0

Música para la panza

Se dice que desde la semana 20 de embarazo, el bebé ya puede oír. Es recomendable hablarle, cantarle, contarle cosas, porque aunque aún no entienda el lenguaje ni lo que se le quiere decir, comprende el lenguaje del amor. El tono y el sentimiento que le dedica la mamá, es su mundo entero.

Pero las palabras no son el único medio que la mamá tiene para comunicarse con el futuro bebé. La música hace mucho por el bebé, permite al niño captar el estado de ánimo de su mamá, contagiarse de su alegría, relajarse, entre muchas cosas más dependiendo del tipo de música que se le ponga. Se dice que el bebé puede recordar hasta el año las melodías que ha escuchado mientras estaba en la panza de su mamá (aunque ayer he probado que no solo es hasta el año).

La música durante el embarazo tiene numerosos beneficios tanto para la madre, como para el bebé: estimula la frecuencia cardíaca en el feto y la producción de endorfinas en la madre. A través del oído, la música actúa sobre todo el ser humano, poniendo en marcha resonancias vibratorias que activan millones de células cerebrales, favoreciendo el desarrollo del cerebro.

Es así como por donde lo veamos, ponerle música al futuro bebé es altamente recomendable. Yo sabía que a partir de las 20 semanas ellos ya podían oír, pero yo les puse música desde la semana 10. Me relajaba a mí y era mi momento mamá y bebes. Les ponía un tipo de música por la mañana y otro tipo de música por la noche.

dia

noche

Recuerdo na canción en especial que me ponía la piel chinita. Buscando música para bebés, encontré una que se llama “BedTime” de un disco titulado “Sleppy Baby”. Traté de buscarla en YouTube y no la encontré nunca, no sé porque. Pero prometo mostrárselas en este post.

Una vez se la enseñé a Lalo y fue inevitable, lloré como loca pensando en mis bebitos formándose en mi panza. Obviamente las hormonas x2 estaban haciendo efecto, pero puedo jurar que hasta el día de hoy esa canción me emociona mucho.

Ya cuando nacieron los bebes, el tipo de canciones que les ponían eran diferentes, pero esa en espcial siempre estuvo guardada solo en mi Tablet porque nunca la encontré en otro lugar y por alguna razón no podía pasar el archivo a otro aparato. Mi Tablet se malogró y la canción se perdió. Hasta el día de ayer que me animé a buscar a un amigo especialista en “chistemas” (sistemas) en mi oficina y me ayudó a recuperarla. Una vez más, lloré cuando la escuché y prometí probarla esa noche con mis chukis.

La rutina para dormir es así: Naelle siempre se queda un rato viendo tele en el cuarto de la abue y yo voy a hacer dormir al más duro de roer (Marcel). Generalmente me toma una hora en que caiga y luego me voy con Naelle que la mayoría de veces se duerme tranquila. Marcel se mueve, se para en la cama, salta, se quiere bajar, empieza a cantar, me pide cuentos, etc. Ayer nos echamos en mi cama, luces apagadas y BedTime on desde mi celular. Al principio se quedó muy quieto, con los ojos bien abiertos. Luego pude ver cómo sus ojitos se iban cerrando y abriendo cada vez más despacio, un suspiro, y se sentó pero para echarse en mi pecho. Tres minutos más tarde, estaba profundamente dormido. Yo lloré otra vez pero de la emoción porque nunca durmió tan fácil y rápido. Antes que terminara la canción, estaba seco.

whatsapp-image-2017-03-01-at-9-39-00-pm

Fui por Naelle, y al parecer la música hizo efecto a la distancia, ella también se había quedado dormida. Sería una noche de pelas con papá. Pero, la música también hizo efecto en nosotros y solo vimos 5 minutos de la película. Los cuatro ayer tuvimos una buena noche.

Solo puedo decir que guardaré esa canción en todos mis USBs, mis aparatos tecnológicos y por si acaso en mi memoria externa. Parece que realmente es mágica.

¿Les ha pasado algo así? Cuéntanos qué tipo de música le ponías a tu bebé, tal vez podamos compartir diferentes títulos para intentarlo. Tanto las futuras mamás como las que ya tienen a sus peques en brazos.

*Lo prometido es deuda… les envío el link de la canción que acabo de cargar en Vimeo:

3

Al agua patos!

El calor parece estar peor que nunca, al menos yo lo siento como el verano más asquerosamente caliente de la vida. Es como si estuviéramos dentro de un horno, literal, cada vez que salimos a la calle o estamos haciendo alguna actividad que involucre movernos. Si no hay ventilador o aire acondicionado, es una muerte lenta. Odio el calor, se nota? Bueno, ahora que estamos en este estado de “achicharramiento continuo”, es una super idea bañar a los peques al menos dos veces al día.

Recuerdo que cuando estaban más bebitos, lo bañaba en la mañana, solo una enjuagada sin shampoo ni jabón, y ya en la noche venía el baño oficial con todas las de la ley. Ahora que están más grandes, si no los metemos a la piscinita inflable en la casa, los bañamos en la tina un rato antes de cambiarnos. Pero lo que no cambio por nada del mundo es el baño antes de dormir.

Resultado de imagen para la importancia del baño del bebe con la mamá

¿Por qué es tan importante este momento? Es un momento de conexión pura entre la mamá y el bebé, tan fuerte es esta conexión que muchos expertos recomiendan que si no es la madre o el padre quien lo bañará algún día, la persona encargada deberá hacerlo con guantes, a mí me parece un extremo pero por algo lo mencionan en todos los libros y artículos. Es el momento piel con piel, ese que les recuerda cuando estaban en el vientre de la mamá.

Para disfrutar juntos de este momento tan lindo, es importante tener algunas cosas en mente para que nada falte y sean los mejores minutos del día para los dos. Si bien la mamá sale cansada por la posición o por el mismo hecho de retener fuertemente el cuerpo del bebé, es un momento especial para relajarse. Debes transmitirle toda la paz que se pueda para que luego, a la hora de dormir, sea tan placentera que no querrá ni tendrá ganas de levantarse de madrugada llamando a su cansada mamá.

Aquí algunos tips y consejos para pasarla lindo al momento de ir al agua:

  1. Buscar todos los implementos: Es importante anticiparnos y dejar todo en orden antes de meterlos al agua: toallas, cambiador, ropa que les vamos a poner, pañal, cremas; además de lo que está siempre en el baño: shampoo, jabón, cepillo de dientes, y todo lo que creas que puedas necesitar.
  2. Prepara el agua: Asegúrate que la temperatura sea la adecuada: ni muy caliente, que queme y asuste al bebé, ni muy fría que haga que el bebé salte de golpe a ingresar a la tina. En invierno un poco más tibia y en verano no tanto para refrescar más.
  3. Ten lista su toalla: Cuando estés a punto de meterlo al agua asegúrate de tener cerca la toalla que usarás. Yo uso unas que son una especie de mandil, que te cuelgas al cuello y cuando lo sacas del agua solo lo cargas y lo pones sobre tu pecho y lo envuelves, es un éxito (más abajo les cuento cómo pueden hacer para llevarse una y probarla en casa).
  4. Siéntete cómoda con los productos que usas: Desde que mis hijos estaban bebés probé muchos productos hasta que me quedé con uno que hidrataba su piel, la cuidaba y no era fuerte para ellos. Es bueno tener un producto adecuado y tú sentirte tranquila con ello. Eso ayuda a relajarte cada vez que apliques algo sobre su piel.
  5. Hazlo divertido: Es un momento lindo para relajarse juntos, conversar, cantar, jugar y reírse. Por ello pon en la bañera juguetes especiales para agua (pueden se patitos cuando son bebé), luego pueden ser figuras especiales para el agua que se pegan en las paredes, o hasta crayolas especiales para dibujar en la tina. Nosotros hemso jugado hasta con burbujas y la pasamos bomba.
  6. Comparte con la familia: Si tienes otros hijitos, puedes incluirlos en el baño también. A veces es bueno hacerlo solo de a dos para compenetrar más, pero de vez en cuando es bueno hacer un baño con los hermanos, se divertirán mucho de todas maneras.
  7. La despedida: Algunos bebés odian ese momento, salir del agua, porque están tan divertidos que quieren más. Es bueno avisarles algunos minutos antes que el agua ya se va a dormir igual que él/ella, entonces empiezas a sacar el agua de la tina o retirar el tapón para que se vaya yendo de a pocos. Juntos le dicen adios al agua y le aseguran que el día de mañana se volverán a encontrar.
  8. Los masajes: Esto es un ritual que puedes hacer hasta mucho más grandes, no solo de bebés. Con una cremita hidratante o una especial de lavanda (amo las de la marca Aveeno) les puedes dar masajes en sus bracitos y piernas, con esto caerán como mosquitas a la cama y tú podrás ser un poco más libre para disfrutar algunos minutos para ti y el papá.

Imagen relacionada

Recuerda que este es un momento especial que ellos recordarán para toda la vida, y tú también. Aprovecha cada día, cada juego, cada empapada de ropa, cada limpiada de piso al final del baño, todos esos momentos no volverán y más adelante ellos mismos querrán bañarse solitos, y ahí extrañarás con el alma entera. Además, si le das estos momentos, dormirán toda la noche y soñarán relajados. Eso es lo mejor de todo.

* Estoy sorteando una “toalla mandil” de Mawa!!! Participa desde mi fanpage! El sorteo es el viernes 27! Aún tienes tiempo!

Displaying 2.jpg

0

Estuvimos de “vacaciones”

La semana pasada pedí vacaciones en el trabajo pero no para descansar, sino para estar con mis chukis las 24 horas del día porque la nana también se fue de vacaciones. Días lindos que pasé a su lado haciendo mil cosas juntos, días llenos de alegrías y de risas, días que me hicieron terminar con dolor de pelo, incluso, por la mega chamba maratónica de cada día.

Resultado de imagen para vacaciones

Si bien me dedico a ellos el 100% de mi tiempo en mente, yo soy una mamá que trabaja fuera de casa de lunes a viernes, por 8 horas cada día. Es algo que no me gusta mucho porque, a qué mamá no le gustaría ver cada minuto la evolución de sus hijos en la vida? En fin, llego a mi casa cada día y soy TODA para ellos: para jugar, para comer, para la hora del baño, para ver tele, para contar cuentos, tomar la leche y finalmente, para irnos a dormir hasta el día siguiente. Si pudiera ponerle más horas al día para estar más con ellos, lo haría. Me cansaría más, pero sería la más feliz del planeta.

Desde el fin de semana anterior a la semana de vacaciones tenía muchas actividades planificadas para pasarla bien: llenar la piscina inflable (que les encantó) y meterlos ahí el tiempo que quieran (esto para Marcel fue la maravilla, porque nunca he conocido un niño que ame tanto estar en el agua como él); llevarlos al parque, a diferentes parques que no conozcamos y puedan correr a sus anchas y sentirse libres; ir a comer rico a lugares abiertos, y no importa si están un poco más lejos; ir al zoológico; y finalmente pasar el fin de semana en un lugar especial. Esa sería la prueba de fuego para mí y para el papá de doble yema: un fin de semana entero TOTALMENTE SOLOS LOS 4.

Lo digo así porque, si bien todos los fines de semana nos quedamos los 4 solos, es distinto salir de la casa, dormir afuera y tener menos comodidades que en tu propio lugar. Es una aventura por así decirlo. Y nos aventuramos con todo y nos fuimos a “El Pueblo”, casi llegando a Chosica.

Resultado de imagen para vacaciones

Y aquí van los infaltables en la lista cuando sales de casa un fin de semana:

  • Bloqueadores para el sol.
  • Repelente para mosquitos.
  • Gorritos de sol.
  • Varias mudas de ropa (mejor es que sobre a que falte).
  • Una casaquita ligera.
  • Un paquete de pañales (por más que no uses todos).
  • Dos mudas de pijamas por si una se moja.
  • Dos pares de zapatos.
  • Toallas.
  • Biberones.
  • Vasitos / Tomatodo.
  • Agua.
  • Leche.
  • Algún bocadito fácil de comer que sepas que le encanta.
  • Juguetes (los más cómodos son los de una pieza y los libros de pintar).
  • Coche (sobre todo si vas a un lugar grande con distancias largas).
  • Chupón (si es que aún usa).
  • Cargador de celulares.
  • Dinero en efectivo.
  • Pequeño botiquín con lo elemental: termómetro, panadol, algún antihistamínico, crema para golpes y gaseovet.

Con esto en el maletín tendrás un fin de semana tranquilo fuera de casa. Tal vez algunos le aumenten cositas, que no está nada mal, pero creo que esto es lo básico que no puede faltar.

En resumen, nos fue bien. Una que otra rabieta de Marcel porque querer meterse a TODAS las piscinas del lugar, y alguna protesta de Naelle por no querer comer o algo parecido, pero nada que no pudiéramos controlar. Dormimos bien, sin siestas en la tarde así que cayeron temprano y nosotros pudimos descansar también. Y gracias a Dios, el día que regresamos lo hicimos temprano. Minutos más tarde nos enteramos que cerraron la carretera por deslizamientos. Sí, llovió mucho ese fin de semana.

Y esa fue la historia de una semana completamente dedicada a mis chukis, sin interrupciones y con miles de litros de amor y diversión entre nosotros.

Que se repita! Prometo recargar las pilas que hoy siguen cargando desde ayer que empecé nuevamente a trabajar.

Resultado de imagen para vacaciones

3

Los perros y los bebés

Antes de que nazcan los mellis yo ya tenía un hijo. La noticia de la llegada de sus hermanos fue aceptada con el pasar del tiempo y el crecimiento de la panza. A sus casi 11 años ya era manejable la situación, pues él comprendía que la familia debía empezar a crecer. Hablo de Bruno, mi schnauzer renegón y engreído que hasta ese momento pensó que sería hijo único.

Al principio pensamos que se resentiría conmigo, pero todo el tiempo lo integré como siempre. Desde que les ponía música en la panza, él me acompañaba y hasta incluso ponía su cabecita sobre ellos. Era una bella escena. Le hablaba sobre los bebes y él fue parte de cada detalle. Estuvo cuando hicimos el cuarto, cuando abríamos los regalos, cuando armábamos el coche y pack and play, todo lo hacíamos en conjunto.

panza

panza 2

En las últimas semanas, cuando estuve en cama, él era el único que no se despegaba ni un solo segundo de mí. Parecía presentir que algo pasaba y que el día de conocer a sus hermanitos estaba más cerca. La verdad es que no pensé en el momento exacto en el que se verían por primera vez, todo pasó tan rápido que caí en cuenta de esta importante presentación cuando llegamos a la casa con dos personitas más bajo los brazos.

1621913_10154559720600440_3551183025771597305_n (1)

Felizmente todo fluyó perfecto, él respetaba la línea imaginaria que había entre ellos, pero siempre pendiente. Si ellos lloraban, él corría de un lado a otro sin saber qué hacer. Parecía más nervioso que los mismos papás, pero luego se fue acostumbrando a esa nueva situación. Fue casi mágico descubrir que los bebes tomaban de manera natural los ladridos de Bruno. Es que desde la panza escuchaban a diario este sonido, es obvio que se les hizo familiar ni bien lo escucharon en vivo y en directo por primera vez.

Ellos están creciendo juntos. Él ahora con 13 años y ellos por cumplir dos. Sin duda, es su compañero de travesuras y de correderas. Claro que también está la especie de “maltrato” típico de los niños hacia los perritos. Creo que ellos piensan que es un peluche viviente y por eso juegan con sus orejas, bigotes, nariz y hasta incluso quieren montarlo como a un caballito.

Pero lo que sí puedo decir, es que la convivencia de bebés con animalitos es totalmente posible. Lo de las alergias, enfermedades y contagios es relativo. Si tu mascota es limpia, tiene todas sus vacunas al día y ha sido criado entre seres humanos, estás más que adaptado y listo para conocer a sus hermanitos.

Sin embargo, siempre hay que tener un ojo adicional y vigilancia, pues es un animalito, y por más civilizado que sea, su instinto a veces los hace impredecibles. Nunca está demás tenerlos vigilados.

11836915_10155915646525440_8569023398786527163_n

10678691_10154984987145440_4236505099292895813_n (2)

Aquí algunos tips para tener en cuenta al momento de presentarle tus bebés a tus mascotas:

  1. Límites: Enséñale que el cuarto del bebé está fuera de su alcance. Cuando esto esté claro, podrás dejarlo entrar bajo tu permiso y supervisión.
  2. Reconocimiento: Deja que tu perro huela un trapito o prenda de tu bebé. No se lo puede llevar ni morder, esto servirá para que entienda que pueden convivir solo de lejos.
  3. Ejercicio: El perrito estará emocionado de conocerlo pero tú tendrás menos tiempo para él, al menos al inicio. Por eso, asegúrate de que alguien pueda llevarlo de paseo diario para que esté más tranquilo.
  4. Precaución: Al principio preséntalos con correa. Luego él ya entenderá los límites y podrá hacerlo sin ningún amarre. A veces hasta entienden que solo pueden oler sus piecitos.
  5. Presentación: No te pongas nervioso. Acércalo tranquilo y seguro de la situación, si siente tu nerviosismo puede que él también se ponga tenso.
  6. Interacción: Como el bebé recién está incursionando en el mundo, está preparando sus defensas poco a poco. Por eso cuida que el perrito no lama sus manos y carita.
  7. Compañía: No importa qué tan bien se lleven tu bebé y tu perrito. Siempre es importante la supervisión cuando estén juntos jugueteando.
  8. Igualdad: Nunca olvides a tu perrito. Él también necesita amor, tiempo y dedicación igual que tu bebé. Recuerda que él estuvo antes contigo, no debe chocarle mucho este cambio.
  9. Respeto: Conforme vaya creciendo tu bebé, enséñale a tratar a tu perrito con cariño y respeto. Esa es la base de todo en la vida. Y qué mejor que criar hijos amantes de los animales.

Creo que este es un buen tema para tratar porque la mayoría de nosotros tiene perritos en casa. Y si no tenemos, en algún momento nuestros hijos nos reclamarán por uno. Es algo típico y muy lindo.

10906362_10155137062225440_4232446636503819541_n

10345811_10156575065345440_1036721941536199551_n

Así que adelante, a criar hijos que se preocupen por la vida de los animales y los traten con respeto!

3

Los 22 meses

Estamos ya en el último trimestre del año #1. Luego pasaremos a conocidos y temibles #terriblesdos, confieso que algo de miedo me da por lo que se dice y lo que se lee, pero como cada bebé es distinto, esperemos que pase lo mejor. Además, sin necesidad de llegar a los dos años ya tengo dos terremotos por hijos, así que. Bring it on!

Como siempre mencionamos, cada mes tiene sus características, modelos o patrones de conducta que se repiten en la mayoría de casos. No necesariamente es una ley que suceda a determinado mes, pero vamos viendo cuál es la tendencia de algunos bebés cuando llegan las mes 22.

Motricidad
Ahora todo es más firme. Se maneja con gran soltura a la hora de caminar, saltar, correr, bailar y repetir movimientos si lo invitas a hacer gimnasia. Tal vez intente ya saltar con los dos pies aunque le cueste mucho. Puede subir escaleras, pero nunca lo dejes solo al hacerlo, siempre detrás para evitar cualquier accidente o tropiezo. Es capaz de lavarse las manos y la cara así como de repetir toda la rutina de lavado de dientes antes de dormir, tarea que siempre debes supervisar y fomentar. A mí aún me cuesta porque parece que nos les gusta la hora del lavado de dientes, pero trato de que me imiten y luego los ayudo un poco. Aunque sea unos segundos con el cepillo en la boca basta para hacer un hábito (menos traumático para algunos). Puedes ahora darte cuenta si tiene inclinación a ser zurdo o diestro, aunque esto se define a los 4 años, hay tendencias marcadas desde ahora. Colabora a la hora de vestirse y tenderá a elegir la ropa que le guste, aunque tal vez no se vea linda combinación de colores.

Lenguaje
Es todo un parlanchín. Si bien aún maneja su propio lenguaje y a veces dice cosas inventadas y sin sentido, ahora se expresa mejor. Todos los días aprende nuevas palabras para incluirlas en su vocabulario. Su lenguaje se entiende cada vez más y ya puede pedir por favor y dar las gracias. Tal vez aún diga gracias hasta cuando tú le pides algo y te lo lleva, pero es lindo ver que ahora entiende que es bueno dar las gracias siempre.

Juegos
Puede construir con bloques, armar piezas y desarmar juguetes, patear la pelota y arrojarla. Le gusta jugar con masa utilizando formas diseñadas para su edad. Puede reconocer los pares de algunas figuras iguales y puede armar rompecabezas simples. Para esta edad lo ideal son los de piezas gruesas de madera para encajar. También comienza a entender los opuestos como grande y chico o frío y caliente. Es muy divertido jugar a las escondidas con tu hijo y hacer que cuente del 1 al 10 ya que está listo para aprender a contar. O puede que ya sea un genio en el asunto y se dispare del 1 al 20 sin pensarlo mucho.

Conducta
Es ahora una personita individual que quiere empezar su independencia. Notarás que desea tomar decisiones. Este es un signo de maduración y seguridad de sí mismo. Estimúlalo para tomar decisiones sobre el juego que desea jugar o lo que quiere comer en el almuerzo. Sólo ponle límites cuando sus decisiones impliquen peligro como trepar a una mesa, jugar con cables, querer escalar un lugar imposible. Tu hijo continuará con el descubrimiento de sus genitales y el placer que le produce tocarlos. Nunca lo inhibas pero intenta contarle que no debe hacerlo en público. Las pataletas y berrinches son ahora un poco más fuertes y difíciles de cambiar. Ten paciencia y solo trata de ayudarlo a entender qué es lo que le molesta.

Control de esfínteres
Es posible que ya te avise cuando quiere hacer caca y logres sentarlo en el baño antes de que ocurra. Con el control de la orina, también puede avisarte pero probablemente no llegues a tiempo. Si esto ocurre, simplemente anímalo diciendo que será la próxima vez. Puedes empezar a usar los Pull Ups para mayor comodidad y rapidez, (#eldato) la versión mejorada de Huggies Up&Go con absorción diferenciada para niño y niña están super buenos y resistentes. 

Comportamiento
Seguramente ya aprendió que las agresiones físicas lo privan de jugar con otros niños, ya que tú lo has separado cada vez que ha sucedido. Por eso podrá permanecer jugando con otros niños aunque todavía no comparten los juegos. Si no se une a un grupo y prefiere hacerlo solo, no te angusties. Es normal que a esta edad aún no esté completamente concectado para jugar con otros niños.

Sueño
Puede que ya hayas decidido pasarlo a una cama en lugar de su cuna. Si es así muy bien, tu hijo está demostrando que quiere crecer. Es posible que continúen los miedos nocturnos. Continúa acompañándolo cuando esto ocurra. Y no olvides colocar a su lado los objetos que el niño más quiere, inclusive su chupón si es que aún lo utiliza.

IMG-20160602-WA0003

Con esto vamos aprendiendo que mes a mes es un mundo de crecimiento para ellos. Nuevos descubrimientos y vivencias que conforman su historia y la hacen única y especial. Me alegra mucho ver cómo mis hijos cada vez se compenetran más y son inseparables. No imagino cómo sería un día separado el uno del otro. Ella da la vida por su hermano, y él ha empezado a demostras también el mismo interés (aunque a veces prefiera morderla o darle cabezasos). Cosa de hermanos, supongo.

3

Llegaron los 16

Cada vez me parece que pasa más rápido el tiempo y empiezo a extrañar “el antes”. El tenerlos echaditos en un solo brazo, esos ruiditos que hacían al dormir o tomar su leche, esos ojos ansiosos por verlo todo en un segundo, esas manitas temblorosas, esos bostezos, esos pies, manitos… todo cambia y cambia rápido. Son días difíciles, pero al final, cuando veas a tus hijos corriendo y gritando de felicidad al estar en el parque persiguiendo a los pajaritos diciendo una y otra vez “pio, pio”, piensas en esos días que ya se fueron pero estarán en tu mente para siempre. Y pensarás que lo estás haciendo bien, pero duele un poco aceptar que ellos crecen, y que a pesar de todo lo que hagas, ellos tienen que tomar un camino y empezarán a volar solos. Aunque solo tengan un año y 4 meses, lo piensas, y te duele. Por eso, lo que queda es aprovecharlos al máximo y darles tiempo de calidad. Aún así sea poco por tu trabajo, cada minuto a su lado cuenta.

Y como cada etapa tiene su encanto, su truco y sus tips, los 16 meses también tienen lo suyo. Aquí algunas características que generalmente marcan este tiempo. Aunque como siempre lo digo, cada bebé es único y tiene su propio patrón.

Motricidad
Increíble cómo hace solo unos meses parecía borrachito al caminar. O incluso, parecía no querer soltar tu mano o los bordes de la cama. La evolución motriz de tu hijo es increíble, ya camina con mayor soltura, y sortea obstáculos con más facilidad. Tal vez, hasta ya puede correr, o intenta hacerlo. Debes estar muy atenta pues le llamarán la atención las escaleras y aún no tiene coordinación para bajar o subir sin perder el equilibrio. Recuerda que si hay escaleras en tu casa, debes colocar las puertas plásticas ideadas especialmente para niños, rejas, mallas, o lo que sea que encuentres seguro para protegerlo. La motricidad fina también está avanzando y tal vez ya puede empezar a realizar sus primeros garabatos. Es posible que intente dibujar tomando el lápiz o crayones, o tal vez solo intente arrojarlos. Pero comienza a estimular esta actividad que es muy creativa para ellos: papeles grandes, crayolas, colores o incluso temperas. Probablemente no se concentre mucho tiempo en esta actividad, pero no importa, todo es un comienzo.

Lenguaje
Tu hijo continúa sumando palabras a su vocabulario y quizás ya articule frases simples. Recuerda, siempre habla con el niño, cuanto más hables con él más fácil será la evolución de su lenguaje. La lectura a la hora de dormir puede ser un hábito muy favorable para el aprendizaje. Puede tener un idioma propio sin decir nada pero a la vez dice mucho. Trata de entenderlo, y respóndele con palabras articuladas como si lo entendieras: ah sí? No me digas, tienes hambre? Pero cuéntame, quieres una galleta? O quieres ir al parque. Sigue con eso y el solo te responderá en su forma única.

Juegos
Seguramente escucha música, canta y baila al compás de ella. Estimula estas actividades pues desarrolla sus sentidos. Si te resulta posible, incorpora dentro de sus juguetes un tambor, panderetas o un pequeño teclado. A los niños les encantan los sonidos que emiten estos instrumentos. Yo compré unas guitarritas chicas para bebés (no ukeleles que su papá les presta, pero son guitarritas de verdad) muy lindo juego que ellos aman.

Conducta
Puede continuar usando su chupete o repetir movimientos automáticos con su pelo o el lóbulo de la oreja o chuparse el dedo. No te preocupes, la mayoría de los niños dejan espontáneamente estos hábitos antes de los 4 años.Los míos piden su trapito para dormir (el kit completo para el tutu es chupón y trapito y yo lo amo. Se los daré hasta que ellos mismos decidan dejarlos. Obvio el chupón es solo a la hora de dormir. No son dependientes de él). Aman tocarme las manos, los relaja y así a veces dormimos.
Aún no muestra ninguna señal de dejar su pañal. Sin embargo, cuando lo cambias o lo bañas tiene la tendencia de mirar y tocar sus genitales. Es normal, el niño explora sus genitales igual que cualquier otra parte de su cuerpo. No te inquietes, ni lo inhibas si desea hacerlo. Tómalo con absoluta naturalidad.

Alimentación
Cocina de forma simple. Puede comer la comida del resto de la familia, ya que tu hijo come de todo. Si te da miedo como a mí, córtalo chiquitito y que ellos mismos lo agarren con sus deditos. No se van a atorar, ya están grandes. Los niños a esta edad deben comer lácteos diariamente, 2 o 3 veces al día. El vaso (o biberón) de leche no debe ser reemplazado por jugo y menos gaseosas a la hora del desayuno y del almuerzo. A muchos niños no les gusta la carne, no te preocupes, puedes reemplazarla por otras proteínas (huevo, verduras). Cuanto más lo invites a probar nuevos sabores, más variada y completa será su alimentación. Yo aún le hago un poco de puré de verduras, porque si comen pollito con arroz por ejemplo, no tienen verduras en su ración del día. Por eso aún lo complemento con verduras. Me parece que están mejor alimentados.

Sueño
Quizás todavía no duerma toda la noche o sea difícil llevarlo a dormir. Recuerda seguir rutinas de lectura o cuentos, puedes turnarte con el papá para que sea una responsabilidad compartida y un momento especial para el bebé, para estar a solas con sus padres. Recuerda no preocuparte si utiliza chupón, cuando sea el momento, él mismo lo dejará. Apaga las luces, pon música bajita y trata de que antes haya gastado suficiente energía como para que duerma relajado. Si se despierta en la noche acércate a su cuna y palmealo para ver si vuelve a dormir. Si no lo hace háblale bajito y si deseas cárgalo para pasealo un rato. Volverá a dormirse. Pero no prendas la luz ni hables fuerte, tiene que saber que es hora de dormir.

Control médico
Si todo va bien, el control médico se hará dentro de 2 meses. Pues ahora los controles, son cada 3. Pero si son “resfriadizos” como los míos, las visitas al Doc, serán más seguidas. Y por ende, el buzón de Whatsapp del Doc estará lleno de tus mensajes. Si eres neuromamá como yo…

Seguimos creciendo sanos y fuertes, vamos mes a mes aprendiendo juntos en este mundo que no es perfecto, pero podemos hacer de él un lugar hermoso para vivir y cumplir sueños.

0

Bailando se queman calorías

Si eres una mamá full time, o part time y debes dividirte entre el trabajo y tus hijos, igual se extraña ese tiempo extra para quemar calorías ya sea en el gimnasio o en una buena caminata por el parque. Tal vez sales a pasear con el coche, pero finalmente no es lo mismo.

Aquí, te cuento las canciones que bailo con mis mellis alternando a uno por uno o a veces a uno en cada brazo. Sí, creo que me han salido un poco de músculos en los brazos en lugar de bajar el mofle de murciélago.

TOOBYS

Este dibujo es lindo. Me encantan sus colores y las letras de sus canciones. Además, el ritmo de sus canciones es muy pegajoso. No por nada tengo un CD de este monito en mi carro para escucharlo hasta cuando estoy sola. En Netflix hay dos volumenes hasta ahora. El dos lo acaban de cargar hace poco.

RONDAS EN 3D

He visto estos muñequitos hasta en sueños. Son los típicos muñequitos “deformes” pero que bailan de una manera muy graciosa y contagian a cualquiera. A mis hijos les encanta! Como son un poco antiguos hay varias canciones y los puedes encontrar en DVD, CD y como siempre en YouTube.

MARIA ELENA WALSH

Este dibujo sí que da un poco de miedo por sus formas. Pero no sé que tiene que deja pegados a los bebés. Las letras son bonitas, y también se prestan para mover el esqueleto y otras como para apapachar a los bebes y bailar pegaditos. He escuchado varias canciones pero no sé muy bien cuántos volúmenes hay por el momento.

CANCIONES DE PLIM PLIM

Además de ser una serie animada, tiene una versión de las canciones muy colorida y divertida. Me gusta ver cómo mis bebés me piden que les ponga su “pin pin”. Sonríen y se ponen a saltar sobre sus piernitas. Yo los cargo y empezamos a bailar juntos. Es un momento mágico.

LA GRANJA

De todas maneras han escuchado estas canciones. Son clásicos de los nuevos bebés de hoy en día. Pero tiene tantas, pero tantas canciones en YouTube que la hora de comer se convierte en una fiesta con todo lo que cantamos juntos y nos ponemos luego a bailar.

BOB ZOOM

Esta dibujo al inicio no me gustaba mucho. Era un poco diferente porque las conocidas canciones eran más lentas de lo común. Pero empecé a escuchar todas y me acostumbré. Mi Naelle ama la que voy a poner a continuación. No entendemos lo que dice, pero es muy bonita igual.

CANCIONES DEL ZOO

Este dibujo tienes dos volúmenes y además aplicaciones móviles muy bonitas. Sus canciones son muy pegajosas y aprendes los nombres de los personajes al toque. Es como para bailar toda la noche sin parar.

LA GALLINA PINTADITA

Y como no podía faltar la preferida de mis mellis, tenemos a la famosa gallina pintadita. Tiene dos volúmenes en castellano y un tercero que aún está en Portugues pero es muy lindo también. Canciones divertidas, alegres colores y personajes lindos son los principales de este dibujo. A bailar!

Así que no hay escusa. Tenemos muchas opciones para ponernos a bailar y disfrutar con nuestros pequeñitos. Los entretenemos, pasamos tiempo con ellos y quemamos calorías. Qué más!

1

Jugando la pasamos mejor

Mis hijos ya tienen un año y un mes. En esta etapa ya no quieren estar mucho tiempo en brazos, ni sentados sin hacer mucho. Están a punto de soltarse a caminar solos por largo tiempo (ahora dan máximo 10 pasos y de ahí no más) y todo les gusta investigar, meterse a los rincones más escondidos de la casa y recoger todo lo que encuentren. Aman abrir cajones y sacar todo lo que hay dentro (claro sin guardarlo luego), y además, quieren salir al parque todo el día si fuera posible.

Como a veces la mamá no está en casa para salir por ellos al parque, o llega tarde del trabajo y ya no pueden salir por el viento, felizmente hay muchos juegos divertidos para pasarla super dentro de la casa. Solo hace falta un poco de imaginación y muchas, pero muchas ganas de pasarla bien.

20150814_190013

Y bueno, hay que tener en cuenta que todo lo que hacemos ahora con nuestros bebés, estimulan y contribuyen a su buen desarrollo psicomotor, de lenguaje y de relación con su entorno.

Aquí algunas ideas que he podido experimentar con mis chukis:

1. Alfombra mágica: Un juego que desarrolla su balance y estabilidad
¿Qué necesitas? Una alfombra, sábana o trapo grande de tela; un espacio abierto con piso suave o deslizante (no funciona en suelos alfombrados). Mueve los muebles para tener una “pista” más grande y segura, libre de objetos peligrosos como adornos de cristal.
¿Cómo jugar? Sienta al pequeño en la alfombra (o tela), pon un cojín en su espalda, toma una esquina, y muévela suavemente por el suelo. A los bebes les encantan estos paseos en una “alfombra mágica” donde además estarás ayudando a desarrollar su estabilidad. Si tu hijo no es estable al sentarse aún, entonces puedes simplemente acostarlo en la alfombra. Mientras lo paseas puedes ir narrando un cuento imitando sonidos y jugando con voces divertidas.

2. Rompe burbujas: Desarrolla su coordinación
¿Qué necesitas? Un recipiente en donde mezclar agua con shampoo, y un aparato para hacer burbujas.
¿Cómo jugar? Siéntate frente a tu bebé y sopla burbujas cerca de su cara. Verás como trata de tocarlas con sus propias manos. Si tu hijo ya camina, déjalo que se pare y tira burbujas por todos lados para que las siga y las rompa con sus manos. La risa que escucharás será simplemente mágica.

3. Música con ollas: Desarrolla su sentido del ritmo y coordinación
¿Qué necesitas? Elementos de cocina sin filo. Ollas livianas, tapas de ollas, envases de plástico duro y cucharas de palo funcionan muy bien.
¿Cómo jugar? Haz música junto a tu pequeño. Invítalo a que haga sonidos con los distintos elementos, puede usar las cucharas de palo de baquetas y las ollas de batería. Si son un poquito más grandes pueden imitar los sonidos que tu creas, como un “monito mayor” musical.

4. Araña arañita: Desarrolla su motricidad fina
¿Qué necesitas? Mucha imaginación.
¿Cómo jugar? Inventa una canción sobre una aralita (o la clasica ipsy dipsy spider), junta tus manos, y haz que la yema del dedo pulgar de una mano toque la yema del dedo índice de la otra (con las palmas de las manos en direcciones opuestas), luego toca tu otro dedo índice con el dedo pulgar de la otra mano, y así anda intercambiando simulando una escalera. Los pequeños tratarán de imitar este movimiento con sus deditos mientras cantas la canción.

5. Bebés voladores: Desarrolla su sentido del balance
¿Qué necesitas? Solo tus brazos.
¿Cómo jugar? Toma firmemente a tu bebé en brazos y hazlo “volar” con su estómago hacia abajo. Puedes subirlo, bajarlo, acercarlo a objetos y personas; sólo asegúrate de nunca hacer este juego después de una comida o con niños muy pequeños ya que el movimiento puede hacerlos vomitar. Si nunca has hecho este juego tómatelo con calma y parte muy lento. Tú conoces a tu bebé y sabes cuanto movimiento es apropiado para él. A los míos les encanta que los acerque a las hojas de los árboles, se ríen a carcajada limpia!

6. Las manitos. Desarrolla el conocimiento de su cuerpo
¿Qué necesitas? Tus manos.
¿Cómo jugar? Canta la canción “saco mis manitos” siguiendo las “indicaciones” de la canción, moviendo las manos en la primera parte y ocultándolas al decir “las vuelvo a guardar, “saco mis manitos”. Si no sabes la canción la puedes inventar. Es algo así: Saco mis manitos, las hago bailar, las abro y las cierro y las vuelvo a guardar.

7. Congelado: Desarrolla su habilidad de escuchar y relacionar
¿Qué necesitas? Una radio.
¿Cómo jugar? Toma al bebé en tus brazos y baila con la música, luego pausa la canción y deja de moverte. Pon la música de nuevo, baila, pausa y deja de moverte. Poco a poco el bebé va a entender el juego y va a hacer la conexión de que cada vez que la música para ustedes van a dejar de bailar. Este es un gran ejercicio para los padres que además de entretener a sus hijos tendrán una mini clase de cardio, no está de más quemar un poco de calorías, más que nada si sufres de escacez de tiempo para ir al gimnasio, como yo.

8. Camino de obstáculos: Desarrolla su balance y motricidad gruesa
¿Qué necesitas? Cojines, almohadas, elementos blandos.
¿Cómo jugar? Crea un camino de obstáculos con los cojines y luego toma a tu hijo de los brazos (este juego es para niños que ya saben caminar) y ayudalo a pasar de un lado del camino al otro. Puede saltar los cojines o simplemente subir sus piernitas y pararse arriba de ellos. Esta actividad le ayudará a desarrollar los músculos de las piernas y mejorar su balance.

9. Espejito espejito: Desarrolla el conocimiento de su cuerpo
¿Qué necesitas? Un espejo.
¿Cómo jugar? Pon al peque frente a un espejo y mira cómo reacciona enfrentada a su propia imagen; poco a poco irá entendiendo que “la persona” del espejo es él/ella misma. Tómalo en tus brazos y sal del rango del espejo y luego vuelve al espejo para que vea cómo aparece y desaparece. También puedes hacer distintos tipos de caras como cara feliz, cara enojada, cara triste, etc, o apuntar a sus partes del cuerpo mientras dices sus nombres: “Esta es tu nariz”, “estos son tus ojos”, “esta es tu mano”, y así puedes crear y enseñarle lo que quieras. Hasta jugar a las escondidas.

10. Tira la pelota: Desarrolla su sentido de coordinación
¿Qué necesitas? Una pelota blanda.
¿Cómo jugar? Siéntate frente a tu bebe y empuja la pelota hacia él, el fin es que empuje o tire la pelota en tu dirección. Los bebés pueden tomar la pelota, sentir su textura, empujarla y patearla, toma en cuenta que los pequeños son muy curiosos y cualquier tipo de exploración que hagan es beneficiosa, por lo que si tu bebe se pasa más tiempo tocando la pelota que empujándola hacia ti no debes preocuparte. Dale su tiempo y verás como de a poco entiende el juego. Los míos quieren pasarla por encima de su cabeza y hasta se acuestan sobre ella para “rodar”, ahí tienes que tener sumo cuidado porque pueden chocar contra el suelo en unos de esos ruedos divertidos.

Y así como estos juegos existe miles más que puedes ir creando con mucha imaginación y mucho mucho amor. Siempre que se trata de nuestros bebés no hay límites. Nos divertimos en cualquier lado y tratamos siempre de darles lo mejor. Por algo fuimos elegidas como “mamis”.

IMG-20150618-WA0005

3

El pie de tu bebé

Muchas veces nos preguntamos qué tanto ayudan los masajes a nuestros bebés. En lo personal, pienso que ayudan mucho, sobre todo cuando se trata de masajear los piecitos. Es bueno que durante el baño y después de él, nos acostumbremos a que por lo menos unos 10 minutos de relajo debemos tener juntos. Y qué mejor manera que acariciando cada parte del cuerpito de ese ser perfecto que salió de nuestro propio cuerpo.

Es un momento lindo, que puedes hacer tan íntimo y especial que incluso sentirán que algo les falta si es que un día no hacen esta parte del ritual de baño. Lo único que debemos hacer es lo siguiente:
1) Elegir el horario perfecto. Creo que de noche ya para que luego entren a la cama y duerman rico, es el mejor. Pero depende de cada mami. Y bueno, tratar de que sea un momento que sea fácil de replicar los siguientes días para tratar de hacer un horario fijo.
2) Poner música linda de fondo. Es clave tener un ambiente tranquilo y sin mucho ruido. Esto te permite conectar con el bebé de manera especial. En mi caso este punto es difícil porque mientras uno está recibiendo el masaje la otra anda revoloteando por ahí a sus anchas.
3) Contar con una buena crema antialergica para bebés. Yo uso la crema de Aveeno de Lavanda. Dicen que las propiedades relajantes de la lavanda son increíbles y lo mejor de todo es que “dicen” que a algunos les funciona perfecto como relajante. Para mis chinos creo que necesitaría un campo entero de lavanda pero en fin.
4) Comunicación a mil. Mientras vas masajeando al bebé debes hablarle, conversarle sobre tu día y además contarle qué es lo que estás haciendo y qué parte de su cuerpo estás tocando. Es básica la comunicación entre los dos, y también el contacto visual. Clave!

Ahora, entrando a la mejor parte de todas, tocan los pies. Empiezo desde la misma tina con el jabón con el que los baño. Mansajeo un poquito cada pie y luego lo enjuago. Afuera de la tina ya con pañal bien puesto por si las moscas empezamos con la reflexología. Lo mejor de todo es que puedes hacerlo tú misma, con mucho cuidado y delicadeza como todo lo que hacemos para ellos.

Los bebés son especialmente sensibles a la reflexologíay muchas mamás instintivamente frotan los pies y las manos de sus pequeños en momentos de irratilibilidad, incomodidad y llanto. La reflexología ayuda y libera. Los resultados en bebés casi siempre se experimentan inmediatamente y puede calmar a un bebé irritable o ayudar a aliviar los dolores de estómago o estreñimiento. Puede comenzar a practicarse desde el nacimiento y puede ser utilizada como una herramienta valiosa para los padres para disipar las tensiones de sus hijos. Conforme el bebé crece y empieza a caminar, el uso de la reflexología también puede ser combinado con el control de la evolución de los pies. Los pies de los niños deben ser revisados ​​regularmente para evitar problemas causados ​​por llevar zapatos mal ajustados tales como: pies planos, callos, deformidades de los dedos, así como enfermedades infecciosas como el pie de atleta y las verrugas.

Es beneficiosa para los bebés que han experimentado un parto difícil, como con fórceps por ejemplo. Puede usarse como una terapia de curación natural para las enfermedades agudas, así como una herramienta de mantenimiento preventivo para una buena salud.

Para practicar estos masajes de manera correcta debes tener en cuenta lo siguiente:
– Usar una presión suave.
– Si el niño está enfermo, los puntos reflejos serán muy sensibles.
– Si el bebé empuja su pie para distanciarse de la presión es que no se está efectuando debidamente. No le está gustando y se debe parar y probar de modo distinto, quizá más suave, o en otro momento.
– No debe durar más de 5 a 10 minutos. O hasta lo que aguante el bebé. Él decide.

Finalmente les dejo una interesante imagen para que puedan visualizar dónde están los puntos de reflejo en los pies. Inténtenlo y verán que es muy bueno para ustedes y para ellos mismos.

Reflexología bebes

4

Para papá!

En unos días se viene el día del padre. Este es un día super especial, y en lo personal, es el primer día del padre “oficial” del papá de mis yemitas. Digo oficial porque el año pasado ya era papá, solo que sus hijitos aún estaban en la panza de mamá. Aún así, celebramos su día como debía ser, pero ahora, ya con los dos en el mundo es diferente!

Pensé y pensé muchos días previos en el mejor regalo. Pues está bien que en este día clasifiquemos regalos según el tipo de papá: tecnológico, deportista, intelectual, pretencioso, viajero, hogareño, entre otros. Depende de eso muchos eligen sus regalos:
Para el papá clásico: Estos papás se caracterizan por pasar mucho tiempo con su familia, tranquilos y aunque a veces son poseídos por un espíritu estresado, buscan una vida feliz y llena de tranquilidad en el hogar.
Regalos: inscripciones en cursos (para catar vinos sería una buena opción), un buen lapicero, entradas al teatro, un perfume, una colección de películas en saga o sobre un tema que le apasione.

Para el papá intelectual: Este tipo de papá siempre está actualizándose en cursos de su carrera, leyendo libros y viendo documentales interesantes. Todo un ratón de biblioteca.
Regalos: un kindle sería ideal (puede bajar e-books o comprarlos a buen precio), su libro favorito en alguna nueva edición o un clásico que ame desde siempre, una linterna de cabecera de cama para poder leer por las noches sin molestar a la mamá, alguna inscripción a un curso corto que le interese.

Para el papá Tech: Es que este es el yo creo que es el tipo de papá más de moda en estos últimos tiempos. Es un papá que siempre está a la vanguardia de lo último en tecnología, teléfono, laptop, reloj, tablets y demás juguetes electrónicos. Además, es una papá que ama “jugar” con sus hijos, y solo también por qué no? y es de los que buscan juegos de Play nuevos y se envicia cuando puede.
Regalos: juegos nuevos para la consola que tenga (play, xbox, computadora, entre otros), memoria expandible para celular, una buena cámara fotográfica, auricular con bluethood, parlante portátil, cargador portátil, y todo lo que suene y parezca tech.

Para el papá deportista: Es el papá que no puede estar ni un día sin hacer deporte. Los fines de semana se caracterizan por salidas a caminar al aire libre y luego de una mañana de caminata un par de horas en la natación. Y los días de semana antes del trabajo, su buena hora en el gimnasio. Están en una onda de vida sana, mente sana. Siempre consumiendo alimentos orgánicos y tratando de inculcar lo mismo en su familia.
Regalos: accesorios para hacer ejercicios, una pelota, un viaje de aventura con mamá, una gorra de su equipo favorito, clases de natación, entradas para el estadio a ver a su equipo, alguna experiencia de deporte de aventura.

Para el papá musical: Es ese papá que tiene todos los instrumentos del mundo y si alguno le falta, lo pide por su cumpleaños o por Navidad. Es el que va a conciertos y colecciona discos de sus grupos favoritos y todavía guarda sus cassettes clásicos de cuando era puber. Ese tipo de papá es mi esposo. Y me siento tan bien hablando de tipos de regalos que se le puede hacer este tipo de papá porque lo he pensado desde hace muchos años.
Regalos: entradas a conciertos, discos formato inédito de sus bandas preferidas, un polo con el logo de su grupo ideal, una tarde de grabación en un estudio, un parante de guitarra eléctrica, un ukelele, algún instrumento raro que sepas que le encantaría coleccionar, discos de vinilo, uñas de guitarra, amplificadores, audífonos, entre mil cosas más.

Ahora, esos son los clásicos regalos, pero un papá también valora mucho esos regalos que se hacen con el corazón. Esos que las mamás piensan con amor y con las ganas de regalar algo original y que tenga mucho que ver con sus hijos y con la familia.

Esas ideas son las más bonitas. Algo pintado y hecho con las propias manos de sus hijos (por más que sean bebitos), tazas, cuadros, cupcakes, globos y cositas de ese tipo con fotos de la familia. Cartas, las cartas son lo mejor del mundo, y más aún si se escriben con el corazón en la mano.

Es el día del padre y yo lo celebraré de la mejor manera. Antes que todo, iré a visitar al mejor papá del mundo. Que me enseñó a amar de verdad y a ser una mejor persona. El que me dejó el mejor de los legados y el que me dio a la mejor familia que pude tener. Él se tuvo que ir un poco antes allá arriba donde están todos los ángeles, pero siempre recordaré las mil cartas y cositas lindas que le hacía en cada día del padre. Mi super héroe en la vida real!

Displaying Screenshot_2015-06-16-09-34-53-1.png

Feliz día papito! De aquí al cielo!