3

Los 26 meses

Para mí resulta casi increíble que estemos ya en el segundo mes del segundo año mellicero. Sí, cumplimos los 26 meses y con este número se vienen algunos cambios en carácter, actitud y aprendizaje. Un mes lleno de contagios y virus virulentos que vuelan conchudamente por el aire contagiando a uno, a otro, a mamá, a papá u el círculo vuelve a empezar para volvernos locos a todos.

Resultado de imagen para 26

Recordemos siempre que cada bebé (o mejor dicho cada niño porque ya no son bebés) tienen su propio ritmo y proceso de crecimiento. Algunos desarrollan antes y otros lo hacen un poco más lento. No está mal, solo es su proceso y su tiempo. Respetarlos y acompañarlos es la clave para esta aventura que se llama «crecer».

Pero cuáles son algunas de estas características comunes de los niños a los 2 años y 2 meses? Aquí un resumen con puntos importantes e interesantes para tener en cuenta:

Motricidad
Su producción artística mejora notablemente. Puede hacer círculos y líneas, tal vez un poco chuecas o a su manera, pero son figuras al fin. Su capacidad de actuación también se desarrolla: hace caras extrañas, imita sonidos y muecas nuevas. Físicamente está más proporcionado y estilizado, pareciéndose al cuerpo de un adulto pero en pequeño. Puedes notar que tal vez se haya adelgazado, pero en realidad lo que ha pasado es que ha crecido.

Lenguaje
Puede nombrar a todos los personajes de los cuentos que le gustan y canta canciones infantiles. Puede que aún no use las palabras exactas, pero debes tener en cuenta que cada niño tiene su lenguaje, algunos pueden tener dificultades para algunas letras como la R o la S. Ten paciencia y practica con ellos.

Juegos
En esta etapa tu hijo está preparado para compartir cosas con otros niños. Puede participar de actividades grupales que programe una animadora o maestra del nido. Su capacidad de lenguaje y su imaginación mejoran constantemente. Agrega palabras a su vocabulario diariamente pero debes ayudarlo a recordarlas al inicio para que capte y entienda.

Conducta
En esta etapa puede recordar perfectamente donde están guardados los objetos que conoce y dónde deberían colocarse de nuevo. Además puedes notar cierta rebeldía ya que comienza a desobedecer. En estos casos siempre tienes que explicar el porqué de tus prohibiciones. Por ejemplo, si sale corriendo por la calle, explícale que no lo debe hacer porque puede perderse. Prepárate a recordarle siempre las reglas ya que, al estar aprendiendo, las olvidará constantemente. Y a armarse de paciencia, porque los dos años son los que enseñan a nuestros hijos a que ellos tienen todo el poder de decisión del mundo para ellos. A educar con respeto.

Alimentación
No fuerces a tu hijo a comer en esta etapa si no quiere. Sólo intenta establecer el horario de las comidas y evita darle otros alimentos antes de sentarse a comer la comida principal. Es importante también que establezcas las reglas en la mesa. Por ejemplo no arrojar la comida al piso o no jugar con ella. Aquí tengo serios problemas porque a los dos se les da por días (a veces quieren y a veces no). No complazcas con platos especiales, en casa se come todo y lo que importa es que esté bien alimentado.

Sueño
Tal vez ya empezó a pasarse a la cama de los papis a media noche. Pues al tener independencia de poder salir de su camita sin ningún problema es más fácil. Pero si aún tiene cama con barandas puede aplicar el grito a mamá o papá para que corran en su auxilio.

Anuncio publicitario
3

Los peques de 25 meses

Mis bebés ya no son unos bebés. Y tan cierto es esto que cuando me refiero a ellos como bebés, algunos me dicen «ya no son bebés, son niños», y yo no me acostumbro aún. Para mí siguen siendo unos pequeños bebitos que salieron chiquititos de mi panza y así se quedaron. Creo que es algo normal en todas las mamás.

Sabemos que los niños tienen un ritmo distinto de crecimiento, y cada uno es un mundo único y especial. Pero si tomamos en cuenta las características de la mayoría de niños a determinada edad, estas son algunas de las cositas que coinciden con el mes número 25.

Si hay algo que aún no hace tu peque, no te asustes ni pienses mal, ellos son muy distintos entre sí. Por ejemplo, en mi caso lo veo claramente, Naelle hace muchas cosas que Marcel aún no, pero él también tiene cosas interesantes en su comportamiento que ella no presenta. Todo depende de ellos, de sus ganas, sus gustos y desarrollo. Además, ten en cuenta si tu bebé fue prematuro, eso también influye en su tiempo de desarrollo.

Resultado de imagen para 25

Aquí algunas características comunes en este mes #25:

Motricidad
Perfecciona todas las habilidades adquiridas hasta hoy: caminar, saltar, correr, subir o bajar escaleras, bailar. Puede intentar dar la vuelta hacia delante o saltar desde la altura de un banco. También puede mantener el equilibrio en un sólo pie durante algunos segundos (esto por ejemplo aún ellos ni lo intentan). Le gusta trepar, subir y bajar por toboganes. Coge objetos pequeños y los analiza con detenimiento. Toma los objetos con facilidad por lo que ya puede poner un objeto sobre otro, armando torres. Puede molestarse si se le cae pero anímalo a intentarlo de nuevo. Puede que al final él mismo lo tire al suelo pero esa es la gracia, volverlo a construir.

Lenguaje
Puede conversar con mayor fluidez con las personas que conoce. Sabe decir su nombre y su edad. Como se llaman sus padres, hermanos y abuelos. Si aún no ha dicho ninguna palabra, no te asustes, conozco varios niños en el nido de los míos que aún no se suelta, pero estoy segura que pronto lo harán.

Juegos
Participa activamente en las fiestas de cumpleaños con animación infantil. Además se concentra mucho en sus actividades, tanto que a veces no se da cuenta que lo llamas y hasta incluso pude molestarse si lo interrumpes. Algunos niños se involucran tanto en un proyecto que es difícil captar su atención para que cambie de actividad, poco a poco.

Conducta
Puede preguntar el porqué de las cosas. Su memoria se está desarrollando de manera veloz. Por eso en esta etapa es importante que le respondas, ya que de esta forma puedes establecer reglas. Por ejemplo, no separase del lado tuyo en el supermercado y responderle cuando te pregunte el porqué. Recuerda que los niños necesitan que les repitan varias veces las cosas, así que ten paciencia.

Alimentación
Su alimentación es similar a la de un adulto, no existiendo prohibición de ningún alimento. Evita endulzar o salar demasiado su comida y no permitas que coma entre horas y en especial golosinas, pues es muy frecuente la aparición de caries. Es importante seguir una dieta que contenga diariamente verduras, proteínas y algo de carbohidratos, además de la fruta claro está. Siempre trata de que pruebe cosas distintas, esto evitará que se aburra del mismo sabor.

Sueño
Si ya está yendo al nido, seguramente vuelve muy cansado y duerme la siesta a primera hora de la tarde. En general los niños de esta edad duermen entre 10 y 12 hs. Es importante que se acueste entre las 9 y las 10 de la noche para lograr un descanso adecuado. Recuerda que los niños también aprenden durante el sueño y su cerebro retiene lo que aprendieron en el día mientras están durmiendo. Si hacen siesta aún, déjalos, es muy recomendable hasta los 3 años (incluso lo es para los adultos), ya que ayuda a aguantar el día, a recuperar las fuerzas perdidas y a estar menos irritable y cansados al final del día. Ahora se molestan más cuando los despiertas, a veces los míos me hacen la pelea de la vida cuando debo cambiarles el pañal a media noche. Veremos cuándo empezamos la operación pañal off #quemiedo.

El juego
Dale plastilina y juega a crear formas: animales, estrellas, casa así desarrolla su motricidad fina. Una vez hechas unas cuantas figuras, puedes inventar una historia con todas ellas y escenificarla. Para estimular su memoria, puedes contarle un cuento y pedirle que te lo repita luego; o enseñarle la letra de alguna canción para cantarla juntos. También puedes empezar a enseñarle las letras. En un papel en blanco, dibuja tú la inicial de su nombre en mayúsculas y muy grande y explícale cómo repetirlo. Hazlo primero cogiendo tú su mano, y no esperes que le salga perfecta. Para ayudarle, puedes relacionar la letra con algún objeto de la realidad: un triángulo si es una “A”, una serpiente si es una “S”, etc.

Cambios en su vida
A esta edad, los niños tienen mucha energía, con lo que debes procurar que invierta una parte de su tiempo en correr o jugar fuera de casa, así lograrás que esté menos impaciente y nervioso y que duerma mejor por las noches. Como comúnmente se dice, es recomendable que “lo canses”. Además, moverse le ayudará a incrementar su fuerza y a aumentar su coordinación.

Resultado de imagen para niños a los 25 meses

Y bueno, vamos bien en el primer mes de los terribles dos. Veamos cómo vienen los siguientes meses. Ya les contaré…

6

El bebé ahora niño de 24 meses

Nuestros «bebés» de dos años, ya no son «bebés» después de todo. Sé que muchos les seguiremos diciendo bebés a nuestros hijos de esa edad, pero la verdad es que ya no lo son. Incluso, pueden empezar a pedir hacer las cosas por sí solos. Eso ya dice mucho de su gran madurez.

Vamos a ver las características de un niño de dos añitos. Aclarando como siempre, que no todos hacen lo mismo en un determinado momento. Cada uno tiene su propio tiempo y forma de evolución. Solo hay que ver las características que marcan esta etapa de la vida de nuestros peques.

Lo común de esta edad es que un niño de dos años tiene rabietas; intenta ser fuerte contigo trepándose encima, jalando el pelo, pero no con los demás; se vuelve muy obstinado, en un momento está feliz y al instante rompe a llorar. Estos son comportamientos típicos de los niños de 24 meses que pueden hacerle perder la paciencia a cualquiera. Pero todo tiene una explicación: los terribles dos. Y bueno, ante todo, debemos comprender que se trata de un niño que mira el mundo de manera muy diferente a los adultos, no tiene la capacidad para ponerse en el lugar del otro y tampoco entiende que sus actos tienen consecuencias. Todo lo que nosotros damos por descontado, es algo que el niño todavía debe aprender. Por tanto, la mejor manera de lidiar con esta fase es armarse de paciencia. Y también un poco de valor creo yo.

Motricidad
Perfecciona todas las habilidades adquiridas hasta hoy: caminar, saltar, correr, subir o bajar escaleras, bailar. Puede intentar hacer rol hacia delante o saltar desde la altura de un banco. Ten cuidado, aún no tiene idea de peligro y puede golpearse.

Lenguaje
Puede conversar con mayor fluidez con las personas que conoce. Sabe decir su nombre y su edad, cómo se llaman sus padres, hermanos y abuelos. Puede nombrar a todos los personajes de los cuentos que le gustan y canta canciones infantiles. Hablará acerca de sí mismo, de lo que le gusta o no le gusta hacer.

Juegos
Tu hijo ya está preparado para compartir cosas en un jardín de niños y puede participar de actividades que programe una animadora o maestra de un nido. Es capaz de ordenar por tamaño, o por grupo. Esta etapa es ideal para jugar a juegos de niño o niña según el caso.

Conducta
Continuará preguntando el por qué de las cosas. Su memoria se está desarrollando. Puede recordar perfectamente dónde están guardados los objetos que conoce o dónde deberían colocarse. Comenzará a definir conductas por sexo e imitará comportamientos de uno u otro.

Alimentación
Su alimentación es similar a la del adulto, no existiendo prohibición de ningún alimento. Debes verificar si está recibiendo aportes adecuados de hierro. Tanto la falta de energía como el cansancio pueden ser síntomas de un déficit de este mineral. Para evitarlo asegúrate de que todos los día coma carnes, pescados grasos como el salmón, vegetales de hoja verde como espinaca y brócoli, cereales fortificados con hierro, legumbres como lentejas, y frutas secas como pasas de uva, ciruelas o higos. Evita endulzar o salar demasiado su comida y que coma entre horas, en especial golosinas.

Sueño
Si ya va al nido, probablemente vuelva muy cansado y necesite una siesta. Luego del baño será mas sencillo que pueda dormir si es que lo bañas a mediodía. No interrumpas las rutinas del lavado de dientes, el cuento o la lectura. Seguramente se dormirá antes de terminarlo.

Control médico
Es importante el control de los 24 meses, verificando si su peso y altura corresponde a la curva de crecimiento desde el nacimiento. El control de la vista, la audición y su salud dental son importantes. Probablemente el dentista realice la primera topicación con flúor sobre los dientes de leche evitando las posibles caries.

Y es así como los bebés se van volviendo niños grandes. Qué pena y alegría junta! Ya no crezcan más mis bebitos!!! O por mientras, celebremos mientras nos dure!

0

Los 23 meses

Increíblemente llegamos al mes número 23. Falta casi nada para cumplir 2 años llenos de aventuras, aprendizaje y muchísimo amor. A veces me dicen «ya vienen los terribles dos», y no hago más que pensar en cómo serán si ahora ya son terribles. Mejor esperar y dejar que el tiempo haga lo suyo. Tal vez ya me tocaron los terribles antes de cumplir los 2 años. Quién sabe…

Como siempre, aquí traigo algunas características básicas de los bebés a esta edad. Es importante recordar que no todos los bebés son iguales y cada uno evoluciona y desarrolla a su propio ritmo. Nada está tallado en piedra y si por ejemplo un bebé camina antes que el otro, es completamente normal. Lo mismo pasa con el habla y algunos otros detalles. Esto es solo un listado de características más comunes a los 23 meses.

Peso y talla:
Por lo general, un bebé de 23 meses de vida mide ya unos 87 centímetros aproximadamente y pesa más o menos 12,5 kilos. Aunque como mencioné, no siempre esto se cumple: en mi caso ambos están un poco fuera de este rango. Ella por debajo de los 11 y él por encima de los 13. Cada niño tiene un ritmo de crecimiento propio, si el pediatra encuentra que el peso y estatura del bebé son normales no hay por qué alarmarse si no está en el percentil medio.

Su figura ya no es tan redondeada y con pliegues como en los meses anteriores y va ganando en musculatura y definición. Te darás cuenta cuando lo veas corretear y trepar.

Desarrollo motriz:
Tu bebé se ha convertido en un torbellino o si quieres un demonio de tazmania: salta, corre, abre puertas, se sube a los muebles, abre y cierra cajones. Su gran energía y su enorme curiosidad hacen que tengas que extremar la vigilancia tanto en casa como fuera de casa para evitar accidentes innecesarios. Juega con sus juguetes de forma autónoma y con mayor facilidad. Puede hacer torres, realizar algún rompe cabezas sencillo, repetir canciones, recoger objetos del suelo sin caerse o desenroscar tapones. También empieza a meter la mano en lugares que quiere explorar y esto es un poco estresante porque puede quedar atrapado. Lo primero aquí es no perder la calma, recuerda que si entró, tiene que salir. Me pasó el domingo con la manito de Marcel en un juguete, por eso lo digo.

El lenguaje:
Su vocabulario no para de crecer. Ya puede decir alrededor de las cincuenta palabras y forma frases de dos o tres palabras. Es capaz de reconocer objetos, animales o partes del cuerpo. Puede nombrarlas y señalarlas. El bebé de 23 meses responde a preguntas sencillas y puede expresarse perfectamente para pedir algo que necesite. Es bueno enseñarles de a pocos, porque si reciben muchos estímulos pueden llegar a saturarse y no querer más.

Alimentación:
La dieta del bebé de casi dos años tiene que ser completa, integrando todos los grupos de alimentos, variada y equilibrada. Lo mejor y recomendable es realizar cinco comidas al día: desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde y cena. La leche sigue siendo muy importante en el día a día del bebé, lo ideal es que tome 500 ml al día, pero además de comer verdura, fruta, pan, pasta, pescado, carne y huevo. Para tomar, lo mejor es agua y jugos de fruta natural. Ahora empieza el tema de «probar» de todo, incluso lo que no es tan sano. Siempre hay cumpleaños y es un poco difícil prohibir esto. Pero siempre y cuando sea controlado y medido, no hay problema.

Estimulación:
Es importante para el aprendizaje del niño que comience cuanto antes a realizar ciertas tareas para convertirlas en un hábito. Por lo tanto, debemos convertir en una rutina el hecho de lavarse las manos antes de comer, cepillarse los dientes todos los días aunque todavía sin pasta o pasta sin fluor, recoger los juguetes después de jugar, tirar los papeles o pañales al tacho de basura (a los míos les encanta). Para estimular el lenguaje del bebé es muy beneficioso leerle cuentos o cantarle canciones. Ahorita como loritos empiezan a repetir todo lo que escuchan: CUIDADO! Tienes que ser astuta y precavida en esta etapa.

Sueño:
Es posible que tu hijo ya se encuentre cómodo en su cama y duerma toda la noche. Evita que las historias o libros que le cuentes o le leas antes de dormir tengan escenas tristes o que lo asusten para evitar que tenga pesadillas. A veces a esta edad ya no pedirá su siesta por la tarde. Si ya no la necesita, está bien. Pero si aún te lo pide o notas que está muy cansado, es bueno que recupere energías durante el día (tampoco en exceso porque sino en la noche no hay nada de sueño), y ahí la mamá pierde.

Estas son las principales características de un niño a los 23 meses. Cuéntanos si se parecen a las características de tu hijo, o si tienes algún aporte a este listado.

Felices 23 meses!!!

3

Los 22 meses

Estamos ya en el último trimestre del año #1. Luego pasaremos a conocidos y temibles #terriblesdos, confieso que algo de miedo me da por lo que se dice y lo que se lee, pero como cada bebé es distinto, esperemos que pase lo mejor. Además, sin necesidad de llegar a los dos años ya tengo dos terremotos por hijos, así que. Bring it on!

Como siempre mencionamos, cada mes tiene sus características, modelos o patrones de conducta que se repiten en la mayoría de casos. No necesariamente es una ley que suceda a determinado mes, pero vamos viendo cuál es la tendencia de algunos bebés cuando llegan las mes 22.

Motricidad
Ahora todo es más firme. Se maneja con gran soltura a la hora de caminar, saltar, correr, bailar y repetir movimientos si lo invitas a hacer gimnasia. Tal vez intente ya saltar con los dos pies aunque le cueste mucho. Puede subir escaleras, pero nunca lo dejes solo al hacerlo, siempre detrás para evitar cualquier accidente o tropiezo. Es capaz de lavarse las manos y la cara así como de repetir toda la rutina de lavado de dientes antes de dormir, tarea que siempre debes supervisar y fomentar. A mí aún me cuesta porque parece que nos les gusta la hora del lavado de dientes, pero trato de que me imiten y luego los ayudo un poco. Aunque sea unos segundos con el cepillo en la boca basta para hacer un hábito (menos traumático para algunos). Puedes ahora darte cuenta si tiene inclinación a ser zurdo o diestro, aunque esto se define a los 4 años, hay tendencias marcadas desde ahora. Colabora a la hora de vestirse y tenderá a elegir la ropa que le guste, aunque tal vez no se vea linda combinación de colores.

Lenguaje
Es todo un parlanchín. Si bien aún maneja su propio lenguaje y a veces dice cosas inventadas y sin sentido, ahora se expresa mejor. Todos los días aprende nuevas palabras para incluirlas en su vocabulario. Su lenguaje se entiende cada vez más y ya puede pedir por favor y dar las gracias. Tal vez aún diga gracias hasta cuando tú le pides algo y te lo lleva, pero es lindo ver que ahora entiende que es bueno dar las gracias siempre.

Juegos
Puede construir con bloques, armar piezas y desarmar juguetes, patear la pelota y arrojarla. Le gusta jugar con masa utilizando formas diseñadas para su edad. Puede reconocer los pares de algunas figuras iguales y puede armar rompecabezas simples. Para esta edad lo ideal son los de piezas gruesas de madera para encajar. También comienza a entender los opuestos como grande y chico o frío y caliente. Es muy divertido jugar a las escondidas con tu hijo y hacer que cuente del 1 al 10 ya que está listo para aprender a contar. O puede que ya sea un genio en el asunto y se dispare del 1 al 20 sin pensarlo mucho.

Conducta
Es ahora una personita individual que quiere empezar su independencia. Notarás que desea tomar decisiones. Este es un signo de maduración y seguridad de sí mismo. Estimúlalo para tomar decisiones sobre el juego que desea jugar o lo que quiere comer en el almuerzo. Sólo ponle límites cuando sus decisiones impliquen peligro como trepar a una mesa, jugar con cables, querer escalar un lugar imposible. Tu hijo continuará con el descubrimiento de sus genitales y el placer que le produce tocarlos. Nunca lo inhibas pero intenta contarle que no debe hacerlo en público. Las pataletas y berrinches son ahora un poco más fuertes y difíciles de cambiar. Ten paciencia y solo trata de ayudarlo a entender qué es lo que le molesta.

Control de esfínteres
Es posible que ya te avise cuando quiere hacer caca y logres sentarlo en el baño antes de que ocurra. Con el control de la orina, también puede avisarte pero probablemente no llegues a tiempo. Si esto ocurre, simplemente anímalo diciendo que será la próxima vez. Puedes empezar a usar los Pull Ups para mayor comodidad y rapidez, (#eldato) la versión mejorada de Huggies Up&Go con absorción diferenciada para niño y niña están super buenos y resistentes. 

Comportamiento
Seguramente ya aprendió que las agresiones físicas lo privan de jugar con otros niños, ya que tú lo has separado cada vez que ha sucedido. Por eso podrá permanecer jugando con otros niños aunque todavía no comparten los juegos. Si no se une a un grupo y prefiere hacerlo solo, no te angusties. Es normal que a esta edad aún no esté completamente concectado para jugar con otros niños.

Sueño
Puede que ya hayas decidido pasarlo a una cama en lugar de su cuna. Si es así muy bien, tu hijo está demostrando que quiere crecer. Es posible que continúen los miedos nocturnos. Continúa acompañándolo cuando esto ocurra. Y no olvides colocar a su lado los objetos que el niño más quiere, inclusive su chupón si es que aún lo utiliza.

IMG-20160602-WA0003

Con esto vamos aprendiendo que mes a mes es un mundo de crecimiento para ellos. Nuevos descubrimientos y vivencias que conforman su historia y la hacen única y especial. Me alegra mucho ver cómo mis hijos cada vez se compenetran más y son inseparables. No imagino cómo sería un día separado el uno del otro. Ella da la vida por su hermano, y él ha empezado a demostras también el mismo interés (aunque a veces prefiera morderla o darle cabezasos). Cosa de hermanos, supongo.

0

Cumplimos 21

Entramos al mes de mayo. Un mes cargado de sorpresas y celebraciones para nosotros como familia. Se viene el segundo día de la madre con mis enanos, mi cumpleaños número 32 aunque aún siga pensando que acabo de cumplir 30. Y es que no me molesta cumplirlos, pero se pasa tan rápido el año que cuando me estoy empezando a acostumbrar a decir mi nueva edad, ZAZ! viene un año más. No es justo no? Y en mayo también hay otros cumples importantes como el de mi sobrijastra Maria Paz, el de Gabriel (primito de los mellis) y muchos más.

Con todas esas celebraciones, llegamos al mes 21 de vida de mis chukis. Cada día más terribles realmente. Y hasta hoy, no me lo creo. Cuando cargo a Marcel en mis hombros para pasarlo a su cama una mala noche, me doy cuenta que sus pies ya me llegan casi casi hasta las caderas y me siento extraña. Cómoe s posible que crezcan tan rápido!!! Pido al tiempo que se detenga o que al menos me deje unos minutos para poder grabar momentos bellos en mi mente. Esos que duran para toda la vida.

Y bueno, como ya es costumbre, vamos a ver las características más comunes en los «niños» a esta edad. Digo «niños» entre comillas, porque como me dijo la Miss hace unos días, ellos ya no son bebés. Pero para mí, siempre serán mis niños bebés.

El peso y la talla
El peso medio de un bebé de 21 meses es de 11,9 kilogramos y la estatura de 83,5 centímetros. Sin embargo, hay casos en que esto no es una regla (mi Naelle por ejemplo no llega a los 11 aún). No todos los bebés llevan un mismo ritmo de crecimiento, mientras el pediatra encuentre un desarrollo normal, sean activos y demuestren que evolucionan, no hay de que preocuparse si su percentil de altura o estatura es inferior o superior a la media.

Motricidad
Ahora adquiere aún más destrezas que hace unos meses. Es posible que se lave las manos y la cara solo o por lo menos lo intente, y también es posible que empiece a querer vestirse con la ropa que le hayas dejado elegir.

Lenguaje
Su vocabulario es mucho más amplio en la intimidad aunque quizás se inhibe frente a extraños. Puede hacerse entender perfectamente con frases cortas pero con sentido. Aquí es muy importante el refuerzo con cuentos, cartillas de dibujos y números y letras. Es un momento bello para compartir juntos y a la vez aprender.

Juegos
Ya puedes jugar a la escondida con tu hijo y hacer que cuente del 1 al 10. Estimular actividades como pintar, cantar o bailar le resultarán divertidas. Si ha adquirido el hábito, la lectura antes de dormir o que le cuentes historias de personajes que le interesen estimularán su imaginación. Puede que aún no aguante mucho tiempo escuchando un cuento o historia que no le llama mucho la atención.

Conducta
Es posible que notes que tu hijo desea tomar decisiones. Este es un signo de maduración y seguridad de sí mismo. Estimúlalo para tomar decisiones sobre la ropa que desea ponerse, a qué juego desea jugar o lo que quiere comer en el almuerzo o la cena. Sólo muestra autoridad cuando sus decisiones impliquen peligro. Tu hijo continuará con el descubrimiento de sus genitales y el placer que le produce tocarlos. Nunca lo inhibas pero explícale que no debe hacerlo en público.

Control de esfínteres
Si te avisa que desea hacer pipi o caca, llévalo al baño (o a su basín) y ayúdalo a quitarse el pañal. Si logra hacerlo en el inodorito, festeja este logro. Si aún no te avisa, trata de invitarlo a sentarse de cuando en cuando, así le despiertas el interés y empieza a relacionar basín con ocuparse.

Comportamiento social
Tal vez ya fue o esté por ir al primer cumpleaños de algún primo o amiguito. Ten presente que en esta etapa puede ser que no le guste integrarse con los demás o bien no le gusta compartir sus juguetes. No te inquietes porque todavía tiene tiempo para aprender. Déjalo y obsérvalo como se desenvuelve ante las respuestas de los demás niños. Entre ellos sabrán resolver sus propios problemas. Si tu hijo pega o muerde y ya te has ido de una reunión por esta razón, hazlo tantas veces como sea necesario, hasta que aprenda que no está bien.

Sueño
Es momento de cambiar. Tu ya está grande para dormir en una cuna. Necesita una cama de adulto. Intenta elegir el mobiliario con tu hijo para que se sienta cómodo y perciba que es suyo, que ya es independiente. No olvides colocar en su nueva cama los objetos que el niño quería tener a su lado a la hora de dormir, inclusive su chupón si es que lo utiliza. Puede despertarse por miedos nocturnos y buscarte en tu cuarto o llamarte. Siempre debes responder al llamado o levantarte a acostarlo en su cama (si es él quien apareció en tu cuarto). Sé cariñosa y acompáñalo hasta que se sienta confortado y luego dile que hay que dormir. No es una tarea fácil pues como tienes sueño sueles ceder a acompañarlo toda la noche. Si esto ocurre es preferible que te acuestes en su cuarto y vuelvas al tuyo cuando se haya dormido y no a la inversa. Cuesta hacerlo, pero es posible.
WhatsApp-Image-20160501

Con esto estamos listos para caminar juntos hacia el mes 22. Ya estamos en el último trimestre antes de los dos añitos. Y yo aún sigo sin creerlo. Pero aquí seguimos!

0

Felices 20 meses!

Llegó abril con los 20 meses melliceros. Increíble que falte tan poco para los dos años y me quedo calva de solo pensar en todo lo que implica esa edad: averiguar colegios, matrículas, terribles 2… y cuántas cosas más. Pero lo bueno es que seguimos creciendo juntos, de a poquito. Ellos aprenden a hacerse cada vez más un lugar en este mundo y yo aprendo un poco más de lo que esta aventura de ser mamá.

Como cada mes se caracteriza por algunas conductas, comportamientos o avances generales, aquí algunos puntos que pueden resultar interesantes. Es necesario recordar que cada bebé tiene si tiempo, y ellos mismos saben cuándo es mejor para ellos caminar, hablar e incluso hacer algunas cosas que otros bebés de su edad tal vez ya hacen. Todo a su tiempo.

20

Motricidad
Ahora que está más grandecito, tu hijo probará nuevas destrezas que antes no conocía. Los hombres suelen tener más tendencia a patear y las niñas a bailar. Pero no es una «ley», pues en mi caso Naelle ama patear la pelota tanto como su hermano. Acompáñalos haciendo gimnasia con música, rondas, saltos, movimientos de brazos y piernas o arrojar una pelota. Puede resultarles fascinante mojar sus manos en témpera lavable y hacer la estampa sobre un papel, o usar una fibra o marcador de punta gruesa con colores brillantes. Estimula estas actividades artísticas que lo ayudan a mejorar motricidad y sensibilidad. Por ejemplo, jugar con gelatina es simplemente un sueño para ellos. Inténtalo y verás.

Lenguaje
Ahora ya puede que te hayas dado cuenta si te tocó un parlanchin o un reservado. Tu hijo tiene un vocabulario más amplio en la intimidad y quizás se inhiba frente a personas extrañas. Puede hacerse entender perfectamente con frases cortas pero con sentido. Que no te sorprenda que en algún momento no entiendas lo que quiera decirte, lo cual hará que se moleste un poco por la frustración. Ayúdalo y compréndelo.

Juegos
Encajar figuras puede llegar a ser interesante utilizando formas diseñadas para la edad. Amasar y dar forma con moldes de plástico puede resultarle atractivo. Reconocer los pares iguales también es un juego didáctico para aprender a reconocer similitudes y diferencias. Puedes comenzar a mostrarle con sus dedos los años que tiene o que cumplirá próximamente y de esta manera aprender las formas de los números del 1 al 10. Puedes pedirle que ordene cubos en filas de a uno, de a dos o de a tres. También empieza a despertar el interés en libros de hojas duras y dibujos llamativos. Los que tienen sonidos o son para abrir ventanas, son geniales.

Conducta
Puede que las pataletas ya empiezan a hacerse presentes. Lo normal o regular es que empiecen a los 2 años, pero hay otros bebés que incluso desde el año y medio ya empiezan con esta tan «temida» etapa para los padres. Se debe tener extremo cuidado con esto y sobre todo investigar sobre el manejo respetuoso de las pataletas para obtener buenos resultados.
Por otro lado, la curiosidad sobre sus genitales es una constante a esta edad. Cuando se tocan suelen tener sensaciones agradables que los invitan a continuar haciéndolo. Cuando lo notes, déjalo continuar un tiempo prudencial y luego invítalo a compartir alguna actividad que le resulte interesante, un juego, la lectura, bailar o cantar. Jamás lo reprendas o le digas que no se hace. Si lo hace en público, es porque esa actividad le resulta mas estimulante que lo que está ocurriendo a su alrededor. No te preocupes, distráelo con otra cosa.

Control de esfínteres
Si te das cuenta de signos como esfuerzo, agacharse o esconderse, pregunta si desea ir al baño y si dice que sí, acompáñalo al baño y quítale el pañal. Invitándolo a sentarse en el inodorito. Si lo hace festeja ese logro. Si aún no muestra señales de querer quitarse el pañal o querer avisar para ir al baño, no lo fuerces. Aún no es su momento.

Comportamiento social
Si tu hijo pega o muerde y ya te has ido de una reunión por esta razón, continúa haciéndolo tantas veces como sea necesario, hasta que aprenda que no está bien. También recuerda que debes enseñarle a besar, abrazar o acariciar para demostrar su cariño. En general una mordida, es un beso que no sabe dar y el cariño que no sabe expresar. Trata de entenderlo para que él pueda entenderte a ti.

Y así es como se viven los 20 meses de un bebé que ya está cerquita de los terribles dos. Seguimos aprendiendo y creciendo juntos como cada mes.

3

Y ya son 19 meses!

Hace poco veía las fotos de mis chukis cuando eran peques. O sea más peques que ahora obviamente, y los veo hoy y no puedo creer que hayan crecido tanto. Pero también me doy cuenta que para mí siempre van a ser mi mini bebés, porque veo niños de su edad (o más) y los comparo con los míos y los veo enanitos. Pienso que no han crecido mucho y que siguen aún del tamaño que salieron de mi panza (nunca tanto) pero así es. Incluso a veces pareciera que Marcel quiere volver a mi barriga porque lucha con ella cada vez que nos echamos juntos en la cama.

Han cambiado mucho, en cuanto al físico y al tema motor y de lenguaje. Son ahora personitas que parecen ya empezar a tomar sus propias decisiones, se molestan si no se les entiende y exigen cosas como AGUA, TELE, LECHE… increíble pensar que hace solo un tiempo no hacían más que dormir, tomar leche, mirar la nada y hacer caca. Todo da giros, enormes giros que desestabilizan a veces, pero encantan inmensamente.

Como nos dijo el pediatra hace un mes, «pasamos el año y medio». Lo mismo dijo cuando llegamos al medio año y de vida y al año entero. Supongo que en agosto me dirá «pasamos los dos años»… y ahí temo por mi vida con los «terribles dos». Si ahora son terribles no quiero pensar en lo que me espera en unos meses.

En fin, como cada mes tiene sus características propias, vamos con lo que define a los 19 meses en los bebés. Es importante recordar que todos los bebés tienen su ritmo, su propio tiempo y su modo de evolución. Por esto, esta es una referencia, no es algo que deba pasar sí o sí. Dependen de muchos factores y los únicos que decidirán cuándo hacen aquello o aprenden lo otro, son los mismos bebés. Aquí vamos:

Motricidad
Tu hijo ya puede caminar perfectamente. Corre con cierta torpeza y traslada objetos de un lugar a otro con seguridad. Tal vez ya ha comenzado a saltar tipo rana y se para sobre un pie o baila levantando un piecito. Puede tomar un lápiz o una crayola e intentar hacer un dibujo que luego te mostrará o pintar paredes o todo lo que encuentre a su paso. Trata de poner en exposición sus creaciones para que note que sus papás están orgullosos. Querrá ayudar con las tareas de la casa como limpiar, barrer u ordenar.

Lenguaje
Tu hijo comprende casi todo lo que le dices y en su «media lengua» te contesta. Verás que de esta forma también lo entiendes. Es increíble cómo se va creando un idioma distitno, y perfecto. Se entienden sin necesidad de palabras claras y atienden indicaciones. Puedes usar ahora más que antes las cartillas o fichas descriptivas repitiendo sonidos y nombres de animales. Ellos empezarán a imitarlo todo. TEN CUIDADO!

Juegos
Encajar una cosa con otra puede llegar a ser interesante utilizando juegos con formas diseñadas para su edad. Amasar y dar forma con moldes de plástico puede resultarle atractivo. Reconocer los pares iguales también es un juego didáctico para aprender a reconocer similitudes y diferencias. Les encanta jugar a las escondidas, ahora que saben cómo caminar más rápido y hasta incluso correr, creen que pueden escapar rápidamente si los encontramos. Es muy divertido.

Conducta
Intenta sugerir y no imponer, en la negociación siempre se obtienen mejores resultados. Si está jugando y llegó la hora del baño, simplemente pide que elija un juguete para llevar a la tina y continuar el juego allí. Si debe salir de la tina y no quiere, proponle que tú lo secas y él seca su juguete.
Si no quiere devolver un juguete que otro niño le ha prestado, ten preparado otro objeto que sabes que le llama la atención (generalmente tuyo o de su papá) y dile: «Si devuelves el juguete mamá te presta esto para que juegues». Aunque creas que no te entienden, lo hacen perfectamente. Lo he comprobado.
La curiosidad sobre sus genitales es una constante a esta edad. Cuando se tocan suelen tener sensaciones agradables que los invitan a continuar haciéndolo. Cuando lo notes, déjalo continuar un tiempo prudencial y luego distráelo con otra actividad que sepas que le guste o le parezca interesante, un juego, la lectura, bailar o cantar. Jamás lo reprendas o le digas que no se hace, lo estás privando y eso no es bueno. Si lo hace en público, es porque esa actividad le resulta más estimulante que lo que está ocurriendo a su alrededor. No te preocupes, distráelo con otra cosa y explícale que hay ciertas cosas que no se deben hacer en ciertos lugares.

Control de esfínteres
Es posible a esta edad que el niño se de cuenta cuando desea hacer pichi o caca. Puedes comprar un basín infantil o un adaptador para el inodoro y explicarle simplemente que eso sirve para tal fin, cuando el quiera dejar los pañales. Puede ser que no le interese o por el contrario lo tome como un juego más. También es posible que te avise cuando ya lo ha hecho. Esto es un comienzo pues indica que ya se da cuenta. O también, puede que usen el basin como banquito o como lugar de escondite según ellos… tengo fe en que pronto eso cambiará.

Comportamiento social
Puede ser que te reúnas con amigas que tienen niños de la misma edad. Los niños de esta edad no juegan juntos sino uno al lado del otro. Pero el contacto con otros les sirve para aprender. Puede ocurrir que otro niño o bien tu hijo, muerda, empuje o pegue. Si esto sucede, separa a los niños inmediatamente pero con suavidad y si es tu hijo retíralo del lugar. Explícale que cada vez que haga algo así, se irán del lugar, porque eso no está bien. Las pataletas ahora empiezan con más fuerza porque quieren hacer valer su opinión y sus decisiones, hay que tener mucho cuidado aquí. No se debe correr en su auxilio sino tratar de no hacer caso cuidando siempre que no vaya a hacerse daño con nada a su paso. Luego de un rato si no pasa se intenta distraer al niño con otras cosas. Esto es difícil, y es un tema que merece la pena tocar a profundidad.

20160303_193221

Como ven, los meses pasan ellos cambian con el tiempo. Es bueno ir aprendiendo juntos y ayudarlos a crecer de la manera correcta. No hay un manual, no hay indicaciones, pero hay que armarse de valor y paciencia para hacer de ellos las mejores personas. Siempre con las bases del amor, el respeto y la confianza.

0

Cada uno con su tema

Hoy tenía ganas de escribir un post distinto. Uno de esos que guardaré en un sobre y se los regalaré en un día especial. Uno de esos que salen del corazón, sin filtro y con la emoción a flor de piel que se hacen realidad a través de letras, palabras y conjunto de oraciones que fueron creadas a través de los ojos de una mamá enamorada mientras veía cómo se quedaban dormidos sus hijitos.

Puede que ahora no entiendan lo que daría por ellos, y tal vez me escuchen con atención cuando les digo «te amo», pero no llegan a entender aún en verdadero significado del amor y lo que me hacen sentir cada minuto de mis días cuando pienso en ellos.

Me cuesta creer que ahora tengo que hacer más que un esfuerzo para cargarlos. Están creciendo y debo confesar que eso me aterra. Pienso, me proyecto y cuando empiezo a sufrir trato de cambiarme el chip y disfrutar el hoy. El hoy que vivimos y me hace tan feliz a pesar de terminar mis días con as piernas molidas y la espalda partida. Una palabra nueva, una mueca distinta y todo lo que hagan en sus días será motivo de celebración, todo menos las pataletas obvio.

20160130_173923

Por esto y más, quiero decirles algunas cositas para que sepan lo que vivimos juntos ahora:

Empezamos contigo mi china. Un cascabel (como te dice la miss del nido). Todo el día de aquí para allá, corriendo con tus patas flacas y tu sonrisa de oreja oreja y ojos chinitos. Aprendiste a correr cuando recién te soltaste de mi mano para caminar. Cómo te gusta la calle! Llego del trabajo o ves que alguien llega a la casa y los recibes con un «vamo calle». Claro, antes mueves tu manito en dirección a ellos diciendo «holaaaa». Pero lo más bonito es cuando en la mañana al despertarte y ver a tu hermano le dices «hola manoooo». Pobre de que no te demos tu «tete» a la hora que la pides. No sé cómo haremos pero tenemos que cambiar esos berrinches, con patadas incluidas cuando simplemente quieres tu leche por la mañana. Lo mismo es en la noche, cuando ya te duermes, tenemos que esperar un poco para que aguantes en la noche y darte tu leche antes de que te despiertes, sino, sálvese quien pueda! Aún sufrimos algunas noches. Tal vez tienes unas cuantas pesadillas, o un zancudito pasa por tu orejita y te despiertas, pero al toque corremos para ponerte tu chupón «popón» y tu trapito «pito» que sin ellos, simplemente no podrías conciliar el sueño. Tratamos de no hacer bulla cuando ya estás en tu camita, porque si nos escuchas hablar o ver algo en la tele te despiertas como recién saliendo de una «siesta» y dices «aveeeer». Respondes con fuertes «no» cuando no quieres algo y recién has entendido el significado de un «sí» porque veo que lo usas con más frecuencia también. Ahora, la verdadera hora del terror es a la hora del almuerzo. Qué niña realmente, no te gusta nada de nada. Llegué a filmarte en un video para que  me creas y sepas TODO lo que pasamos a la hora del almuerzo y la comida. Se te da por «pollo» y comes solo unos cuantos pedacitos, se te da por arroshhhh y comes poquitas cucharaditas, amas el huevo revuelto como tu hermano, pero no solo de huevo se vive hijita. Si pudieras alimentarte de agua serías la más feliz de la tierra. Cuándo comerás rico? Ese día créeme que haremos una fiesta! Otra cosa que te encanta es cantar «estrellita», me pides que te cante y tu la continúas «onde tash», es lo máximo verte cantar y sonreír cuando la cantamos juntas. Me pides tus videos preferidos con el dedito y luego cambias de canal tu sola. Mi chiquita mandona. Últimamente te dan rabietas al momento de salir de la tina, entiendo que hace un calor horrendo, pero no se pueden hacer esas pataletas y menos cuando estás en el agua china. Basta con que me veas alistar tu toalla y empiezan los gritos, manotazos y caras largas. Saliendo a cambiarte pides tu popon y tu pito, al toque empiezas a cerrar tus ojitos para activarte nuevamente luego del pañal. Tu papá te toca guitarra y tú quieres hacer lo mismo, luego de pelear con él por un rato finalmente te duermes, hemos hallado la técnica perfecta. Tienes una energía envidiable y matadora mi china. Espero la conserves hasta grande, sino serás una vieja sin fuerzas como yo. A veces me provoca pedirte que ya no crezcas, pero es imposible, y la ley de la vida no perdona. Solo me queda vivir al máximo cada minuto que Dios me de a tu lado. Sigamos creciendo que me enamoras cada día más.

20160131_173558

En cuanto a mi chino hermoso amor de mi vida. Cómo explicar que soy adicta a tus pezuñas y deditos gorditos redonditos como de chanchito. Son tan perfectos que solo con verlos me provoca estrujarlos y llevarlos en mi cartera. Empiezas el día con una sonrisa y mi nombre bajito «mma mmma» y no hago más que ir corriendo y levantarte. Sudas mucho en la noche a pesar que te prendo el ventilador en el cuarto y no te tapo con nada. Eres una termita hermosa. Y aunque a veces reniegas en la madrugada y hablas dormido, me haces levantarme de un salto de la cama para correr a ver que te pasa, siempre te duermes de nuevo. Amas que te pase a mi cama para dormir juntos, y aunque tu papá me diga que no lo haga, sé que a él también le encanta. Cuando nos vamos a jugar y quieres que haga algo por ti, me pides la mano y me llevas hasta donde quieres que vaya (por ejemplo a recoger una pelota debajo de la mesa), me señalas con el dedo y me pides que cuente: unooo, doooo, teeeee. Cuentas incluso hasta 10 cuando te dan ganas de hacerlo. Todos se sorprenden de eso porque cuentas hasta las letras de los carteles del parque. Y sino puedes me pones el dedo a mí en el cartel para que te ayude. Me enamoro cada día cuando me cuentas cómo hace el pato, el perro, el gallo y la oveja. Luego decimos BRAVO y aplaudimos juntos. Incluso a veces juntas mis manos para que yo aplauda más fuerte. Lo que no me gusta es que siempre empujes a tu hermana cuando quiere hacerte cariño: ella feliz se acerca a decir «mano mano» y quiere hacerte cariño pero tú la haces a un lado. Igual te ríes de todas sus payasadas pero no te gusta que te abrace. A mí te me trepas como mono: me pisas como si fuera un tapete y escalas hasta mi cabeza cuando quieres. Estoy segura que así serás más adelante con tu hermana. Creo que lo que no te gusta es cuando grita, te desespera y tal vez te preocupa. Hace unos días no quieres ni probar la comida que te hacemos en la casa, juro que he llegado a las lágrimas cuando ni tú ni tu hermana quieren comer. Luego de eso te ofrezco Yogur y qué tal bocaza me abres, con un huevo revuelto es la solución. Lo mismo que a tu hermana: solo de huevo no se vive pues chino. Me acuerdo cuando tomabas solo 3 onzas de leche máximo, ahora son 10 las que tomas en cada biberón y es increíble. Creí que ese momento jamás llegaría, y cuando compré el biberón de 11 onzas me sentí realizada (aunque suene loco). Hace dos días me di cuenta que ya no quieres tu biberón, ahora la tacita de jugo es lo que tu quieres. No entendía porqué ya no querías jugo hasta que me di cuenta que estás creciendo. Mi chino del alma se hace más grande y más fuerte cada vez. Yo, desde mi lugar te observo y te acompaño a cada paso que das, y así será toda la vida. Pero un día llegarás a visitarme y serás tú el que me diga para ir a pasear al parque y yo no haré más sonreír y ser feliz. Contaré las horas que me faltan para vernos así como tú las cuentas hoy con tu hermana para que yo llegue del trabajo. Tu no tienes un trapito como tu hermana sino tienes mis manos, las agarras, acaricias y pellizcas cada dedo antes de dormir y cuando estas en el coche. Es tu vicio además del chupón. Llega la hora del baño y nos miramos al espejo para hacer muecas y travesuras con el agua. Amo tus carcajadas y cuando te revuelcas en la cama antes de dormirte. Caes indefenso como una mosquita cuando ya no das más. Te llevo a tu cuna y con un beso en la frente te digo: te amo hijito, sueña con los angelitos. Y así es hasta el día siguiente que volvemos a empezar una nueva aventura.

20160131_173229

Es increíble cómo dos personitas que salieron de mí, a la vez, sean tan distintas dentro de todo. Cada uno es un mundo, un universo único y perfecto que gracias a Dios veo evolucionar cada día. Los mellizos tienen una conexión única, pero a la vez, son individuales y tienen personalidades bien marcadas y definidas desde el día número 1 en que llegan a la tierra. Solo espero que llegue el día de leer esto juntos y reírnos recordando todo lo que vivimos.

Sigamos creciendo y aprendiendo juntos bebés.

IMG-20160119-WA0030

3

Llegaron los 16

Cada vez me parece que pasa más rápido el tiempo y empiezo a extrañar «el antes». El tenerlos echaditos en un solo brazo, esos ruiditos que hacían al dormir o tomar su leche, esos ojos ansiosos por verlo todo en un segundo, esas manitas temblorosas, esos bostezos, esos pies, manitos… todo cambia y cambia rápido. Son días difíciles, pero al final, cuando veas a tus hijos corriendo y gritando de felicidad al estar en el parque persiguiendo a los pajaritos diciendo una y otra vez «pio, pio», piensas en esos días que ya se fueron pero estarán en tu mente para siempre. Y pensarás que lo estás haciendo bien, pero duele un poco aceptar que ellos crecen, y que a pesar de todo lo que hagas, ellos tienen que tomar un camino y empezarán a volar solos. Aunque solo tengan un año y 4 meses, lo piensas, y te duele. Por eso, lo que queda es aprovecharlos al máximo y darles tiempo de calidad. Aún así sea poco por tu trabajo, cada minuto a su lado cuenta.

Y como cada etapa tiene su encanto, su truco y sus tips, los 16 meses también tienen lo suyo. Aquí algunas características que generalmente marcan este tiempo. Aunque como siempre lo digo, cada bebé es único y tiene su propio patrón.

Motricidad
Increíble cómo hace solo unos meses parecía borrachito al caminar. O incluso, parecía no querer soltar tu mano o los bordes de la cama. La evolución motriz de tu hijo es increíble, ya camina con mayor soltura, y sortea obstáculos con más facilidad. Tal vez, hasta ya puede correr, o intenta hacerlo. Debes estar muy atenta pues le llamarán la atención las escaleras y aún no tiene coordinación para bajar o subir sin perder el equilibrio. Recuerda que si hay escaleras en tu casa, debes colocar las puertas plásticas ideadas especialmente para niños, rejas, mallas, o lo que sea que encuentres seguro para protegerlo. La motricidad fina también está avanzando y tal vez ya puede empezar a realizar sus primeros garabatos. Es posible que intente dibujar tomando el lápiz o crayones, o tal vez solo intente arrojarlos. Pero comienza a estimular esta actividad que es muy creativa para ellos: papeles grandes, crayolas, colores o incluso temperas. Probablemente no se concentre mucho tiempo en esta actividad, pero no importa, todo es un comienzo.

Lenguaje
Tu hijo continúa sumando palabras a su vocabulario y quizás ya articule frases simples. Recuerda, siempre habla con el niño, cuanto más hables con él más fácil será la evolución de su lenguaje. La lectura a la hora de dormir puede ser un hábito muy favorable para el aprendizaje. Puede tener un idioma propio sin decir nada pero a la vez dice mucho. Trata de entenderlo, y respóndele con palabras articuladas como si lo entendieras: ah sí? No me digas, tienes hambre? Pero cuéntame, quieres una galleta? O quieres ir al parque. Sigue con eso y el solo te responderá en su forma única.

Juegos
Seguramente escucha música, canta y baila al compás de ella. Estimula estas actividades pues desarrolla sus sentidos. Si te resulta posible, incorpora dentro de sus juguetes un tambor, panderetas o un pequeño teclado. A los niños les encantan los sonidos que emiten estos instrumentos. Yo compré unas guitarritas chicas para bebés (no ukeleles que su papá les presta, pero son guitarritas de verdad) muy lindo juego que ellos aman.

Conducta
Puede continuar usando su chupete o repetir movimientos automáticos con su pelo o el lóbulo de la oreja o chuparse el dedo. No te preocupes, la mayoría de los niños dejan espontáneamente estos hábitos antes de los 4 años.Los míos piden su trapito para dormir (el kit completo para el tutu es chupón y trapito y yo lo amo. Se los daré hasta que ellos mismos decidan dejarlos. Obvio el chupón es solo a la hora de dormir. No son dependientes de él). Aman tocarme las manos, los relaja y así a veces dormimos.
Aún no muestra ninguna señal de dejar su pañal. Sin embargo, cuando lo cambias o lo bañas tiene la tendencia de mirar y tocar sus genitales. Es normal, el niño explora sus genitales igual que cualquier otra parte de su cuerpo. No te inquietes, ni lo inhibas si desea hacerlo. Tómalo con absoluta naturalidad.

Alimentación
Cocina de forma simple. Puede comer la comida del resto de la familia, ya que tu hijo come de todo. Si te da miedo como a mí, córtalo chiquitito y que ellos mismos lo agarren con sus deditos. No se van a atorar, ya están grandes. Los niños a esta edad deben comer lácteos diariamente, 2 o 3 veces al día. El vaso (o biberón) de leche no debe ser reemplazado por jugo y menos gaseosas a la hora del desayuno y del almuerzo. A muchos niños no les gusta la carne, no te preocupes, puedes reemplazarla por otras proteínas (huevo, verduras). Cuanto más lo invites a probar nuevos sabores, más variada y completa será su alimentación. Yo aún le hago un poco de puré de verduras, porque si comen pollito con arroz por ejemplo, no tienen verduras en su ración del día. Por eso aún lo complemento con verduras. Me parece que están mejor alimentados.

Sueño
Quizás todavía no duerma toda la noche o sea difícil llevarlo a dormir. Recuerda seguir rutinas de lectura o cuentos, puedes turnarte con el papá para que sea una responsabilidad compartida y un momento especial para el bebé, para estar a solas con sus padres. Recuerda no preocuparte si utiliza chupón, cuando sea el momento, él mismo lo dejará. Apaga las luces, pon música bajita y trata de que antes haya gastado suficiente energía como para que duerma relajado. Si se despierta en la noche acércate a su cuna y palmealo para ver si vuelve a dormir. Si no lo hace háblale bajito y si deseas cárgalo para pasealo un rato. Volverá a dormirse. Pero no prendas la luz ni hables fuerte, tiene que saber que es hora de dormir.

Control médico
Si todo va bien, el control médico se hará dentro de 2 meses. Pues ahora los controles, son cada 3. Pero si son «resfriadizos» como los míos, las visitas al Doc, serán más seguidas. Y por ende, el buzón de Whatsapp del Doc estará lleno de tus mensajes. Si eres neuromamá como yo…

Seguimos creciendo sanos y fuertes, vamos mes a mes aprendiendo juntos en este mundo que no es perfecto, pero podemos hacer de él un lugar hermoso para vivir y cumplir sueños.