero con viento frío. Parecía el clima de la sierra, y eso es lo que nos resfría a todos. Y mis mellis hace algunas semanas andan con un moco de moquito, y el día de ayer me piden en el nido que mejor no los lleve hoy por precaución (por ellos mimos y por los otros niños).

Resultado de imagen para niño sonando nariz

Esto es totalmente entendible, pero todo esto me llevó a preguntarle a mi pediatra si es normal que ya tengan varias semanas con mocos, sin malestar aparente, sin fiebres y sin ningún otro síntoma de virus o algo parecido. Entonces, me explicó que las alergias y resfríos / gripe son comunes en esta época, pero cómo diferenciarlos? Para mí es algo más que conocido porque soy una persona alérgica. Tengo rinitis desde los inicios de mis tiempos, vivo con mocos y con papel tissue en la cartera. Mis amigos más cercanos pueden dar fe de ello.

Por eso, les cuento las diferencias entre un resfriado, gripe y alergia:

Síntomas Resfrío Gripe Alergia a las moléculas transportadas por el aire
Fiebre Rara Usual, alta (38 C° y 39.5 C°, a veces más, especialmente en niños pequeños); tiene una duración de entre 3 y 4 días Nunca
Dolor de cabeza Poco frecuente Frecuente Poco frecuente
Molestias y dolores generales Leve Usual, a menudo intenso Nunca
Fatiga, debilidad A veces Usual, puede durar hasta 3 semanas A veces
Agotamiento extremo Nunca Usual, en el comienzo de la enfermedad Nunca
Congestión, secreción nasal Frecuente A veces Frecuente
Estornudos Usual A veces Usual
Dolor de garganta Frecuente A veces A veces
Tos Frecuente Común, puede llegar a ser intenso A veces
Molestia en el pecho De leve a moderada Frecuente Raro, a excepción de las personas con asma alérgica
Tratamiento Descanse mucho. Manténgase hidratado. (Tome líquidos en abundancia). Descongestivos Aspirina, acetaminofeno o ibuprofeno para los dolores y molestias Descanse mucho. Manténgase hidratado. Aspirina, acetaminofeno o ibuprofeno para las molestas, dolores y fiebre Medicamentos antivirales (consulte a su médico) Evite los alérgenos (cosas a la que usted sea alérgico) Antihistamínicos Esteroides nasales Descongestivos
Prevención Lávese las manos a menudo. Evite el contacto cercano con quien esté resfriado. Dese la vacuna antigripal todos los años. Lávese las manos a menudo. Evite el contacto cercano con quien tenga gripe. Evite los alérgenos, como el polen, los ácaros del polvo doméstico, el moho, la caspa de mascotas y las cucarachas.
Complicaciones Sinusitis, infección del oído medio, asma Bronquitis, neumonía; puede ser potencialmente mortal Sinusitis, infección del oído medio, asma

Entonces, ahora que ya sabemos cómo diferenciar estas situaciones podemos estar más tranquilas. Por ejemplo hoy busqué a mi doctor para me hiciera un certificado y pueda llevarlos al nido sin problema si es que tienen algunos mocos locos en la nariz, sin presentar otros síntomas como fiebre, malestar, o algo similar. Porque si espero a que se le valla el moquito, puede llegar a tener mi edad sin ir al nido, colegio y/o universidad.

Por eso yo siempre tengo lo siguiente en mi botiquin:
– Hisaler
– Cetirizina
– Alegra
– Libbera

De hecho probé con todos, siempre consultando con el doctor antes para que según el peso nos de la dosis exacta. Además, he probado todos porque algunos los ponen chukis en extremo, y en lugar de darles sueño, les dan energías sin límites y terminan bailando sobre la cama como si hubieran tomado café o una bolsa de chocolates.

Pero recuerda, no siempre que veas un moco asomándose por la nariz de un peque significa que debe estar en cuarentena o aislado del mundo para no contagiar. Por eso es bueno tener todos los síntomas claros para descartar unas cuantas cosillas para estar tranquilas.

 

0

Los 34 meses

Este mes empezamos la cuenta regresiva para cumplir los 3 años, y yo sigo sin creerlo. Pienso que los “terribles dos”, no fueron TAN terribles como lo pensé, pero igual, nos faltan 2 meses para cantar victoria. Aunque, pensándolo bien, me han hablado de los “terroristas tres” y solo les puedo decir: vengan nomas, nosotros podemos! Después de todo, creo que esa es la actitud correcta.

Como seguimos dentro de los dos años y el proceso de crecimiento, aquí llegan los detalles, y características comunes en los niños a esta edad. Siempre es bueno señalar que no todos tienen el mismo tiempo de crecimiento, algunos desarrollan habilidades antes que otros, e incluso algunos son más capos en algunos aspectos que otros no. Así que, vamos a ver qué nos espera en este mes número 34.

Resultado de imagen para 34

Motricidad
Su desarrollo le permite iniciarse en la práctica de algún deporte, debido a su coordinación y destreza muscular. Su producción artística mejora notablemente, tanto para dibujar como para seguir el ritmo con un instrumento: triángulo, tambor, xilófono. En el caso de mis chinos, el profesor de motricidad del nido me dice que Marcel es un capo para el futbol y Naelle para el baile. Entonces, sería bueno visitar más parques y lugares abiertos al aire libre para explorar. Solo que el frío está un poco cruel este año.

Lenguaje
Algunos ya pueden conversar con mayor fluidez con las personas que conocen. Saben decir su nombre y su edad. Su producción de frases más complejas se ha incrementado notablemente. Para esto es fundamental que le leas y le hables todo el tiempo que compartes con tu hijo, cuéntame qué es lo que haces en tu día y que te cuente también lo que ha pasado en su nido. A veces, algunos niños no son tan conversadores, eso no es malo, solo que su lenguaje aún no es muy expresivo, sino más bien solo comunicativo. Tengo ambos personajes en casa.

Juegos
Es interesante observar como aumenta su capacidad de concentración y prestar atención. Además puede entender las reglas de algunos juegos grupales, como las chapadas, el lobo y las escondidas. Ya va quedando atrás el juego de “el yo”, y empiezan los juegos de a dos, o de más niños. Invítalos siempre a jugar con  más niños en el parque, pero déjalo que él o ella tenga la iniciativa, no lo fuerces.

Conducta
Deja fluir normalmente la personalidad de tu hijo, si es callado o tímido no lo fuerces a hablar o a saludar si no lo desea, si quiere mostrar sus habilidades ante un público familiar, trata de buscar el momento adecuado para que sienta mayor gratificación. Si respetas su forma de responder socialmente, lo estarás ayudando a sentirse seguro de sí mismo. Si no saluda, no hay problema. Ya lo hará. Estoy segura que los demás lo entenderán, no sientas que es un mal educado, porque no es así.

Sexualidad
Es muy frecuente que inicie sus preguntas sobre el origen de los bebés. No mientas, explícale sin demasiado detalle de donde vienen los bebés y por donde salen. En esta etapa también sienten curiosidad de explorar los genitales de sus compañeros de jardín para ver diferencias y similitudes. No te alarmes, es parte de su etapa de desarrollo. Es bueno siempre conversar sobre esto porque estas serán las bases de la confianza madre/hij@

Control de esfínteres
Ya dejó el pañal? Es seguro la pregunta clásica desde hace unos meses. Si ya empezaste el entrenamiento, perfecto. Sigue adelante y no te desanimes, toma tiempo. Y si aún no lo has empezado, anímate. Poco a poco podrá estar en la fila de los despañalados.

La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo

Yo siento que mis hijos han evolucionado increíblemente en el mundo. Ahora son personas que toman decisiones pequeñas que más adelante, serán grandes. Ahora es mi turno de hacerlos fuertes, ayudarlos a entender que en la vida no todo será sencillo, que deben enfrentarse poco a poco, por ellos mismos, a los diferentes obstáculos que se les presentarán en el camino. Juntos, lo vamos a lograr.

Y ahora? Se vienen los tres años y aún no empezamos a planear el juergón!

2

Las mejores señales son las que llegan sin pedirlas

Estoy segura que cuando una persona se siente algo perdida, el universo conspira para darle pautas y señales directas que de alguna manera calman el alma. En mi caso, simplemente me sentía un poco “sin ganas”. Obvio que una mamá no se puede permitir “no tener ganas” porque los hijos esperan, añoran, extrañan y aprenden de todo lo que ven sus ojitos.

Hoy, luego de dejarlos en el nido, volví a mi computadora para arrancar la búsqueda de trabajo y busqué en mi cartera un lapicero. En lugar de sacar este lapicero saqué un libro que me entregaron en la charla que asistí hace unos días sobre “cómo educar a nuestro hijos en la era digital” gracias a Corefo. No le había prestado atención hasta hoy, porque el título decía #Familia, y yo tengo claro lo que es una familia, pero como siempre, la vida me enseña que no todo es lo que parece cuando solo se da una mirada. Saqué el libro, lo abrí y esto fue lo primero que leí:

En el mundo indígena uno de los principios que constituyen el universo es el dolor, sin embargo los ojos de ese pueblo penetran en esta realidad sin miedo y la transforman en algo sublime.

Cuenta esta historia que un guerrero miró a su hija recién nacida, tan hermosa le parecía, que no encontraba un nombre apropiado para ella.

Decidió buscar lo más valioso del mundo y tomarlo como nombre para su primogénita.

Salió temprano a caminar y pensó que podría llamarla Silencio, pues es hermosísima… pero cuando comenzó a amanecer y el guerrero detuvo sus pasos dijo: No, la llamaré Aurora.

Continuó caminando y visitando amigos y así fue cambiando su elección para el nombre de su pequeñita: Luz, Nieve, Mariposa, Paloma…

Encontró al más sabio de los indios que lo orientó a ir detrás de la montaña, a la casa de un pastor muy sencillo y le dijo: Allí encontrarás lo que buscas.

El guerrero esperó afuera de la vivienda y vio salir a una niña, sintió escalofríos, pues se encontraba cubierta de lepra, algo a lo que todos le temían.

Pasaron unos minutos… se escuchó la voz del pastor llamando a su hija y ambos se acercaron. El rudo guerrero vio cómo se abrazaban y cubrían de besos.

Regresó a su casa con lágrimas en los ojos y se dijo: La llamaré Heoma-naesan (Amor en el dolor).

Este, es el amor más grande, el que se da cuando la persona no tiene nada material, cuando se está enfermo del cuerpo y del alma, cuando sentimos la necesidad imperiosa de aliviar el sufrimiento de un ser querido aun a riesgo de nuestra propia vida.

Creo que me quedo con esta historia como una de mis favoritas. Estoy segura que muchos le encontrarán significados diferentes, pero todos, ayudarán a ver el momento porque están pasando, no como una tormenta sino como solo un temporal que es más fácil de afrontar con un buen abrazo.

0

Nos vetaron: los no deseados en la misa

Creo firmemente que así como existen los días malos, pueden venir en racha y no son solo días sueltos, puede ser una semana completa o hasta incluso un mes. Pero todo está en nuestra mente, y este fin de semana lo comprobé yo misma. Es mejor cambiar la actitud que se tiene y cuando estamos a punto de caer en el hoyo agarrarnos con uñas y dientes para salir sin tocar fondo. Todo depende del ánimo y de cómo enfrentemos los baches por más que sean enormes y parezcan no tener fin. Esta es mi versión de lo que sucedió el domingo, día en el que conocí al diablo vestido de vieja en la misa.

Nosotros prometimos ir a misa los domingos en familia. No nos damos latigazos ni tocamos las puertas para tratar de que la gente rece y crea en Dios, pero sí estamos convencidos que existe un Dios y si podemos darle las gracias por todo lo que nos ha dado (lo bueno y lo no tan bueno), lo haremos hasta que nos alcance la vida. Cuando nacieron los bebes dejamos de ir porque era complicado, y hace unos meses lo intentamos de nuevo e íbamos bien. De hecho, es una señora chamba porque los chicos quieren correr, hablar en voz alta, perseguir al padre cuando entra a la iglesia, chismosear lo que hace el de al lado, saltar y hasta incluso comer. Bueno, son niños y por más que les expliquemos que en misa no se habla ni se juega, ellos intentan no aburrirse a su manera. Pero saben que esa es la “casa de Jesucito” y cada vez que pasamos por ahí lo dicen y lo saludan. Con eso me siento tranquila y feliz porque ya saben que hay un Jesús en su vida.

Vemos a varios papás en la misma nota e incluso a veces coincidimos afuera de la iglesia donde a veces los chicos deciden salir a correr a sus anchas mientras, al menos a lo lejos, escuchamos la misa. Nos reímos, nos miramos cómplices por estar en la misma situación, nos prestamos pañitos húmedos y compartimos experiencias. Pero el domingo pasado fue distinto.

Hacía dos fines de semana que no íbamos (uno porque falleció mi abuelita justo un domingo, y el siguiente porque fue mi cumpleaños y la verdad es que no me cambié la pijama temprano y me dio flojera), así que este domingo, como para terminar una semana un poco difícil (ya contaré el por qué en unos días que se calmen las aguas) nos alistamos temprano y fuimos a misa. Como siempre, con el coche cargado de todo lo que podríamos necesitar, llegamos y nos instalamos y listo. Empezamos en el coche, perfecto. Minutos más tarde pidieron bajar, y los ayudamos. Empezó la locura.

La imagen puede contener: una persona, bebé y exterior

Todo iba perfecto y bajo control hasta que una “señora” (que más bien parecía un pequeño diablo regordete y vestido de amarillo) volteó con los ojos de huevo duro y me dijo pelando los dientes: “Señora por favor! El parque está aquí al lado!”. Aunque me costó desviar la mirada, respiré y no respondí. La gente que estaba alrededor la miraba con cara de asco y de incredulidad a la señora, incluso le movían la cabeza en señal de desaprobación por su comentario tan desatinado y hostil. Algunos hasta me miraban y me decían con señas que la viejita estaba loca. Seguí tratando de calmar las ganas de correr de mis hijos y volvió al ataque: “Yo vengo a escuchar misa y no se puede! Es el colmo por Dios! El parque está por allá señora, por favor!”, seguía contando ovejitas en mi cabeza y decía en mi mente “estás en misa, contrólate, aléjate demonio, sal de aquí espíritu maligno”, y la tía dale que dale que el parque, que los niños, que la misa, que no escucho hasta que no aguanté y le clavé la mirada y le dije algo muy malo. Algo que no debí decir. Y menos en misa.

Luego ya me confesé y hasta incluso lloré de impotencia. Poco faltó para que el padre saliera de su casita y me abrazara para llorar juntos. Me dijo que no me ponga así y creo que hasta me dijo que él también le hubiera dicho lo mismo. Y es que cuando se meten con mis hijos me desconozco, y más aún si son niños que no le están haciendo un mal a nadie!

Todo esto me llevó a averiguar qué misas son “kids friendly” y felizmente encontré tres datos que aquí les paso:

  • Iglesia de avanzada católica: Misa de niños – Domingos a las 11:30 am (Dirección: Santorín 258 Urbanización El Derby – Surco).
  • Iglesia Santa Rita de Casia: Misa de niños – Domingos 10:30 am (Dirección: Calle Padre Amelio Plascencia 135 Miraflores).
  • Iglesia Santísimo Nombre de Jesús: Misa de niños – Domingos 9:00 am (Dirección: Calle Chacarilla del Estanque, San Borja).

Así que ya sabemos, cualquiera de estas tres iglesias que visites, te permitirán entrar con tus hijos porque al menos tienen horarios especiales para ellos. La verdad que no me gustó para nada este encuentro cercano del quinto tipo porque en serio me sentí vulnerada y me sacó de mis casillas por más que respiré y le pedí hasta al mismo rey del yoga que me mande algunos tips en ese momento, pero creo que estaba jato porque no me mandó ni un ejercicio de respiración.

Pero luego, cuando ya había desahogado luego del insultillo y la confesión con el padre apliqué la de mi querida amiga Ceci de Sexy Rivers y me dijo a mí misma, y de paso a la vieja: Choromasté para ti.

Imagen relacionada

8

Hipoplasia del ventrículo izquierdo: El caso de María de Fátima Catalina

Hace unos años decidí crear este blog por dos motivos: escribir mis anécdotas de mamá primeriza; y compartirlas con esas mamás que se sientan tan perdidas, nerviosas, cansadas o enamoradas como yo. Pero por encima de todo eso, la razón principal que me motivó a escribir sobre mis hijos, fue conectar con seres humanos de carne y hueso que viven y sueñan diferentes cosas.

Hoy, escribo por Mariela y su pequeña Maria de Fátima Catalina quien vive en la panza de su mami hace 6 meses. Ella fue diagnosticada con “hipoplasia del ventrículo izquierdo, ducto dependiente, anillo mitral y aorta no restrictiva”. Aquí la explicación en castellano básico:

El síndrome de hipoplasia del ventrículo izquierdo (SHVI) es un defecto de nacimiento que afecta el flujo normal de la sangre por el corazón. Sucede cuando el lado izquierdo del corazón del bebé no se forma correctamente mientras se desarrolla durante el embarazo. El síndrome de hipoplasia del ventrículo izquierdo es un tipo de defecto de nacimiento, o congénito, del corazón. Congénito significa que está presente al nacer.

Muchos doctores le han dicho a Mariela que es un caso muy difícil en el que solo el 5% de niños sobrevive a la primera de tres operaciones que deben hacerle al nacer. Su caso es de 3 en 50 mil niños, y es sumamente raro que se presente. En nuestro país, no se han practicado operaciones exitosas de este mal, por eso algunos doctores le recomendaron incluso interrumpir el embarazo.

Hoy, sabemos que en otro país esta bebe tiene más posibilidades de sobrevivir y ser operada con éxito. No porque aquí no contemos con profesionales capaces, sino porque en otros países ya se han practicado este tipo de operaciones de manera exitosa. Hace unos días Mariela conoció a una mamá de Argentina que pasó por algo similar y su hijo ahora tiene 19 años. Ella no le quería dar falsas esperanzas y fue clara en lo que le dijo: “no te quiero hacer falsas iusiones, pero realmente nadie puede decirte que es mejor interrumpir tu embarazo”.

Mariela cree mucho en Dios, ha recorrido incluso algunas peregrinaciones de la Virgen de la Rosa Mística, en Iquitos, para que la fe la ayude a mantenerse fuerte y afrontar lo que sea que venga. Esta fortaleza y fe son las que me movieron a escribir sobre ellos, y realmente creo, igual que ella, en que los milagros existen y Dios pone en nuestro camino a las personas clave en el momento indicado para una misión en la vida.

Este es el nuevo “tantra” de Mariela y su familia, la ayudamos?

Dios, dame la serenidad de aceptar las cosas que no puedo cambiar;
Valor para cambiar las cosas que puedo; y sabiduría para conocer la diferencia.
Viviendo un día a la vez;
Disfrutando un momento a la vez;
Aceptando dificultades como el camino a la paz;
Aceptando, como hizo Él, este mundo pecador tal como es, no como yo lo tendría;
Confiando que Él hará bien todas las cosas si yo me rindo a Su voluntad;
Que yo sea razonablemente feliz en esta vida y supremamente feliz con Él
Para siempre en la próxima. Amén.

María de Fátima tiene que sentir nuestra ayuda, ya sea con oraciones o con contactos que puedan ayudar a sus papás a luchar por ella: compañías de seguros, clínicas, cardiologos, pediatras, todos los datos son bienvenidos. Esa pequeña bebé tiene una mamá, un papá y un hermanito que la están esperando para mostrarle el mundo.

**Si quieres contactarte con Mariela, escríbele aquí, o en mi Fanpage, ella estará muy pendiente de los comentarios, deseos, consejos y recomendaciones que le hagan. Los 4, estarán más que agradecidos con sus palabras**